México
Foto: Verónica Martínez/Cuestione
¿El fin del neoliberalismo? Hay quien piensa que no se puede abolir por decreto
México
¿El fin del neoliberalismo? Hay quien piensa que no se puede abolir por decreto
Carlos Illades analiza al gobierno de AMLO
21 Feb | 2020
Por: Redacción
Muy Cierto
¿El fin del neoliberalismo? Hay quien piensa que no se puede abolir por decreto
Carlos Illades analiza al gobierno de AMLO
Feb 21, 2020
por: Redacción
Muy Cierto
Compartir:

En voz del presidente Andrés Manuel López Obrador la Cuarta Transformación es una realidad. Avanza a paso firme. A más de un año de la llegada del tabasqueño, el historiador Carlos Illades realiza una reflexión. “Todavía se pueden corregir cosas”, advierte.

En Vuelta a la izquierda, la Cuarta Transformación en México, Illades aborda las decisiones que ha tomado López Obrador, un presidente “por un lado, con una política social de izquierda y, por otro, con ideas conservadoras”.

Illades -con una taza de café- acompaña la charla sobre el jefe del Ejecutivo, al que ubica en la izquierda por “sus programas sociales, el aumento al salario mínimo, la ley laboral, aunque esta sea producto del T-MEC”.

¿AMLO abolió el neoliberalismo?

Reconoce que el lopezobradorismo llegó en forma abrumadora a la Presidencia, pero difiere, que con ello consiguiera abolir al neoliberalismo por decreto en marzo de 2019.

“El neoliberalismo no se puede abolir por decreto. En el mundo ninguna izquierda –que hay pocas en el poder– ha logrado sustraerse al neoliberalismo”, explica en entrevista para Cuestione, el Doctor en Historia por el Colegio de México.

Recuerda que pese a que algunos “gobiernos con más prestigio de izquierda: Lula o, incluso, Evo Morales –ahora inmerso en otros problemas– en su época dorada, Portugal, España, no estuvieron en condiciones y no tuvieron la fuerza suficiente para salirse del marco neoliberal. 

En su discurso “López Obrador dice o piensa, podrá podar cosas, pero no nos podemos salir por voluntad propia del neoliberalismo. Tan es así, que se vio casi forzado a negociar el T-MEC, eso te dice de la dependencia que tiene México con respecto al neoliberalismo”, expone Illades.

Rescate petrolero… riesgosa obsesión 

Que la industria petrolera ha sido saqueada por décadas es inobjetable para Illades. Que es un tema central en el proyecto económico del país, también; sin embargo; la estrategia emprendida por el gobierno de AMLO no es la adecuada.

“Uno, es la empresa petrolera más endeudada del mundo y la deuda rebasa los activos de Petróleos Mexicanos (Pemex) y, dos, el Estado no tiene los recursos para el rescate o los recursos suficientes, además, parte de las políticas de austeridad de López Obrador ha sido por ese rescate”.

¿Qué alternativa habría?

“La estrategia sería capitalizarla de otra forma y tendría que abrir mucho más el espacio a la iniciativa privada, porque el Estado no puede hacer un rescate basado en las finanzas públicas”, expone Illades.

Advierte que en la estrategia para el rescate de la industria petrolera, el Presidente está excluyendo proyectos que no dañen el medio ambiente.

“El Gobierno le está apostando a una industria que es altamente contaminante, merecería explorar otro tipo de fuentes de energía… Está comprometiendo las finanzas públicas en empresas obsoletas, altamente contaminantes, esa es su apuesta más fuerte. Así es el eje de su programa económico, el rescate de los energéticos, petróleo y electricidad”. 

Carlos Illades. Foto: Verónica Martínez

Fondeo frágil de programas sociales

La preocupación que ha mostrado López Obrador por la solución de los problemas sociales es destacaba en su gestión, aunque podría ser riesgosa a largo plazo ante la posible falta de fondeo.

“Independientemente que nos parezcan bien o no bien instrumentados, los programas tendrían que fondearse con los impuestos. López Obrador no parece dispuesto a que así sea. En un principio decía que en el 2021 se darían los primeros pasos para una reforma fiscal, ahora no creo que se dé después del 21”, menciona Illades.

La repartición de apoyos proviene de las subastas que el Presidente ha realizado con lo que le ha asegurado al crimen organizado.

“Aunque esto fuera acertado, tiene un límite y la posibilidad para fondear esos programas sociales pasaría, entonces, por subir los impuestos y por una economía creciente, sólo que ninguna de las dos cosas está haciendo. La economía prácticamente está estancada y los impuestos, puede ser que mejore la recaudación, pero es insuficiente”, menciona el historiador.

El talón de Aquiles...

Illades profundiza en algunos puntos de la llamada Cuarta Transformación y en ese análisis entre el café humeante, no duda en hablar del talón de Aquiles en el mandato de López Obrador.

“Son básicamente la inseguridad y la economía. Lo de la inseguridad –afirma el también investigador nivel 3 del Sistema Nacional de Investigadores– quizá lo pueda frenar, pero ahorita no parece. Aunque ya se estabilizaron algunas cifras, sigue subiendo la tendencia de los homicidios dolosos violentos… está lejos de resolverse”. 

Urge a que desde el Gobierno se “hagan más cosas y se destinen más recursos para poder financiar o pagar a las policías profesionales. No digo que sea la única solución”. 

Illades recuerda que “el Ejército ya está agotado… si está haciendo un aeropuerto, si está cuidando la frontera y luego combatiendo el crimen, más todas las deficiencias que pueda tener, pues simplemente es imposible”.

Sobre la política económica del lopezobradorismo, “ésta se basa en el nacionalismo económico de la posrevolución, no es bien vista por un sector del capitalismo financiero ni por las comunidades indígenas”.

El Estado doblado frente al crimen

El tema Ovidio Guzmán fue obligado en la conversación. Carlos Illades no lo duda. “La primera vez que yo creo que le pasan la cuenta a López Obrador por una política concreta fue lo de Culiacán. Ahí se vio un estado doblado frente al crimen” con la liberación del hijo del Chapo Guzmán.

El crimen organizado posee muchos recursos que no solo son financieros, sino la posibilidad de amenazar a un sistema judicial que es desastroso”, señala el Doctor Illades. “Otro elemento que es fundamental, es el cómo se ha deteriorado el servicio público, entonces o armas mal el expediente porque no sabes o porque te corrompiste o por las dos cosas, entonces se la facilitas a los delincuentes”.

Los casos como el de Rosario Robles con la “Estafa Maestra” o Emilio Lozoya, exdirector de Pemex y detenido en Málaga son diferentes al del crimen organizado.

“En este tipo de procesos el Estado tiene mucho más atención, cuida mucho más los procesos, los consigna por una cosa y entonces tiene más posibilidades de extender los procesos”.

¿Cómo se entiende lo de Rosario Robles?

“Tiene dos caras, una que Rosario Robles sí tiene que ver con la ‘Estafa Maestra’. Que no se nos olvide que es como la gran estafa del sexenio anterior, pero tiene otro elemento de castigo, y entonces ambas cosas cuentan, hay causa, pero del otro lado está el elemento de castigo que llama la atención”.

“Yo sin estar de acuerdo con lo que proponen y con sus cartas e incluso con sus justificaciones. Donde sí creo que tiene algo de razón, es que no es la única involucrada de la ‘Estafa Maestra’, y es mujer. La gente que tenía alrededor eran fundamentalmente hombres entonces hay un trato desigual”, puntualiza Illades.

Te puede interesar:  Constitución Moral es... ¿un código de ética?

AMLO y su huelga de Morena

En la mañanera del 19 de febrero, López Obrador dijo “estar en huelga” al ser cuestionado sobre la división al interior del partido que él fundó: Morena. 

“Mientras menos nos metamos en la politiquería, mejor, si no actuamos con profesionalismo con objetividad, se desacredita este espacio”, dijo el jefe del Ejecutivo.

Sin embargo, dice Illades, aunque Morena está fragmentado ante la figura de Andrés Manuel se alinea. “El riesgo que veo ahí es que la fragmentación sea percibida por los electores, puede ser que haya una merma”.

Considera que López Obrador “todavía depende de Morena. Según sé, hay un intento de apoyarse con los partidos chiquitos, con los que aspiran a tener el registro, pero todavía depende mucho de Morena que demostró ser una maquinaria electoral en 2018 e incluso desde las intermedias en 2015”.

¿Y la cartilla moral?

El análisis llega a la postura del Presidente sobre la importancia que le da a la familia, la Iglesia y el Ejército… y a la Cartilla Moral, un instrumento, señala Illades, arcaico. 

“Sorprende, es algo muy arcaico. Si hubiera sido en el Siglo XIX estaba bien, se escribían cartillas morales, convencer a la gente que hay que acatar las normas. Me parecería todavía necesario, pero el instrumento que escogió, no solamente es viejo, sino arcaico. Decirle a los niños que se porten bien o que amen a la patria, pues no creo que los convenza.

La plática con el historiador, al igual que su café llegó a su fin, no sin antes decirnos que con “Vuelta a la izquierda. La Cuarta Transformación en México…” lo que pretende es hacer un balance desde la izquierda a lo que va la Cuarta Transformación, pero también del proceso que llevó a la Presidencia.



Compartir: