México
Cuestione | El T-MEC podría borrar las fotos de tus redes
México
El T-MEC podría borrar las fotos de tus redes
¿Cómo afectará el tratado tus publicaciones?
31 Oct | 2018
Por: Redacción
Parcialmente Cierto
El T-MEC podría borrar las fotos de tus redes
¿Cómo afectará el tratado tus publicaciones?
Oct 31, 2018
por: Redacción
Parcialmente Cierto
Compartir:

Una mañana te levantas, revisas tu celular y te encuentras con un meme. La imagen te parece divertida, así que la compartes una, dos y hasta tres veces. Lo que no sabes es que la foto empleada para hacer el chiste que te gustó tanto, tenía derechos de autor y acabas de violar la ley de manera reiterada, así que tus cuentas sociales corren el riesgo de ser canceladas. Y todo, gracias al nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

El nuevo acuerdo trilateral no sólo toca temas de aranceles y cuotas, también pretende regular aspectos relacionados a internet y datos personales. De acuerdo con Luis Fernando García, director de la organización 3D Red en Defensa de los Derechos Digitales, hay cláusulas en el renovado TLCAN que vulneran los derechos de los internautas.

“Pondría en riesgo la libertad de expresión o el derecho a la cultura de los mexicanos. (...) Básicamente México lo que está haciendo con este tratado es renunciar a su potestad, a su obligación, inclusive, de intervenir en protección de los derechos humanos y del interés público”, dice García.

En el capítulo de propiedad intelectual del acuerdo -y que podría entrar en vigencia hasta 2020-, existe un “mecanismo de notificación y remoción”, que significa que cualquier persona que se ostente como autor de una imagen, un texto, un dibujo, pueda exigirle a la página de internet en donde se encuentra que la quite, aún sin antes contar con la sentencia o solicitud de una autoridad competente. La piden = La quitan.

“El sólo hecho de hacer la notificación obliga a las empresas y a las páginas de internet y los servicios de internet, en general, a remover ese contenido, porque si no se ponen en riesgo que sean demandadas, lo cual genera un efecto de censura privada en internet que es sumamente pernicioso”, dice García.

En caso de no remover los contenidos reclamados, las páginas de internet estarían en riesgo de ser demandadas y sufrir consecuencias legales, de acuerdo con el nuevo T-MEC. Esto podría llevar a un efecto de autocensura entre los propios sitios web, al tener que adelantarse a remover contenidos “sospechosos”, para evitar represalias judiciales.

Además se otorga un amplio poder a las empresas dominantes en el mercado de internet para decidir de manera discrecional lo que es dañino y objetable en la red, en detrimento de la libertad de expresión, explica García.

En el tema de la propiedad intelectual, se obliga a los países firmantes del tratado a incrementar las penas contra lo que se conoce como elusión de medidas tecnológicas de protección, es decir, se criminaliza el acto de romper los candados digitales que los fabricantes ponen en sus productos para garantizar que sus clientes empleen sólo sus servicios y mercancías.

Por ejemplo, en el caso de una falla en sus dispositivos, los consumidores no pueden recurrir a otro a servicio que no sea el que ofrece el propio fabricante.

 

Adiós, datos personales

Ahora las empresas podrán llevarse los datos personales que recopilen (de usuarios, clientes efectivos o potenciales, proveedores, etcétera) a través de sus páginas u otras vías, ya que el tratado dejaría sin efecto la Ley de Protección de Datos Personales y el gobierno federal dejaría en manos de terceros la obligación de proteger los datos de los ciudadanos.

Para Luis Fernando García, el texto del T-MEC viola los derechos digitales de los usuarios al favorecer los intereses de las empresas, sin embargo su aprobación en el Congreso mexicano es inminente.

“Por diseño el tratado es deliberadamente complejo, ni siquiera está disponible una versión en español del tratado, tiene muchísimos tecnicismos, es muy rebuscado, complejo, larguísimo, si uno lo imprime es una torre de papel, y está diseñado así para que sea difícil oponerse (a él)”.



Compartir: