México
Foto: Gabriel Pichardo
Cuestione | El vía crucis chilango por la gasolina
México
El vía crucis chilango por la gasolina
12 Ene | 2019
Por: Juan Luis García
Muy Cierto
El vía crucis chilango por la gasolina
Ene 12, 2019
por: Juan Luis García
Muy Cierto
Compartir:

Los habitantes del Valle de México han visto alterado el abastecimiento de gasolina en la última semana y no parece haber una pronta solución. Mientras que en la Vialidad de la Barranca en Naucalpan una gasolinera de Pemex se encuentra cerrada por el desabasto, a casi 400 metros decenas de carros hacen fila en una estación de Go Mart.

Las compras de pánico han generado una larga espera que terminan por agotar el combustible en las estaciones de gasolina. Los despachadores acusan que las pipas de 20 mil litros sólo alcanzan para pocas horas.

Foto: Gabriel Pichardo

La suerte tampoco ha estado del lado del presidente Andrés Manuel López Obrador -en su lucha contra el robo de combustibles- para arreglar el problema en la capital del país; pues un accidente provocó una fuga en el ducto Tuxpan-Azcapotzalco, que alimenta la Ciudad de México, el pasado 8 de enero.

“Es complicado, nunca se había vivido algo así… en la mañana estuve parado dos horas y media (esperando). Por eso dije, qué tal que ya no abren la gasolinera”, dijo César Guzmán, quien ahora, en vez de llevar su coche, llena recipientes en la estación de servicio Pemex 9633, de la Colonia Lomas del Chamizal.

Junto con Guzmán hay una fila de al menos una decena de personas que prefieren llenar los bidones, “es una forma más rápida”, explicó.

La gasolinera no parece haber puesto límites a la cantidad de botellas de plástico que puede llenar cada cliente y en determinado momento un taxi llega, sin hacer fila, a recoger cuatro de estos recipientes. Todos son puestos en la parte de atrás, y el asunto de abastecimientos parece arreglado.

Otra forma en la que algunas personas han empezado a hacer negocios es la reventa de gasolina, que se anuncian en Facebook, a 800 pesos los garrafones de 20 litros. Casi el doble de lo que cuesta la gasolina magna en una estación de servicio.

Esperar para nada

“Hay veces que estás esperando, llegas al punto y ya no hay gasolina. No sabemos si está haciendo las cosas bien o no”, dijo Francisco Mendoza, quien llegó en su vehículo a comprar gasolina en la Colonia Lomas del Chamizal.

Son casi las cuatro de la tarde, pero los despachadores anuncian a quienes llegan que sólo queda una hora más de gasolina. El anuncio no alcanza a quienes esperan en la fila y una hora después la estación habrá cerrado. Nadie sabe cuándo volverá la siguiente pipa.

Los dos días anteriores el mismo lugar cerró por varias horas y los despachadores creen que será hasta el sábado 12 de enero que vuelvan a tener combustible.

Hasta las 10 de la noche del viernes 11 de enero, 85 de las 400 gasolineras en la Ciudad de México estaban cerradas, confirmó a Imagen Noticias el gobierno capitalino.

"Considero que está bien la iniciativa de ver lo del robo, pero no me parece humano lo que está pasando ahorita, hay gente que sus trabajos dependen de esto y no me parece bien que esperen dos horas para que les digan que no hay gasolina”, dijo Valeria, una clienta formada para llenar un bidón.

En tanto, la tensión crece entre quienes hacen la fila en su vehículo. Los carros se enfilan en el carril derecho, del mismo lado de la gasolinera, y sus bocinas suenan cada vez que otros intentan colarse. Algunos autos sólo piden la vía para entrar a su domicilio, pero no logran que les cedan el paso con facilidad.

Para evitar que la gente se meta a la fila, los despachadores impiden el paso a quienes en la gasolinera Go Mart de la Vialidad de Barranca, en Naucalpan, quieren comprar productos en la tienda de la estación. A éstos se les asigna otra entrada, algo poco usual.

Foto: Gabriel Pichardo.

En su conferencia mañanera del viernes 11 de enero, López Obrador mandó un mensaje a los huachicoleros: “a ver quién se cansa primero”, por lo que las irregularidades en abasto de gasolina podrían continuar en varios puntos del país. Eso sí, el presidente ha dicho que bajó el robo de 800 pipas diarias, en promedio, a 100.

¿Hasta cuándo seguirá la larga espera y la escasez de gasolina?



Compartir: