México
Foto: Amaranta Prieto/Cuartoscuro
Cuestione | Emilio Lozoya y el trayecto del dinero ilícito (que, aún, no tiene que ver con Odebrecht)
México
Emilio Lozoya y el trayecto del dinero ilícito (que, aún, no tiene que ver con Odebrecht)
¿De qué se le acusa?
29 May | 2019
Por: Redacción
Muy Cierto
Emilio Lozoya y el trayecto del dinero ilícito (que, aún, no tiene que ver con Odebrecht)
¿De qué se le acusa?
May 29, 2019
por: Redacción
Muy Cierto
Compartir:

Hace tres años, Emilio Lozoya Austin era un hombre libre a punto de dejar su puesto como director general de Petróleos Mexicanos (PEMEX), la (entonces) paraestatal más importante de México y, hoy, la empresa petrolera más endeudada del mundo.

El economista, político y empresario transitaba sin pena ni gloria de un país a otro, hasta la mañana de este 29 de mayo cuando amaneció con una orden de aprehensión por parte de la Fiscalía General de la República (FGR) por presuntamente triangular recursos públicos a través de cuentas bancarias en México y otros países para enriquecerse ilícitamente.

En estricto sentido, se le acusa de “uso de fondos a través del sistema financiero que son de carácter ilícito para beneficio propio o de terceros”, delito estipulado en el artículo 400 bis y 400 bis 1 de acuerdo con el Código Penal Federal, según dieron a conocer, desde el 28 de mayo, distintos medios gracias a filtraciones de la propia FGR.

Pero no, aunque a Lozoya lo perseguían desde 2017 acusaciones de haber recibido sobornos de la empresa brasileña Odebrecht (un caso de corrupción que implica a funcionarios de alto nivel en al menos 10 países de latinoamérica), la orden de aprehensión de esta mañana no tiene nada que ver con eso, o al menos eso explicó el Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero.  

¿Entonces?

En entrevista telefónica con Radio Fórmula, Alejandro Gertz Manero precisó que las órdenes de aprehensión contra el funcionario derivaron de una denuncia que presentó la empresa petrolera en marzo pasado por la plataforma de fertilizantes Agro Nitrogenados.

La historia se remonta a 2014, cuando Pemex adquirió la planta de fertilizantes Agro Nitrogenado por un valor de 275 millones de dólares, esto es poco más de 5 mil millones de pesos, que se pagaron a la empresa Altos Hornos de México (AHMHSA).

Pemex pagó inicialmente 475 millones de dólares por la compra y reactivación de Agro Nitrogenados; 275 millones fueron para la tesorería de AHMSA y otros 200 fueron para echar a andar la planta, según una investigación de 5to Elemento.

Según el Consejo de Administración de Pemex, las condiciones de la planta estaban peor que de lo que se había previsto, por lo que se autorizó un presupuesto extra de 285 millones de dólares para la rehabilitación, reveló la investigación periodística.

Hasta 2018, la Auditoría Superior de la Federación investigó la compra y concluyó que la adquisición de Agro Nitrogenados “no se realizó con las mejores condiciones de precio y calidad”, ya que -entre otros puntos- 60% de la maquinaria era inservible y varios bienes al final se clasificaron como material en desuso o chatarra, señaló 5to Elemento.

A partir de esa investigación, la FGR encontró operaciones en el sistema financiero nacional e internacional que se llevaron a cabo con recursos que podrían derivar de actos de corrupción, dijo la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en un comunicado.

La SHCP anunció, el pasado 27 de mayo, que por ese motivo se decidió bloquear las cuentas bancarias de Lozoya y de Alonso Ancira, dueño de AHMSA.

¿Obredecht, nada que ver?

Si la orden de aprehensión hubiera sido por Odebrecht, Lozoya sería el primer funcionario mexicano investigado, perseguido y posiblemente juzgado por este gran fraude internacional. En otros países, el caso Odebrecht ha ocasionado el enjuiciamiento de expresidentes, como en Perú donde Alan García decidió suicidarse horas antes de enfrentar la ley por este caso.

Sin embargo, el Fiscal General dijo que esta orden de aprehensión no tenía nada que ver con Odebrecht. El Fiscal declaró esto a pesar de que desde 2017, distintas investigaciones periodísticas revelaron que Lozoya habría recibido dinero de esta empresa brasileña cuando era encargado de asuntos internacionales de la campaña de Enrique Peña Nieto, en 2012.

De acuerdo con Proceso, en declaraciones juramentadas, tres exejecutivos de Odebrecht aseguraron que quien fuera director de Pemex entre 2012 y 2016 recibió “propinas” por 10 millones de dólares para ofrecerle a esa firma contratos a modo. En 2013, con Peña Nieto como presidente, Odebrecht ganó una licitación para obras en una refinería de Tula, Hidalgo.

Pero la cosa no queda ahí. El medio 5to Elemento también documentó un vínculo entre AHMSA y Odebrecht: un mes después de la adquisición de Agro Nitrogenados, la empresa AHMSA transfirió más de 3 millones de dólares a Grangemouth Trading Company, firma offshore (empresas constituidas fuera del país de residencia) de la constructora Odebrecht.

Sin embargo, según esa investigación, Grangemouth Trading Company no tiene empleados registrados y está domiciliada en Escocia. El dinero de AHMSA fue depositado a un banco comprado por funcionarios de Odebrecht.

Según 5to Elemento, desde esa cuenta (con número 244087) se transfirieron los sobornos a presidentes, ministros, viceministros, congresistas, directores de empresas públicas y políticos de diversos países. También de esa cuenta se transfirieron 5 millones de dólares a Zecapan S.A., la empresa fantasma en la que se depositaron sobornos para Lozoya.

En 2012 Lozoya compró una casa por 38 millones de pesos, lo que dejó casi sin fondos dos cuentas que tenía en Suiza, una con 5 mil 315 francos suizos y la otra con 29 francos, según Proceso. Este 29 de mayo, la vivienda fue cateada y quedó a resguardo de la FGR.

¿Por qué nos importa?

En actos de corrupción como estos, las víctimas directas son los ciudadanos que pagan impuestos, ya que el dinero que va de la compra de una maquinaria inservible, pasa por empresas fantasmas, llega a cuentas involucradas en lavado de dinero y termina en casas de súper lujo de funcionarios y empresarios, sale del dinero y trabajo de las y los mexicanos.

A esto se suma que la corrupción, cuando no se castiga, manda el mensaje de que se puede actuar ilegalmente desde la función pública sin que nadie haga nada.

¿Qué le espera a Lozoya?

Por lo pronto, el exdirector de Pemex y su familia se ampararon contra las órdenes de aprehensión, bajo el argumento -según ha declarado su abogado Javier Coello-, de que fue Pemex y no Lozoya quien firmó un contrato con AHMS, y de que se violó el debido proceso al filtrar información. También, Coello aseguró que el funcionario no ha huido del país.

Por su parte, la Fiscalía explicó que un juez le otorgó la suspensión provisional, pero que eso no significa que le otorga el amparo ni que se interrumpe la persecución del delito. El abogado de Lozoya explicó que, la solicitud de amparo se tramitó luego de que Notimex, la agencia del gobierno de AMLO, difundiera en un tuit que había una orden de aprehensión en contra de Lozoya.



Compartir: