México
Foto: Edgar Jasso/Cuaroscuro
Empresas que construirán refinería Dos Bocas: una casi fantasma; otra ligada a Odebrecht
México
Empresas que construirán refinería Dos Bocas: una casi fantasma; otra ligada a Odebrecht
No hay corrupción, dice el presidente
08 Jun | 2019
Por: Gilberto Molina
Muy Cierto
Empresas que construirán refinería Dos Bocas: una casi fantasma; otra ligada a Odebrecht
No hay corrupción, dice el presidente
Jun 08, 2019
por: Gilberto Molina
Muy Cierto
Compartir:

El caso de la empresa tabasqueña Grupo Huerta Madre (GHM) puede considerarse un auténtico golpe de suerte y el empujón que necesita cualquier persona para emprender.

A tan solo 10 días de haberse constituido -el pasado 17 de mayo-, de acuerdo con el registro público de la Propiedad en Villahermosa, ganó la licitación para iniciar los trabajos de acondicionamiento del sitio donde se levantará la refinería de Dos Bocas.

También te puede interesar: Dos ejemplos internacionales que demuestran que Dos Bocas no es viable

Grupo Huerta Madre resultó ganador de manera conjunta con la firma holandesa Van Oord, especialista en dragado, es decir, la tarea de preparar el terreno para megaproyectos de infraestructura.

En el camino quedaron las empresas Dredging International (Bélgica); Boskalis (Holanda) y Mexicana de Dragados, perteneciente al consorcio Jan de Nul (Luxemburgo).

Boskalis impugnó la licitación con el argumento de que ambas empresas ganadoras no tienen la capacidad para realizar los trabajos de acondicionamiento. Pero...

¿Quién dice que no se puede?

El capital inicial de Grupo Huerta Madre fue de apenas 60 mil pesos, de acuerdo con información publicada por distintos medios de comunicación. Si quien lea esta nota desea hacer una búsqueda elemental en internet de GHM, descubrirá que no tiene página oficial o cuentas de redes sociales.

Se le vincula al empresario Manuel Santandreu Hernández, presidente de Constructora Santandreu, que fue multada en enero pasado con casi 14 millones de pesos por daños a la vegetación en el predio de Dos Bocas, donde ya se construye la refinería.

Tiene página de internet: www.cssa.com.mx/, pero si uno llama a los teléfonos que ahí aparecen, una grabación responde el clásico: “lo sentimos, el número que usted marcó no existe. Favor de verificarlo”.

Pese a todo, ganó la licitación al presentar junto a Van Oord la oferta más atractiva, por el orden de alrededor de 5 mil millones de pesos.

Cuestionado sobre las presuntas irregularidades de GHM, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo el pasado 4 de junio en su conferencia mañanera que hay que esperar la resolución de las instancias competentes en torno a las impugnaciones presentadas, “lo que sí puedo decir es que no hay corrupción”, aseguró.

Odebrecht salpica a Van Oord

En 2014, la firma holandesa participó en la licitación internacional para limpiar el Río de la Plata en la isla argentina de Martín García, junto a Sabrimol Trading, acusada de ser una “empresa fantasma” desde donde se tejió una larga cadena de “favores”.

El diario argentino La Nación, publicó que Sabrimol, propiedad del empresario Jorge "Corcho" Rodríguez, era en realidad la “pantalla que Odebrecht utilizó para canalizar millones de dólares en sobornos”, con base en una investigación judicial.

Van Oor reconoció el “acta de acuerdo” con Sabrimol, pero se deslindó de complicidades criminales en el caso Odebrecht, que salpicó a 11 países latinoamericanos, incluido México.

El pasado 3 de junio, la empresa holandesa informó a través de su página de internet que Pemex le adjudicó el proyecto de Dos Bocas, Tabasco, con un valor de contrato por aproximadamente 235 millones de euros junto a Grupo Huerta Madre.

Bajo la sospecha de una nueva sociedad irregular, se le preguntó al presidente López Obrador si existía la posibilidad de retirarle la concesión a Van Oor, lo cual negó de manera categórica.

“No. Siento que fue buena la licitación y que la empresa holandesa es una empresa especializada y con ética”, fueron las palabras del mandatario mexicano el 3 de junio.

Las metas en Dos Bocas

Van Oord afirmó que le apuesta a la autosuficiencia petrolera de México en materia energética y detalló en qué consistirá su labor:

Dentro de 10 meses, Van Oord recuperará 12 millones de metros cúbicos o arena para crear 600 hectáreas de tierra nueva. Cuando esté operativa, la refinería Dos Bocas procesará alrededor de 340 mil barriles de crudo pesado por día. Esto hará que México sea autosuficiente en el campo de los productos de combustibles refinados”, afirmó la empresa.

También te puede interesar: Contundente sí a Tren Maya

La secretaria de Energía, Rocío Nahle, estableció un plazo límite de tres años para la construcción de lo que será la séptima refinería del país, la cual constará de 17 plantas, 93 tanques de esferas de almacenamiento, urbanización, edificios, talleres y áreas verdes.

“Será de alta eficiencia energética y en su construcción se proyecta generar alrededor de 23 mil empleos directos y 100 mil indirectos”, presumió la dependencia federal en un comunicado fechado el pasado 18 de marzo, marcado en el calendario como el Día de la Expropiación Petrolera.

Largas filas de personas se dan cita todos los días desde que iniciaron las obras el pasado 2 de junio en Dos Bocas, municipio de Paraíso, Tabasco, en busca de empleo. Esperan que las promesas cristalicen en realidad.



Compartir: