México
Foto: Cuartoscuro
En el combate al huachicol, Pemex contradice al presidente
México
En el combate al huachicol, Pemex contradice al presidente
Siguen las tomas clandestinas
13 Sep | 2019
Por: Redacción
Muy Cierto
En el combate al huachicol, Pemex contradice al presidente
Siguen las tomas clandestinas
Sep 13, 2019
por: Redacción
Muy Cierto
Compartir:

Por: Mariangel Calderón

Imagina que las horas de fila que tuviste que hacer por el desabasto de gasolina, en enero pasado, no hubieran servido de nada. Se suponía que era un efecto de la lucha del gobierno contra el robo de combustible. Pero resulta que Petróleos Mexicanos (Pemex) confirmó que, al final, no se logró lo prometido.

En su primer informe presidencial, Andrés Manuel López Obrador presumió que el robo de gasolinas había disminuído 95%. Sin embargo, esto tendría que notarse en las ventas de combustible legal, pues las personas, al no encontrar huachicol, hubieran comprado gasolina de manera formal. Pero no fue así. 

Pemex vendió 38 mil millones de pesos menos que el año pasado, en los primeros siete meses del año, de acuerdo con el informe mensual sobre producción y comercio de hidrocarburos de Pemex

Fuente: Pemex

Esto echa abajo las meta del gobierno de recuperar 50 mil millones de pesos, que se perdían por el robo de combustible.

Tomas clandestinas, “en el mismo lugar y con la misma gente” 

La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana dio a conocer además que, entre enero y marzo, se habían detectado y clausurado mil 965 tomas clandestinas de combustible robado. 

En 2018 –antes de la estrategia anti-huachicol– Pemex había detectado y clausurado ocho mil 706 tomas clandestinas; para julio de 2019 –ya con la estrategia antihuachicol en marcha– aún existían ocho mil 655 tomas clandestinas: solo 51 menos, de acuerdo con El Economista.

Los avances en el combate al huachicol ensalzados por Andrés Manuel López Obrador, contrastan con las cifras reportadas por Petróleos Mexicanos, no sólo en materia de ventas internas, sino en las que refieren la existencia de tomas clandestinas, lo que evidenciaría que la estrategia de combate al huachicol no estaría dando los resultados que se presentaron.

Te puede interesar leer: ¿Crisis de combustible en México?

Un día, cerraron la llave

Para combatir el robo de combustible, el gobierno federal limitó la distribución de gasolina a través de los ductos, lo que provocó desabasto en seis estados.

Para regularizar la situación, López Obrador envió una comitiva a Estados Unidos –encabezada por el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard–, para comprar pipas y con ello abastecer de gasolina a los estados afectados por el cierre de los ductos.

A mediados de enero de este año, el presidente exponía que “el informe que tengo (...)  es de que ya se firmaron contratos para adquirir 571 pipas, con capacidad de 31 mil litros cada una y un costo de alrededor de 85 millones de dólares. A finales de marzo se tendrá capacidad para transportar 116 mil barriles adicionales".

Se suponía que la compra de las pipas era para satisfacer la demanda que se había dado por esos días de enero y que tenía a miles de personas haciendo largas filas para conseguir el energético. Se justificó la compra directa de las pipas, sin licitación, debido a la emergencia.

Luego, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) informó la compra de 671 pipas en Estados Unidos con un costo de 92 millones de dólares en enero de este año. Al parecer la emergencia no era tanta porque hasta marzo pasado solo circulaban 69, según el vocero de la presidencia, Jesús Ramírez.

Ramírez explicaba, en marzo, que de las pipas adquiridas para atender el desabasto de gasolinas, 280 ya habían llegado al país y 211 estaban en proceso de verificación, calibración, rotulación y emplacamiento.

Te puede interesar: Lo que el gobierno ha dicho sobre las pipas que compró 

“Con el apoyo de la gente que resistió la escasez de gasolinas durante tres semanas y con la activa participación de las Fuerzas Armadas hemos podido eliminar prácticamente esta actividad delictiva”, aseguraba López Obrador en su primer informe de Gobierno.

Al final, es el mismo gobierno el que está desmintiendo las cifras del presidente. Todo indica que el huachicol sigue fuerte y presente.



Compartir: