México
México
¿En qué gastan ahora los enamorados?
Se dispara venta de regalos
14 Feb | 2019
Por: Verónica Martínez
Muy Cierto
¿En qué gastan ahora los enamorados?
Se dispara venta de regalos
Feb 14, 2019
por: Verónica Martínez
Muy Cierto
Compartir:

Llegó el 14 de febrero con sus flores, chocolates, peluches, cenas románticas, declaraciones de amor, compromisos y hasta hoteles temáticos. Pero… ¿Adivinen qué producto se vende más en la semana del amor y la amistad? ¿Rosas, chocolates, peluches? Spoiler alert: es muy desechable.

Resulta que en la semana que va del 12 y hasta el 16 de febrero de cada año, la venta de condones se dispara entre 15 y 30%, según la compañía ByPrice. Y para este 2019 se prevé que el mercado sea de siete mil 970 millones de dólares. En México, la industria farmacéutica registró un total de 10 millones de preservativos vendidos por año, ya que el uso por persona del condón pasó de 0.5 unidades en 2007 a 4.5 en 2018.

Lo cual resulta intrigante si consideramos los datos arrojados por una encuesta de De Las Heras Demotecnia, en donde se observa que el 54% de los mexicanos se dijo enamorado pero, como paradoja, 73% dijo que nunca ha sido infiel.

Además, 45% de los encuestados cree que en este momento es difícil hallar el amor  en los tiempos match electrónico y un 84% dice que no se puede contar con las amistades generadas por internet en momentos difíciles.

Pero más allá de las cifras, la palabra de los expertos nunca falla. Por ejemplo, para Matías, un enamorado de 42 años “las flores nunca fallan. Un te amo y la comunicación ayudan a mantener una buena relación. Desde luego que esperas algún presente y siempre te eleva el ánimo, aunque si das algo caro, luego andan pensando que pusiste los cuernos. Claro que hay que invertirle al amor, que es barato hoy”. Así festejó él sus bodas de plata.

Foto: Notimex

En contraste, Viviana, de 19 años, asegura que “vivimos el momento; si conoces a alguien y hay feeling te das la oportunidad. Es difícil estar con una pareja cuando constantemente conoces a alguien mejor. Un like, un WhatsApp a mi ‘crush’, armar algo, es suficiente para el 14”.  

¿El concepto de amor cambió para los millenials? Tal vez escuden sus emociones en emojis, pero -aunque digan lo contrario- invertir en un regalo sigue en su agenda, aunque no son precisamente chocolates (ni condones) sus favoritos...

¿La industria del consumismo arrastra al amor?

Este Día del Amor y la Amistad, la Confederación de Cámaras Nacionales, Servicios y Turismo (Concanaco) prevé una derrama de  22 mil 195 millones de pesos. Esta cifra es 700 millones más que lo que se gastó en 2018.

Pero sí hay una diferencia: la juventud actual prefiere regalar experiencia y no tanto cosas materiales. El informe “índice anual del amor de Mastercard” -que analiza las transacciones con tarjeta de crédito durante la temporada de San Valentín de 2015 a 2017 a nivel mundial- reveló que el gasto aumentó 17% en esos años, y los bienes adquiridos tienen que ver con experiencias: como cenar, viajar, ver una película u otros de ese tipo.

De acuerdo con la Concanaco, los mexicanos se inclinan como primera opción para mostrar su amor con flores, dulces, chocolates, la reservación en algún restaurante o asistir a un bar.

La segunda alternativa es pasar el día en centros de esparcimiento como cines, teatros y parques de diversión. Le sigue regalar algún celular; después está el obsequiar ropa y calzado; los menos: perfumes o joyería.

Foto: Fernando Carranza García/Cuartoscuro

¿Mariposas en el estómago?... pues sí

No te compliques, hasta el amor tiene su explicación científica. Todo inicia en una parte del cerebro llamada sistema límbico. Dentro de éste, hay una región llamada hipotálamo que libera un ingrediente esencial del enamoramiento: la feniletalimina.

Ésta es una sustancia química que se produce de forma natural en el cerebro y que provoca una sensación similar a cuando consumes alguna anfetamina; de ahí esa sensación de euforia, exaltación y bienestar que trae el enamorado. Pero la feniletalimina no trabaja sola, otra de las sustancias que libera el cuerpo son la dopamina, la noradrenalina y la serotonina.

Toda esta compleja actuación neuroquímica puede producirse por la acción de las feromonas, que desatan el estímulo amoroso.

¿Cuánto dura?

Para aquellos que piensan como Juan Gabriel que “el amor es eterno”, les sorprenderá saber que las primeras fases amorosas pueden durar como mucho cuatro años, ya que el organismo se habitúa a la presencia de esta sustancia.

Fisiológicamente, las relaciones longevas se explican por un segundo mecanismo: las endorfinas. Estas sustancias que produce el cerebro proporcionan las sensaciones placenteras que asociamos con la pareja.

Si aún así el amor te parece muy complicado, existe un gran sustituto: el chocolate… la razón estriba en que el cacao contiene altas cantidades de feniletalimina, lo que en algunas personas produce un efecto placentero.

Además, existe otra explicación: según una investigación de Zenobia Lewis, de la Universidad de Liverpool, las bacterias alojadas en nuestros intestinos se llaman entre sí, de un cuerpo a otro. Esto explica las sensación caliente del vientre cuando estamos cerca de esa persona.

Ambas teorías no están tan alejadas entre sí. Está comprobado que las feromonas vienen de microorganismos que se forman en nuestro estómago.

Y a todo esto, ¿de dónde viene el Día del Amor y la Amistad?

Ahí te va la historia… Valentín era un sacerdote casamentero que en el siglo III desafió al emperador Claudio II, quien prohibió los enlaces matrimoniales porque consideraba que los solteros eran mejores soldados.

El religioso Valentín se empecinó en seguir con los ‘bodorrios’ clandestinos sin ton ni son, hasta que su osadía llegó a oídos del emperador, quien lo mandó encarcelar. Murió ejecutado el 14 de febrero del año 270 D.C.

Por ello, en el año 494 el Papa Gelasio I designó el 14 de febrero como el primer día oficial de San Valentín. La festividad fue incluida en el calendario litúrgico y celebrado por la iglesia católica los siguientes 15 siglos.

Mil 475 años después, el pontificado de Pablo IV eliminó del calendario la celebración; sin embargo, el festejo había echado raíces en varias sociedades y se transformó en lo que conocemos hoy como el Día de San Valentín.

Tras este breviario… ¿y tú cuánto vas a desembolsar?



Compartir: