México
Espionaje del Estado, bajo la lupa del INAI
México
Espionaje del Estado, bajo la lupa del INAI
Caso Pegasus puso a la PGR bajo investigación
27 Nov | 2018
Por: Redacción
Muy Cierto
Espionaje del Estado, bajo la lupa del INAI
Caso Pegasus puso a la PGR bajo investigación
Nov 27, 2018
por: Redacción
Muy Cierto
Compartir:

El gobierno de Peña Nieto compró un software que ha estado vinculado hasta con casos de asesinato de periodistas. Desde esta semana se está revisando el caso en el Instituto que garantiza la transparencia en México. ¿Llegarán a fondo?

En septiembre de 2016 se confirmó que la Procuraduría General de la República (PGR), a cargo de Jesús Murillo Karam, compró un software llamado Pegasus que permite capturar imágenes, mensajes de texto, escuchar llamadas telefónicas y robar información de cualquier smartphone en el que sea instalado.

Pegasus le costó 15 millones de dólares al gobierno mexicano, que lo pagó dos veces al grupo israelí NSO para espiar a periodistas, políticos y activistas desde 2014.

Ese mismo septiembre de 2016, el periódico The New York Times publicó un reporte de cómo el malware fue detectado en el teléfono de un activista de los Emiratos Árabes Unidos, así como en el de uno de los periodistas que escribió sobre corrupción en el gobierno de Enrique Peña Nieto.

Pero a pesar de que la compra en sí misma fue controversial, pues se hizo a través de terceros, en específico la empresa Balam Soluciones de Seguridad, cuyos dueños tienen tratos de venta de refacciones a la Secretaría de Marina, y su uso fue opaco, en su momento, la exprocuradora General de la República, Arely Gómez, quien recibió la segunda entrega del programa, dijo que “el uso de programas de espionaje en México fue conforme a derecho”.

¿Cómo operó?

El programa espía se instalaba en los celulares a través de mensajes de texto que simulaban venir de agencias de noticias como UNOTV o Animal Político. En el primer caso, el mensaje con la noticia falsa contenía una liga de descarga: “UNOTV.COM/ revelan audios telefónicos entre integrante de la ANAD y Perla Gómez planearon extorsión. Audios en: smsmensaje.mx”.

En el segundo caso, simulaban mensajes con situaciones más personales para la víctima, por ejemplo: “[Nombre de la víctima] en la madrugada falleció mi padre, estamos devastados, te envío los datos del velatorio, espero puedas venir, smsmensaje.mx”. Y así fue como algunas de las personas objetivo cayeron en la trampa y sus teléfonos quedaron intervenidos desde 2015.

Algunos de los blancos del espionaje fueron los abogados que investigan el caso de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, periodistas que reportaron corrupción gubernamental y activistas que apoyan a víctimas de abusos sexuales, entre otros.

Después del escándalo, los datos duros.

En 2017, según datos de la Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D) y el New York Times, se supo que para espiar 10 usuarios de iPhone con Pegasus, NSO cobra 650 mil dólares, sin contar la instalación, que cuesta unos 500 mil más.

En México, de 2011 a 2017, la Procuraduría General de la República (PGR), el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) se gastaron cerca de 80 millones de dólares en programas de espionaje israelí.

De acuerdo con un informe del Citizen Lab de la Universidad de Toronto, que ayudó a verificar algunos hackeos, hasta septiembre de este año seguían activos tres operadores de Pegasus. Y entre agosto de 2016 y 2018 se detectaron mil 91 direcciones IP (números de identificación de cada dispositivo en la red) y mil 14 dominios que coinciden con toda la estructura de Pegasus.

¿En qué va el caso Pegasus?

Este 27 de noviembre del 2018, uno de los asesinatos más trágicos y emblemáticos para el periodismo mexicano, el de Javier Valdez, fue ligado con el caso Pegasus. Y es que se confirmó que a tan sólo un día del homicidio de Valdez, el 15 de mayo de 2017 en Culiacán, Sinaloa, sus compañeros de trabajo y amigos cercanos recibieron un mensaje de texto con el programa espía. Se trató de un mensaje falso que aseguraba que los asesinos de Javier habían sido detenidos.

Para fortuna de su seguridad, los amigos, y sobre todo los jefes de Javier desconfiaron de los mensajes. Tanto Ismael Bojórquez, cofundador y director de noticias de Río Doce como el director de noticias, Andrés Villarreal, desecharon los mensajes.

Actualmente, ligada al caso Pegasus, existe una investigación federal sobre “cualquier uso indebido de la tecnología”, sin embargo no ha habido ningún resultado en el esclarecimiento de los casos de hackeo y vigilancia, así como no hay ningún funcionario público responsable.

Sobre el asesinato de Javier Valdez y otros periodistas, tampoco hay claridad. A diferencia de la impunidad: esa sí es clara.

Entonces, ¿quién podrá defendernos?

Como una luz al final del túnel, este 24 de noviembre el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) inició de oficio un proceso de verificación a la PGR por la recolección y tratamiento de datos personales obtenidos a través de Pegasus.

La decisión se basa en el presunto incumplimiento de principios y deberes de la Ley General de Protección de Datos Personales en Posesión de Sujetos Obligados. Con ello se le pedirá a la PGR la documentación e información vinculada a Pegasus.

La PGR ya fue notificada por el INAI del procedimiento que durará 50 días hábiles. En caso de que se compruebe un abuso o incumplimiento de la ley de protección de datos personales, el INAI dará una resolución para que las personas que hayan sido vulneradas tengan certeza y los responsables sean castigados.



Compartir: