México
Foto: Cuartoscuro
Feminicidios: los datos escondidos de la CDMX
México
Feminicidios: los datos escondidos de la CDMX
¿Sheinbaum nos está diciendo toda la verdad?
17 Sep | 2019
Por: Angélica Jocelyn Soto Espinosa
Muy Cierto
Feminicidios: los datos escondidos de la CDMX
¿Sheinbaum nos está diciendo toda la verdad?
Sep 17, 2019
por: Angélica Jocelyn Soto Espinosa
Muy Cierto
Compartir:

Mientras celebrábamos las fiestas patrias, una mujer de 32 años fue apuñalada ocho veces al interior de un departamento en la Ciudad de México. Desde que inició 2019, esta historia se repite una y otra vez, ya que cada semana, al menos cuatro mujeres son asesinadas en la capital del país.

Y a pesar de las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública; Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno de la Ciudad de México, se niega a declarar la Alerta de Violencia de Género (AVG), un mecanismo exigido desde 2017 por familias de víctimas para que el gobierno capitalino despliegue dinero y acciones urgentes para prevenir y mitigar la violencia contra la población femenina.

Te podría interesar: Suben asesinatos de mujeres en estados con nuevos gobiernos

Sheinbaum se niega a decretar esta alerta bajo el argumento de que la violencia contra las mujeres es una herencia del gobierno anterior, que son un mecanismo que requiere mucho dinero pero con pocos resultados, y que su administración ya emprendió una serie de acciones para disminuir los delitos contra las mujeres. 

Además, el gobierno de la CDMX asegura que el feminicidio no es tan grave como en otros lados del país. Según un comunicado público, desde junio de 2019, la capital se encontraba en el lugar 22, de 32 entidades, en el índice de feminicidios por cada 100 mil habitantes; y en violaciones en el lugar 17 de 32. Estos datos colocan a la ciudad en el 50% de las entidades con menores índices comparativos en estos delitos.

Las cifras de Sheinbaum son ciertas pero….

La Ciudad de México tiene un subregistro en casos de feminicidio; es decir, se investigan menos casos por este delito de los que realmente ocurren, de acuerdo con las diferentes organizaciones que solicitaron la AVG.

Esto es así porque la Procuraduría General de Justicia de la CDMX (PGJCDMX) sólo considera como feminicidios aquellos casos en los que el Ministerio Público (autoridad de primer contacto para las denuncias) tuvo la voluntad de investigarlos y tipificarlos como tal, según el informe de Implementación del Tipo Penal de Feminicidio en México, del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF).

El problema es que casi no existe esta voluntad...  

De acuerdo con el OCNF, la CDMX fue la primera entidad en tipificar el feminicidio con elementos para acreditar las razones de género, además cuenta con una agencia especializada y ha capacitado a sus operadores jurídicos en esta materia.

Sin embargo, dijo el OCNF, “existen fuertes resistencias” por parte de los operadores de justicia, tanto para iniciar las investigaciones desde la hipótesis de feminicidio como para considerar acreditadas las razones de género durante el desarrollo de las investigaciones.

Te invitamos a leer: Las mujeres aún son discriminadas por jugar futbol

¿Cifras maquilladas?

Cuando la muerte violenta de una mujer no es clasificada como feminicidio se le registra como homicidio doloso. En el caso de la CDMX, en 2019 se elevó el registro de víctimas mujeres de homicidio doloso pero disminuyeron las víctimas de feminicidio.

De 2018 a 2019, la tasa de feminicidios se mantuvo en 0.3; paradójicamente, la tasa de homicidios dolosos de mujeres pasó de 10.6 a 11.9 puntos, lo que representa un incremento del 12% de un año a otro.

*

Esto quiere decir que en la CDMX, sólo 21% de asesinatos de mujeres se investigan como feminicidio, lo que ubica en el número 15 de las entidades que menos investigan las muertes violentas de mujeres como feminicidio.

*

Esta tiene que ver con cómo se integran las carpetas de investigación desde el inicio. Según el OCNF, que acompaña a víctimas y analiza datos oficiales de distintas instancias, de 121 casos investigados de 2014 a 2017 como homicidios dolosos de mujeres –y no como feminicidios-, en 83% se desconocía el móvil de los asesinatos.

Sin embargo, en algunos de estos casos se podía inferir que los motivos fueron feminicidas, como la violencia familiar (en tres casos), motivos relacionados con celos (en dos casos), los mal denominados “pasionales” (cuatro casos).

En 74 de esos mismos casos se establecen causas de muerte como golpes (22 casos), asfixia (40 casos) o uso de instrumentos punzocortantes (12 casos), lo que está relacionado con el uso excesivo de la fuerza y cuentan como lesiones infamantes, pero la procuraduría no los investigó como feminicidios.

Más de un caso

De hecho, cuando las organizaciones civiles solicitaron por escrito la AVG, en 2017, expusieron algunos ejemplos al respecto. Hubo un caso en el que las autoridades de la PGJCDMX, en Coyoacán, sólo tenían la declaración de la pareja de la víctima, quien resultó ser el agresor. En este caso, las autoridades ni siquiera avisaron de los hechos a la madre de la víctima.

Un caso más emblemático fue el llamado “multifeminicidio de la Narvarte”, en 2015. En este hecho, en el que cuatro mujeres fueron asesinadas, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) señaló que a pesar de que los cuerpos de las víctimas presentaban violencia física y sexual (...) “la autoridad ministerial no dio relevancia jurídica a los indicios criminalísticos encontrados (y que) a pesar de la claridad de las disposiciones del protocolo especializado para la investigación del delito de feminicidio, no se siguió de forma completa”.

Paloma Nava Cerón, del Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria (una de las organizaciones peticionarias), explicó en entrevista para Cuestione que esto es consecuencia principalmente de la falta de capacitación, pero también de que las autoridades no quieren elevar la estadística en feminicidio. 

La activista también dijo que el gobierno de la capital no sólo tiene que acatar la alerta, sino que debe transparentar todo el procedimiento de implementación para garantizar que los recursos se usen debidamente y que las acciones no sean las mismas que en gobiernos pasados. 

¿Qué es un feminicidio?

Según el Código Penal Federal, para que un asesinato de una mujer sea considerado feminicidio se requiere que haya signos de violencia sexual; lesiones o mutilaciones denigrantes; antecedentes o datos de cualquier tipo de violencia en el ámbito familiar, laboral o escolar; o una relación sentimental, afectiva o de confianza con el agresor.

Otras características son que haya amenazas relacionadas con el agresor y la víctima; que la víctima haya sido incomunicada; y que su cuerpo sea expuesto o exhibido en un lugar público.

Entre las razones por las que el juzgado obliga a la CDMX a acatar la AVG es que en la capital existe un contexto que propicia la violencia feminicida; es decir, la forma más extrema de violencia contra las mujeres y que está conformada por el conjunto de conductas misóginas que pueden conllevar impunidad social y del Estado, según la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

De hecho, entre los principales motivos para solicitar la AVG en la CDMX no está sólo el feminicidio, sino otras formas de violencia contra las mujeres, ya que -según se lee en la solicitud- la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares 2016 ubica a la CDMX en el primer lugar en proporción de violencia contra las mujeres. 

Asimismo, ocupa el primer lugar nacional en violencia comunitaria, con un 61.1%, principalmente por violencia sexual en espacios públicos. Por otro lado, ocupa el tercer lugar en violencia en el ámbito escolar, con 30.6%.

La solicitud de alerta de las organizaciones también dice que el contexto de violencia feminicida en la capital es por un alto índice de desapariciones de niñas y mujeres, lo que se vincula con que esta ciudad es estratégica para las redes criminales de trata de personas que operan en todo el territorio nacional. 

Pero, sobre esta clasificación de formas de violencia, la Jefa de Gobierno ha guardado silencio.

Ante la negativa del gobierno (actual y el pasado) de la CDMX de declarar esta alerta, el pasado 14 de septiembre un juzgado federal otorgó un amparo a favor de quienes la solicitaron para que la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) y el gobierno de la CDMX emita esta alerta a más tardar el 30 de septiembre. 

Te invitamos a leer: Las diferencias entre acoso y hostigamiento sexual

Este 17 de septiembre, la Conavim ya aceptó la solicitud del juzgado, por lo que Claudia Sheinbaum deberá acatar las recomendaciones que esta dependencia le haga al respecto.

*Con información de Shelma Cerrillo. 

 



Compartir: