México
Foto: Isaac Esquivel/Cuartoscuro
Cuestione | Guardia Nacional: ¿quién gana y quién pierde?
México
Guardia Nacional: ¿quién gana y quién pierde?
Organizaciones celebran, pero quedan dudas
22 Feb | 2019
Por: Juan Luis García
Muy Cierto
Guardia Nacional: ¿quién gana y quién pierde?
Organizaciones celebran, pero quedan dudas
Feb 22, 2019
por: Juan Luis García
Muy Cierto
Compartir:

Imagina un duro partido de tenis en el que la pelota pasa de un lado al otro de la cancha.

En el match por la próxima Guardia Nacional estuvieron de un lado Olga Sánchez Cordero, secretaría de Gobernación (Segob), junto con Alfonso Durazo, secretario de Seguridad Pública, luchando por una Guardia militarizada; mientras que por el otro, los senadores del PRI, PAN, PRD y PT, así como el colectivo de organizaciones civiles de #SeguridadSinGuerra. Al final, el partido terminó y son los últimos quienes celebran: 127 votos en el Senado y cero votos en contra.

El presidente Andrés Manuel López Obrador no esperaba que la propuesta de la Guardia Nacional sufriera cambios en el Senado, expuso a Cuestione el senador independiente Emilio Álvarez Icaza.

El subsecretario de Gobernación Zoé Robledo y Jorge Alcocer, coordinador de asesores de la misma dependencia, además de diversos representantes de la Secretaría de Seguridad Pública, la Defensa Nacional y la Secretaría de Marina, estuvieron hasta el último momento presentes en las negociaciones con los legisladores, dijo Álvarez Icaza.

¿Qué se acordó?

La Guardia Nacional nacerá, pero de manera distinta a como inicialmente se concibió. En lugar de tener un mando militar –como se propuso– será civil. También se eliminó el fuero militar y se estableció un plazo de cinco años para que el Ejército, finalmente, regrese a los cuarteles.

“Finalmente se dio un acuerdo, donde sacan el componente militar… Para decirle al presidente de la República ‘así no’, las propuestas no las vamos a revisar, sino a mejorar. Y si no, no hay reforma. También fue un mensaje importante para decir que en el Senado hay oposición”, dijo Álvarez Icaza.

Pero aunque no tenga un mando militar, sí tendrá una estructura militar. Es decir, que será un cuerpo de policías, que se guiará con una disciplina militar (régimen estricto) para seguir instrucciones y sus operaciones de despliegue serán similares a las que realiza el Ejército, detalló el jefe de la bancada perredista, Miguel Ángel Mancera.

Los elementos que integren la Guardia Nacional vendrán de otros cuerpos de seguridad como la Policía Federal, la Policía Militar y la Policía Naval; estos elementos mantendrán sus salarios previos, detalló Mancera. Después será la propia Guardia Nacional quien reclute a sus integrantes. “Pueden ser entrenados por militares, o civiles”.

¿Celebración a medias?

Organizaciones civiles celebraron la reforma constitucional, pero también señalaron que la decisión es una forma de regular a las Fuerzas Armadas, sin poner reglas de fondo.

Con la reforma a la Constitución, López Obrador podrá hacer uso del Ejército para tareas policiales, de manera extraordinaria -no es normal que militares sirvan como policías-, durante cinco años. Las organizaciones civiles apuntaron que los legisladores pudieron profundizar en  los controles al Ejército (no sólo poner un plazo de cinco años) a través de una Ley.

Y ya que no es normal que un soldado haga tareas de policía. Esas reglas para casos excepcionales deberían ir dentro del artículo 29 constitucional, el cual indica que el Gobierno puede limitar algunos derechos de las personas (como la libertad de caminar en las calles) para poner orden en un lugar.

Una reglamentación adecuada de estas funciones, indicaría dónde, cuándo y bajo qué mecanismos de verificación puede actuar el Ejército, explicó José Antonio Guevara, director de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH). ”Pero les pareció más fácil reformar la Constitución, en lugar de adoptar una ley que regule el artículo 29 constitucional”.

Dar cinco años al Ejército para salir de las calles y volver a los cuarteles, al tiempo que se crea una Guardia Nacional es más fácil que crear una ley, porque se está proponiendo a la sociedad un cuerpo de seguridad a cambio de sacar a los militares, pero reglamentar el artículo 29, aunque útil, es reconocer el fracaso de las policías para dar seguridad, dijo Édgar Cortez Morales, investigador del Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia (IMDHD)

Actualmente, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) dispone de 180 mil elementos del Ejército, y 50 mil de la fuerza aérea para apoyar labores de policía, indicó esta mañana Ricardo Monreal, jefe de la bancada de Morena.

¿Qué sigue?

El Senado devolverá la propuesta para la creación de la Guardia Nacional, para su aprobación, a la Cámara de Diputados. En este momento los diputados sólo pueden discutir sobre las modificaciones hechas por el Senado. De aprobarse los cambios en la Cámara de Diputados, el proyecto será enviado a los congresos locales (se necesita la aprobación de al menos 17), y después al presidente Andrés Manuel López Obrador, quien de no tener observaciones, dará luz verde (promulgará el decreto de creación) de la Guardia Nacional.

Por otro lado, si los diputados no aceptan los cambios, la propuesta regresará al Senado, donde los senadores deberán decidir si aprobar el proyecto militarizado (y enviarlo al Presidente) o desecharlo, en ese último caso no se revisará más el tema de la Guardia Nacional al menos hasta mayo, cuando termina su actual periodo de trabajo. 

Una vez hechos los cambios a la Constitución, se deberán aprobar tres leyes para que funcione la Guardia Nacional en un plazo entre 60 y 90 días (a partir de su publicación en el Diario Oficial de la Federación): ley de la Guardia Nacional, del Uso de la Fuerza, Nacional del Registro de Detenciones, y cambios a la ley del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

 



Compartir: