México
Foto: Cuartoscuro
INE: ese necesario pero excesivo organismo autónomo
México
INE: ese necesario pero excesivo organismo autónomo
¿Rebasó los límites de sus libertades?
18 Nov | 2019
Por: Angélica Jocelyn Soto Espinosa
Muy Cierto
INE: ese necesario pero excesivo organismo autónomo
¿Rebasó los límites de sus libertades?
Nov 18, 2019
por: Angélica Jocelyn Soto Espinosa
Muy Cierto
Compartir:

El Instituto Nacional Electoral (INE) es la institución encargada de garantizar que las elecciones en nuestro país sean libres, equitativas y confiables. Su tarea es defender nuestros derechos políticos. 

Por eso tiene que ser un organismo con la autonomía suficiente para tomar decisiones y definir sus propias prioridades y presupuestos. Suena razonable; sin embargo, estas libertades en la práctica han sido llevadas al exceso.  

Te damos algunos ejemplos:

- Sueldos superiores a los del Presidente

Los consejeros del INE actualmente cobran un sueldo superior al del Presidente. Esto gracias a los amparos que presentó su titular, Lorenzo Córdova Vianello, para evitar que se les aplicara la ley de austeridad republicana de Andrés Manuel López Obrador

El ingreso mensual bruto de Córdova es de 262 mil 634 pesos, mientras que el del presidente es de 155 mil 835 pesos mensuales brutos. Esto significa que el sueldo del Consejero presidente es 41 veces el salario promedio de una persona mexicana, que corresponde a seis mil 405 pesos. 

Como si no fuera suficiente, el INE planteó en el proyecto de presupuesto que los sueldos para el 2020, de sus 11 consejeros sea de 211 mil pesos brutos mensuales. En tanto que los magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral estimaron un sueldo bruto mensual de 200 mil 105 pesos. 

Te invitamos a leer: Las (muy, pero muy) caras asesorías al INE

- Gastos excesivos

Durante 2019, el INE emprendió acciones legales en contra del Presupuesto de Egresos de la Federación que se aprobó en este año, ya que se le hizo un recorte del 8.3% con respecto a lo que la institución aprobó en el anteproyecto: 11 mil 347 millones de pesos.

¿Pero realmente necesitan tanto dinero? 

El INE alega que dar menos recursos pondría en riesgo la democracia del país, pero como documentó Cuestione, este organismo paga poco más de 80 millones de pesos al año por un total de seis inmuebles externos. Mientras que por mantenimiento y conservación de sus oficinas centrales (ubicadas en Viaducto Tlalpan, al sur de la Ciudad de México) pagó más de 25.1 millones de pesos, tan sólo en 2018.

Además, en los últimos cuatro años, el INE ha gastado más de 4.5 millones de pesos en las comidas de sus 11 consejeros y consejeras electorales así como de las personas que forman parte de su equipo, según un análisis de Cuestione.

A esto se suma que el consejero Roberto Ruiz Saldaña criticó en una entrevista para Reforma que el órgano electoral hace gastos excesivos porque subcontrata muchos servicios que puede realizar su personal. 

Te recomendamos: Los partidos políticos en México, de los más caros del mundo

Por ejemplo: el área de Comunicación Social paga 5.4 millones de pesos sólo para que una empresa suba contenidos a sus redes sociales. 

También, los 11 consejeros electorales del INE tienen a 140 personas (87 asesores y 53 asesoras) quienes cobran 75.5 millones anuales, lo equivalente a pagarle el salario mínimo ($102.68) a dos mil 43 trabajadores al año.

Y de nuevo van por más: en el proyecto del presupuesto para 2020, el INE pidió 12 mil 493 millones 356 mil 325 pesos, al menos un millón más de que lo que solicitó para 2019, cuando ni siquiera es año electoral.

Te podría interesar: Esto nos costaron las comidas del INE

Pero ese despilfarro hacia adentro también se proyecta hacia afuera. En agosto, el Consejo General del INE aprobó el presupuesto con el que contarán los partidos políticos durante el año 2020: entre todos obtendrán cinco mil 239 millones de pesos de recursos públicos. Morena sería el partido más beneficiado. 

Los persigue la polémica

El INE también se ha ampliado en otros términos, ya que en 2015 se difundió un audio en el que se escucha al director del Instituto hacer vía telefónica burlas racistas sobre representantes de pueblos indígenas con quienes se reunió para una asesoría. 

“Había uno, no mames, no te voy a mentir, te voy a decir cómo hablaba este cabrón: ‘Yo jefe, gran nación chichimeca, vengo Guanajuato. Yo decir aquí o diputados, para nosotros, yo no permitir tus elecciones’ (...) Ovio mucho Llanero Solitario, con eso de toro cabrón, cabrón, no mames, sólo le faltó decir ‘yo gran jefe toro sentado, líder gran nación Chichimeca, no mames, no mames, está de pánico cabrón”, fueron las palabras de Córdova.

El INE no negó la autenticidad de la grabación sino que advirtió en un comunicado que hizo una denuncia ante la PGR por “intervención ilegal de conversaciones telefónicas privadas”. El instituto reprobó contundentemente esta práctica… no, no la de discriminar sino la de intervenir conversaciones. 

Credibilidad en riesgo

Estos excesos le han costado al INE la confianza y la credibilidad de la ciudadanía. En 2017, Lorenzo Córdova admitió en una entrevista para la revista Proceso que la institución que dirige enfrentaba una crisis de credibilidad. 

Esto es importante porque si no hay confianza en ese instituto, tampoco en el resultado de las elecciones y, por lo tanto, tampoco en el gobierno electo.



Compartir: