México
México
Intelectuales y artistas contra el Tren Maya
Muchos han apoyado siempre a AMLO
18 Ene | 2019
Por: Juan Luis García
Muy Cierto
Intelectuales y artistas contra el Tren Maya
Muchos han apoyado siempre a AMLO
Ene 18, 2019
por: Juan Luis García
Muy Cierto
Compartir:

“Para nosotras, nosotros, al igual que para mucha gente en el mundo, la lucha zapatista representa un gran ejemplo de resistencia, dignidad, congruencia y creatividad política”, se lee en una carta firmada por más de 70 personalidades.

A través de una misiva firmada el 16 de enero, intelectuales, académicos, activistas y artistas manifestaron su apoyo al Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) frente a los grandes proyectos que pretende construir en el sureste del país el presidente Andrés Manuel López Obrador, y que ponen en duda al movimiento indígena.

En su mensaje, estas personalidades de la vida académica, social, cultural y científica del país se mostraron preocupados por las comunidades zapatistas e indígenas que enfrentan la llegada de empresas de turismo, agroindustria y de grandes construcciones a sus territorios; así como por dos megaobras: el Tren Maya, que planea atraer turismo en el sureste y el Corredor Transístmico, una carretera del océano Atlántico al Pacífico.

El activista Gustavo Esteva compartió a Cuestione que los firmantes vienen de distintas áreas de trabajo y lugares del mundo, por lo que el motivo que los unió fue dar una respuesta a proyectos que amenazan la forma en que viven las comunidades.

Esteva explicó que el movimiento zapatista tiene un gran valor no sólo para la historia de México, sino a nivel mundial porque cuando aumentó el comercio internacional en los años 90  como producto de la globalización, las comunidades se dieron cuenta de que habría poblaciones enteras que no serían tomadas en cuenta ni como fuerza laboral por las grandes empresas. Entonces, decidieron levantarse en armas hace 25 años.

En México, la falta de oportunidad para los pueblos originarios —esos que existían antes de la llegada de españoles hace 500 años— sigue ocurriendo hoy, por lo que las demandas del EZLN son justificadas, opinó el escritor Antonio Ortuño, quien también participó en la redacción del texto.  

La marginación de los pueblos originarios es recurrente. Y el zapatismo es una de las expresiones políticas de la inconformidad de los indígenas y de muchos mexicanos, que no lo somos, por esa marginación”, agregó el escritor.

En el documento, los intelectuales reconocen la organización que tienen las comunidades zapatistas, divididas en cinco caracoles —comunidades autónomas pero compartidas—, para gobernarse a sí mismas, además lamentaron la campaña de desinformación que existe en contra del movimiento.

“No es una novedad que abunden los comentarios desdeñosos hacia el zapatismo en los medios, ni que se le inventen toda clase de vínculos oscuros. Y sin embargo pasan los años y los únicos vínculos oscuros probados son los del medio político de siempre”, dijo Ortuño.

El Tren del conflicto

El Tren Maya del presidente se ha convertido en un punto de conflicto con el EZLN. Pues, estas obras no llegan aisladas a los territorios del sur del país, sino que en muchas ocasiones obligan a sus habitantes a vivir de una manera que rechazan, dijo Esteva. “Es como decir que la mejor opción para los mayas es convertirse en sirvientes de turistas, que esa es la forma en que ellos pueden vivir una vida tranquila o apropiada”.

El texto expresa una preocupación profunda y urgente por la rapidez con la que López Obrador ha querido iniciar las obras del Tren Maya: “Encubriéndola con un pseudo ritual a la Madre Tierra”, que simula respaldo de los pueblos originarios.

Los intelectuales apuntaron que para saber la opinión de los locales sobre las obras se deben hacer consultas, como establece el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo.

La petición tiene sentido porque durante su toma de protesta en el Zócalo, el pasado 1 de diciembre, Andrés Manuel López Obrador recibió un  Bastón de Mando de manos de un grupo de indígenas.

“Fue una de las cosas que más nos preocupó, porque eso de entregar el Bastón de Mando es un invento del PRI que se ha mantenido por 50 años. Y que cada seis años entregaba un grupito (a políticos); un invento que traiciona a los pueblos”, concluyó Esteva.

¿La carta sumará tensión a la relación que hay entre López Obrador y el EZLN?



Compartir: