México
Foto: Cuartoscuro
La aliada de Calderón a la que quería premiar el Congreso de la CDMX
México
La aliada de Calderón a la que quería premiar el Congreso de la CDMX
¿Medalla a la controvertida Rosi Orozco?
19 Sep | 2019
Por: Redacción
Muy Cierto
La aliada de Calderón a la que quería premiar el Congreso de la CDMX
¿Medalla a la controvertida Rosi Orozco?
Sep 19, 2019
por: Redacción
Muy Cierto
Compartir:

Legisladores de Morena en el Congreso de la Ciudad de México propusieron premiar a Rosi Orozco, quien es acusada de explotar a víctimas de trata de personas y de enriquecerse a costa de ellas.

El 12 de septiembre, la Comisión de Atención Especial a Víctimas del Congreso capitalino, presidida por el diputado José Emmanuel Vargas Bernal de Morena, aprobó el dictamen de quienes serán galardonadas con la Medalla al Mérito por la Defensa de las Víctimas 2019, que se entrega por primera vez. 

Esta medalla está pensada para reconocer el trabajo de una persona, grupo, colectivo, organismo, asociación, institución pública o privada u organización de la sociedad civil, a favor de víctimas directas, indirectas o potenciales.

Pero más de 200 organizaciones de la sociedad civil se inconforman con la postulación.

Te puede interesar: La trata de personas aumentó 97% en la CDMX

En la primera lista de personas candidatas para llevarse el premio estaba el nombre de Rosa María de la Garza Ramírez, también conocida como Rosi Orozco (por el apellido de su esposo Alejandro Lucas Orozco). Esta postulación provocó que 243 organizaciones civiles que trabajan a favor de los Derechos Humanos enviaran al Congreso local un escrito para que se retirara la propuesta.

La determinación final de la Comisión se sustentaría en un “análisis objetivo” de los méritos expuestos en la documentación presentada a la Comisión de Atención Especial a Víctimas, pero, de acuerdo con las organizaciones, la postulación de Orozco “demuestra, por lo menos, falta de información del cuerpo colegiado de esta Comisión”.

Luego de esa carta, el 13 de septiembre la Comisión modificó su postulación y quitó a Orozco de la lista de personas postuladas, que al final quedó así: María del Rosario Ibarra de la Garza; Asociación Civil Pozo de Vida; Margarita Guillén Tamayo, y Marco Antonio Polo Scott, recibirán los cuatro reconocimientos

¿Quién es Rosi Orozco?

En su carta, las organizaciones (muchas de ellas con amplias trayectorias a favor de los derechos de las mujeres), manifestaron indignación porque se haya postulado a alguien acusada de lucrar con las víctimas y que carece de trayectoria en la defensa y promoción de los derechos humanos.

Rosi Orozco es conocida a nivel nacional porque, como presidenta de varias organizaciones contra la trata de personas (principalmente la Comisión Unidos vs. la Trata), ha buscado foco en la prensa dando a conocer públicamente los casos de las víctimas que acompaña. 

Orozco cobró fuerza en 2009, cuando se convirtió en presidenta de la Comisión Especial de Lucha contra la Trata de Personas en la LXI Legislatura de la Cámara de Diputados. 

Quizá te interese leer: Reglamentar la prostitución, el debate que viene en CDMX

Pero desde 2011, la revista Proceso alertó que Casa Sobre la Roca, la primera organización que presidió Orozco, era en realidad una especie de secta que apoyó a Felipe Calderón a ganar la presidencia y que desde entonces vivió del presupuesto público y bajo el objetivo de incidir en las políticas públicas a partir de su visión cristiano-evangélica

En 2012, ella abandonó el Congreso para formar la fundación Comisión Unidos vs. la Trata, con albergues para víctimas, la cual funciona con donativos públicos.

En 2015 fue denunciada públicamente por víctimas que estuvieron con ella y otras activistas de explotar a las mujeres sobrevivientes de trata, en medios de comunicación y frente a legisladores, para obtener financiamiento y apoyos para sus organizaciones.

Según documentó SinEmbargo, en un reportaje que incluso fue premiado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, ella no brindaba apoyo psicológico ni integral a las víctimas y, en el caso de que presentaran embarazos productos del delito al que fueron expuestas, les negaba el derecho al aborto bajo la ideología cristiana-evangélica. 

Además, según las denuncias públicas, orilla a las víctimas a relatar sus testimonios una y otra vez en foros, conferencias y medios de comunicación; y no sólo les restringe las reuniones con sus familiares; también las obligaba a ir a eventos religiosos.

Por estas acusaciones, en diciembre de 2015, la directora de la Coalición contra el Tráfico de Mujeres y Niñas en América Latina y el Caribe (CATWLAC), Teresa Columba Ulloa Ziáurriz, anunció que su organización emprendería acciones penales por trata, tráfico de influencias y enriquecimiento ilícito contra Orozco, ya que tenía al menos ocho casos documentados de este abuso. 

Si bien ninguna de estas denuncias derivó en un juicio contra Orozco, en 2017 se dieron a conocer nuevas acusaciones en contra de la exdiputada panista, pero ahora por parte de Adriana Dávila Fernández, la actual presidenta de la Comisión contra la Trata de Personas de la Cámara de Diputados. 

La diputada denunció públicamente y frente al entonces secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, que desde el gobierno federal y algunos locales se apoya con recursos millonarios a Orozco y su familia.

Estas denuncias continuaron a lo largo de los años sin que nadie investigara formalmente. Hasta que Andrés Manuel López Obrador informó, en mayo de 2019, la incautación de un departamento de lujo valuado en 20 millones de pesos a Rosi Orozco. Esta sería la primera acción del llamado Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado.

En el margen de esta declaración, la panista Adriana Dávila dio a conocer en entrevista a SinEmbargo que Orozco recibió de los gobiernos de Enrique Peña Nieto, Felipe Calderón Hinojosa y Miguel Ángel Mancera diversos contratos y apoyo político, además el departamento y al menos cuatro propiedades más.

Orozco posee al menos 11 millones de pesos en cinco inmuebles que el Sistema de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) le otorgó a sus fundaciones; recibió entre 2015 y 2017 contratos por casi 14 millones de pesos, la mayoría por adjudicación directa, y otros 16 millones de pesos en donaciones nacionales e internacionales, de acuerdo a la entrevista de Dávila para SinEmbargo.

¿Intereses de por medio?

Entre quienes defendieron la postulación de Orozco para recibir la medalla está la diputada morenista Leticia Varela, quien señalan que su decisión se debe a la amistad que mantiene con la candidata.

En 2017, ambas organizaron una valla humana en Calzada de Tlalpan en contra de la trata de personas. Orozco participó como parte de su fundación y Varela como Presidenta de la Asociación Civil Reinventemos Benito Juárez, que forma parte de una Coalición que agrupa Orozco. 

Pero en ese mismo año, en un blog de la fundación de Orozco, se cita a Varela como “vecina de la delegación Benito Juárez”, quien participó en el evento que organizó la exdiputada.  

Y en 2018, se les vio juntas en el Foro contra la trata, que organizó la Cámara de Diputados. 



Compartir: