México
Foto: Cuartoscuro
La entrevista en la que López- Gatell acepta que México no tiene cifras reales de COVID-19
México
La entrevista en la que López- Gatell acepta que México no tiene cifras reales de COVID-19
Que sí y que no contestó
08 Abr | 2020
Por: Redacción
Muy Cierto
La entrevista en la que López- Gatell acepta que México no tiene cifras reales de COVID-19
Que sí y que no contestó
Abr 08, 2020
por: Redacción
Muy Cierto
Compartir:

Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud, dio una entrevista a Richard Ensor, corresponsal de The Economist en México, en la que contestó una de las preguntas más recurrentes de la conferencia diaria sobre el coronavirus: ¿se puede tener más transparencia en la información estadística sobre los contagios de COVID-19 en el país?

Gatell reveló que México no tiene la capacidad para generar información en tiempo real, como lo tienen otros países como Brasil, en donde se revelan los certificados médicos diariamente. 

“El procesamiento de información es tan primitivo que toma un año, si tenemos suerte”, dijo quien es conocido como “el zar del coronavirus en México”, en la entrevista.

Respecto a la precisión de datos de contagio y fallecimientos, López-Gatell dijo a Richard Ensor que desde que se reconoció la llegada de la pandemia en el país, las autoridades han dado la mayor cantidad de información posible y de la manera más clara.

Pero, señaló, que las redes centinelas sanitarias, uno de los métodos de medición que está utilizando el sistema de salud para vigilar su avance, aún no ha arrojado estadísticas.

El modelo Centinela comenzó a funcionar formalmente el 23 de marzo, cuando México pasó a la Fase 2 del contagio por COVID-19, donde la transmisión de la infección es entre miembros de una misma comunidad.

El 5 de abril, López-Gatell explicó a The Economist que estaban haciendo un paquete de estimaciones para presentar públicamente los resultados de la aplicación del modelo en el país, y advirtió: “no es que queramos restringirlo, sino que los número del modelo aún no están disponibles porque recién acaba de comenzar a funcionar”. 

Hasta el 7 de abril, la Secretaría de Salud daba a conocer un total de 2,439 casos positivos de pacientes con COVID-19. Si se revelan los datos que arroja el modelo Centinela, ¿cuál sería el número verdadero? 

Cada conferencia relacionada con el COVID-19 se pide a Hugo López-Gatell, que dé a conocer las cifras exactas sobre los contagios en el país, acercamientos a la cifra de máximos contagios, zonas de mayor contagio y se le cuestiona por qué no se aplican más pruebas.

La respuesta es similar en todas las ocasiones, la implementación de la vigilancia Centinela en la Ciudad de México y en el país en general, es reciente. Lo que impide, por el momento, dar mayor exactitud en estimaciones.

Pero, ¿implementar esta medida de vigilancia es lo correcto para un país como México?

¿Qué es el modelo Centinela?

Un centinela es un valor distinguido que, en un programa o en un proceso común, desea salir del ciclo, es decir, un algoritmo que quiere dejar de seguir el modelo.

En salud, este término es utilizado para la conformación de “redes centinelas sanitarias”, que tienen como fin construir un sistema de información orientado a la vigilancia de la salud pública e investigación epidemiológica. Se basa en la participación voluntaria de profesionales sanitarios de atención primaria, o sea, los que tienen contacto directo con los pacientes.

También te interesa: El plan económico de Morena contra el COVID-19 que no peló AMLO

Estos profesionales en la atención primaria de la salud, deben trabajar, en su mayoría, en farmacias, dar consultas y en general, tener contacto con la población a la que se está monitoreando.

“El modelo Centinela buscará los casos en la comunidad”, dijo José Luis Alomía, director general de Epidemiología, el 12 de marzo y lo reiteró el 18 de marzo, donde detalló que los laboratorios serían uno de los centinelas elegidos para llevar a cabo esta vigilancia epidemiológica. 

Las redes centinelas sanitarias, de acuerdo con el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC), permiten el monitoreo de la transmisión de la infección ya en una fase comunitaria, y junto con la vigilancia de casos hospitalizados, puede ayudar a definir los desencadenantes para la “escalada de la enfermedad”, (la parte de mayor contagio y con mayor velocidad) y la “desescalada” (o disminución) de las medidas de mitigación impuestas. 

Esta disminución de medidas de mitigación concuerda con lo expresado en varias ocasiones por López-Gatell, respecto a quitar las restricciones de cuarentena de manera paulatina, sector por sector. 

Fase 2, aplicación de la red centinela sanitaria en México

López Gatell explica en la entrevista con el jefe de la oficina de The Economist  en México que los resultados de estas estimaciones no tienen un sólo factor para todos, y cada país decide qué factor utilizar para calcular el margen de contagiados a partir de esta vigilancia epidemiológica. 

Es por eso que diferentes países utilizan un factor de expansión o de corrección diferente. En la entrevista con Richard Ensor, el subsecretario López Gatell menciona que el factor demanda impacta en el tiempo en el que determinado sector de la población va a acudir a un servicio médico: “hay segmentos de la población que, con el menor estímulo buscarán atención médica, otros que nunca van”.

También te puede interesar: ¿Se están registrando los casos de COVID-19 como neumonía atípica?

Las proyecciones que se realizan a través de estas cifras también causan incertidumbre, por lo que el corresponsal de The Economist en México pregunta si las estimaciones del equipo médico que necesitará México está calculada para casos extremos o desde ya, para la fase dos. 

El subsecretario contestó que el parámetro clave utilizado en México es la tasa de incidencia acumulada, cuya referencia es internacional, específicamente de la provincia de Hubei y la ciudad de Wuhan en China.

“Y allí, la tasa de incidencia fue de 0.1%. Entonces lo sobre estimamos y consideramos el 0.2%. Recientemente tomamos un escenario adicional de 0.5% y lo ajustamos para que sea nuestro escenario promedio. Y todavía estamos considerando el escenario de 1% hasta 2%”, detalló Gatell.

La red centinela en el mundo

A nivel global, la Organización Mundial de la Salud (OMS), documentó las redes centinelas sanitarias a través de laboratorios, esto como método de detección de transmisión para países y regiones con grandes riesgos de contagio comunitario de COVID-19.

De hecho, es una recomendación realizada por la OMS para la vigilancia de la infección por virus, publicada y descrita en un documento con validez global el 20 de marzo de 2020. 

El caso de Singapur

La OMS lo ha calificado como un caso “sorprendente” en el combate y detección de COVID-19

La red centinela en Singapur fue instaurada desde el 2 de enero de 2020. A través de ella, el Ministerio de Salud de ese país localiza los principales puntos de contagio para redefinir el comportamiento de la enfermedad en su población. 

Su rastreo incluye a todas las personas que padecían cualquier tipo de influenza en las clínicas centinelas primarias, y a los pacientes que fallecían en cuidado intensivos y por razones desconocidas en hospitales.

Todos ellos, incluso los sospechosos por razones clínicas y epidemiológicas eran evaluados por médicos. 

Singapur reporta hasta el 7 de abril un total de mil 375 infectados por COVID-19 y seis muertes. 

Tienen identificados 52 “clusters”, es decir, grupos de donde fueron contagiados estos mil 481 pacientes. 

¿Qué pasa en la India?

Kerala, uno de los nueve distritos de Nueva Delhi, la capital de la India, también implementará el monitoreo a través de redes centinelas, con el fin de llevar a cabo pruebas rápidas de anticuerpos en casos sospechosos. 

Kerala será la primera ciudad en India donde se implemente el monitoreo centinela, luego seguirá gradualmente en el resto del país. 

El fin de instaurar este mecanismo de vigilancia masivo es verificar el avance de la transmisión comunitaria en la población. Ellos buscan conformar una reserva de pruebas de anticuerpos, seleccionarán una muestra transversal con las poblaciones de todos los distritos de vigilancia y se comprobará su historial de viajes.

Las pruebas rápidas de anticuerpos o serológicas consisten en exámenes de sangre que ayudan a identificar si las personas han estado expuestas a un patógeno en particular y no serán usadas en lugar de la prueba de COVID-19.

India tiene 4 mil 067 casos confirmados de COVID-19 hasta el 7 de abril, 353 pacientes recuperados y 124 muertes.

Estados Unidos lo está utilizando

Distintas autoridades de salud en Estados Unidos han utilizado la vigilancia a través de centinelas sanitarios, con el fin de detectar a infectados sin vínculos activos con personas con historial de viajes recientes.

Los investigadores de ese país afirman que detectar a través de este método la transmisión comunitaria arroja datos sobre la escala, el tiempo, la duración y la configuración en la que se pueden enfocar recursos como las pruebas y la duración de la cuarentena.

Para que funcione este método de rastreo se tiene que agregar la vigilancia hospitalaria, la vigilancia de mortalidad y pruebas serológicas.

Estados Unidos tenía, hasta el 7 de abril, 333 mil 811 pacientes positivos con COVID-19 y 9 mil 559 muertes. 

También te puede interesar: En EU reaccionan a COVID-19 comprando armas; ¿y en México?

En Reino Unido fue implementado a partir de marzo

De acuerdo con Jonathan Ball, profesor de virología molecular de la Universidad de Nottingham, los centros de vigilancia centinela y “la capacidad de los médicos para solicitar una prueba en casos de enfermedades respiratorias graves aumentará la capacidad para controlar y rastrear la infección”. 

“Los eventos de los últimos días, particularmente la introducción del virus en regiones del mundo con una infraestructura de salud limitada, y el hecho de que el virus con frecuencia causa síntomas leves que pueden confundirse con un resfriado común de gripe, significa que existe la posibilidad de que este virus aparezca sin previo aviso, ni sospecha”, dijo el académico en febrero. 

Gran Bretaña tiene 51 mil 612 pacientes positivos con COVID-19 y cinco mil 373 muertes por el virus.

¿Que falta en la red centinela sanitaria en México?

A pesar de las similitudes con la puesta en marcha de esta medida en el país, falta un componente que todos los países deciden implementar a la par de este sistema de vigilancia sanitario: las pruebas.

La ECDC recomienda que las pruebas para detección del COVID-19 sean aplicadas a los pacientes con infecciones respiratorias agudas o enfermedades similares a la gripe, detectadas en las clínicas y unidades de salud centinelas.

En Singapur, incluso los sospechosos por razones clínicas y epidemiológicas eran evaluados por médicos. 

En India se realizarán pruebas rápidas de anticuerpos y en Estados Unidos las redes centinelas se manejan junto con la vigilancia hospitalaria, la vigilancia de mortalidad y pruebas serológicas.

¿Qué impide que el gobierno aplique estas pruebas a los pacientes que desde el 23 de marzo tiene en vigilancia? ¿En cuanto tiempo podremos conocer los primeros resultados de esta vigilancia epidemiológica?









Compartir: