México
Foto: Cuartoscuro
Cuestione | La historia de un protegido del priismo: Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre
México
La historia de un protegido del priismo: Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre
Reabren expediente contra el Rey de la Basura
17 May | 2019
Por: Angélica Jocelyn Soto Espinosa
Muy Cierto
La historia de un protegido del priismo: Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre
Reabren expediente contra el Rey de la Basura
May 17, 2019
por: Angélica Jocelyn Soto Espinosa
Muy Cierto
Compartir:

Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre es un político y exlíder del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la Ciudad de México, cuyo cargo aprovechó para explotar sexualmente a mujeres que acudían a buscar trabajo y que, por años, ha sido solapado lo mismo por su partido que por las autoridades.

Este político, que actualmente participa en la Comisión Política Permanente del Consejo Político del PRI-CDMX, fue acusado en 2014 de operar una red de trata de mujeres en las mismas oficinas del partido.

Todo salió a la luz por una investigación periodística que hicieron Carmen Aristegui y Teresa Ulloa, directora de la Coalición Regional contra el Tráfico de Mujeres y Niñas en América Latina y el Caribe.

Pero la Procuraduría General de Justicia de la CDMX (PGJ-CDMX), en 2015 -que dejó el caso en la Fiscalía Especializada para Delitos Electorales y no en la de Trata de Personas- dijo que no “encontró pruebas” contra Cuauhtémoc Gutiérrez. Tres víctimas se ampararon entonces por esa decisión judicial.

El pasado 13 de mayo de 2019, Aristegui Noticias informó que la Procuraduría capitalina reabrió el caso.

¿Por qué se volvió a abrir el expediente?

Porque un Juzgado de Distrito de Amparo en Materia Penal resolvió los tres amparos de las víctimas a su favor y obligó a la PGJ-CDMX -con nueva administración al frente- a reponer parte del proceso, pero ahora con un nuevo enfoque (perspectiva de género) y en la Fiscalía de Trata de Personas, que deberá apurarse en sus investigaciones antes de que los delitos (denunciados dos años atrás), prescriban.

La red de trata de mujeres

Para enganchar a las mujeres, Cuauhtémoc Gutiérrez -con ayuda de la que era su secretaria, Sandra Esther Vaca Cortés, y que ahora es diputada del Congreso local de la CDMX- publicó anuncios en los que ofrecía “trabajo en oficinas gubernamentales”, pero al solicitar el puesto, las mujeres eran instruidas sobre cómo tener relaciones sexuales con el político. Según audios difundidos en su momento, el pago de las mujeres vendría directamente de la nómina del partido.

Tras esa acusación, SinEmbargo reveló, ese mismo 2014, que la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) obtuvo nuevas acusaciones contra el líder priista, pero que ahora involucraban pederastia, drogas y armas.

El PRI decidió respaldar al político, y aunque le suspendió sus derechos partidarios de forma indefinida no lo expulsó .

¿Quién es Cuauhtémoc Gutiérrez?

Su historia se remonta a su papá, Rafael Gutiérrez Moreno, líder de pepenadores en Iztapalapa y hasta diputado federal por el PRI, durante el sexenio de José López Portillo.

Rafael Gutiérrez -que fue asesinado por su expareja luego de haber violado a distintas mujeres, según documentó El País en 1987- heredó a Cuauhtémoc su fortuna, el título del "Rey de la Basura" y además el cargo de diputado local.

Más que Rey de la Basura, según el medio internacional, el padre de Cuauhtémoc era un explotador, ya que controlaba a unos cinco mil pepenadores que trabajaban para él por salarios bajos y los movilizaba en mítines, lo que le ayudó a sembrar sus alianzas políticas.

Cuauhtémoc Gutiérrez se formó como militante del PRI desde los 14 años y, cuando murió su papá, aprovechó sus alianzas para convertirse en diputado, integrante de las comisiones de Desarrollo Metropolitano, del entonces Distrito Federal, y de Justicia.

Las alianzas que fincaron su padre y él, le abrieron paso para ocupar puestos al interior del partido. En 1994 se convirtió en Secretario General del Movimiento Territorial del PRI, en 2011 quiso ser Jefe de Gobierno, y en 2014 hasta ocupó la dirigencia en la CDMX.

Pero nada de esto ha sido de forma limpia. En 1999, De la Torre pasó algunas horas en el Reclusorio Oriente por despojo agravado de un predio; en 2003, se le acusó de irrumpir violentamente en un auditorio de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FETSE); y en 2006, de contratar golpeadores que mataron a dos pepenadores durante una confrontación en uno de los basureros.

En 2009, durante el escándalo de “las Juanitas” -que consistió en cumplir las cuotas de género al proponer a una mujer en el cargo a diputada y luego hacer que renunciara para que su suplente hombre ocupara el puesto- De la Torre fue uno de los que violentaron los derechos políticos de las mujeres.

Tras todo ésta lista de abusos y fraudes ¿el PRI lo seguirá encubriendo?



Compartir: