México
Foto: Cuartoscuro
La lucha feminista sigue, en medio de la crisis por el COVID-19
México
La lucha feminista sigue, en medio de la crisis por el COVID-19
El movimiento continúa
05 Abr | 2020
Por: Raquel Prior
Muy Cierto
La lucha feminista sigue, en medio de la crisis por el COVID-19
El movimiento continúa
Abr 05, 2020
por: Raquel Prior
Muy Cierto
Compartir:

El 8 de marzo de 2020, las calles de las ciudades en México se llenaron de mujeres con pañuelos blancos, verdes y morados, que gritaban consignas en contra de la violencia de género. Al día siguiente, su ausencia gritó más fuerte, al dejar vacías calles y oficinas en todo el país por el Paro Nacional de Mujeres. 

La mayoría de los medios de comunicación y las redes sociales mostraban fotos y mensajes en apoyo o en contra. Y aunque el tema pareciera haber desaparecido de la agenda pública con la llegada del COVID-19 al país, el movimiento femista sigue. Aquí algunos ejemplos:

Feministas contra la violencia en el aislamiento

Mientras que la mayoría de las personas que pueden está en cuarentena voluntaria, o reduciendo sus salidas a la calle lo más posible, la violencia de género aumenta. 

Este aislamiento sanitario propicia que las víctimas de violencia de género intrafamiliar estén más tiempo con su agresor en sus hogares. Y es que, en México, 44% de las mujeres sufrieron agresiones de su pareja en 2018, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Diversos colectivos feministas se han encargado de distribuir, a través de redes sociales, información sobre las medidas que puedes tomar si sufres violencia por parte de tu pareja o algún miembro de tu familia, así como los números a los que puedes llamar para solicitar ayuda y a los refugios a los que puedes acudir. 

Los refugios de víctimas de violencia dependen, en su mayoría, de organizaciones civiles que llevan operando con recursos propios, donaciones y trabajo voluntario durante meses, sin ningún apoyo gubernamental, como ocurría en el pasado. 

Sin embargo, no pueden continuar haciéndolo por mucho tiempo pues, durante la contingencia, la llegada de mujeres a estos refugios ha aumentado 5% a nivel nacional y en algunos estados, como el Estado de México, están al 100% de su capacidad, de acuerdo con Wendy Figueroa, Directora general de la Red Nacional de Refugios, en entrevista con Cuestione.

Y aunque de acuerdo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, los recursos ya se liberaron (o eso informaron las autoridades el 2 de abril), aún no llegan a quienes lo necesitan.

Te puede interesar: Encerradas con su agresor en tiempos del COVID-19

Estudiantes de la UNAM en pie de lucha

Las colectivas feministas estudiantiles de la UNAM hackearoon las páginas oficiales de la universidad, luego de que las comenzaron a impartirse clases en línea aprovechando la contingencia por el COVID-19. Ellas mantenían tomadas las instalaciones de las facultades de Filosofía y Letras, Psicología y de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS), en protesta por los casos de acoso y abuso sexual en sus instalaciones.

“Las clases en línea rompen con la toma... Lo que se pide no es cosa de otro mundo: seguridad”, cuenta Andrea, una estudiante parista de la FCPyS.  

El colectivo Mujeres Organizadas de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (MOFCPyS) estuvieron detrás del hackeo de la página de la facultad el 28 de marzo, para que no se pudieran asignar calificaciones, ni dar de alta o baja materias. Además, publicaron un comunicado en el que denuncian que el reundamietno en línea de las clases “invisibiliza y deslegitima la problematica de violencia contra las mujeres en la UNAM”. 

La FCPyS publicó un comunicado en el que criticó las acciones de las paristas. las consideró violentas y arbitrarias. Reconoció que la violencia que se vive en los planteles es sistemática, aunque destacó que la Universidad ha impulsado acciones para atender y garantizar la igualdad y la no violencia de género. 

Los últimos dos años han estado marcados por las protestas de jóvenes estudiantes que exigen a sus universidades protocolos más efectivos para castigar y prevenir los casos de violencia. Algunos de esos centros de estudio son: el Centro de Investigación y Docencia Económicas, la Universidad Autónoma de México, la Universidad Iberoamericana, la Escuela de Periodismo Carlos Septién, entre varias más, entre ellas la UNAM. 

Para saber más: Alumnas de la Ibero denuncian a compañero de maestría, es sacerdote

Acompañamiento en redes sociales

Las redes sociales han sido un espacio en el que las mujeres han tejido redes para acompañarse y construir comunidad. Han sido utilizadas para denunciar casos de abuso y violencia de género, pero también para ayudarse, como ahora en medio de la contingencia. 

A través de Twitter, Instagram y Facebook, el espacio de acompañamiento emocional con perspectiva feminista Hablar Sana ha ofrecido servicios de orientación para el de control de crisis, contención, incluso para iniciar un proceso terapéutico.

Te puede interesar: Aborto seguro, pero clandestino: mujeres se unen para cuidarse

Además, diversas colectivas feministas, como Las Borders, que se especializan en derechos sexuales y reproductivos, también siguen brindando atención durante la interrupción del embarazo

A través de redes sociales acompañan a las mujeres dandoles las indicaciones para un aborto seguro (apegadas a recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud), además de monitorear sus sintomas y estado de ánimo. 

Y aunque ya no salgan en primera plana, las mujeres siguen trabajando por mantenerse seguras, por exigir sus derechos, por ayudarse las unas a las otras, aunque por ahora ese espacio sea limitado por la contingencia sanitaria, la lucha feminista sigue



Compartir: