México
Cuartoscuro
La lucha por los derechos de los trabajadores en tiempos de COVID-19
México
La lucha por los derechos de los trabajadores en tiempos de COVID-19
El caso de Notimex
30 Abr | 2020
Por: Andrei Vasquez
Muy Cierto
La lucha por los derechos de los trabajadores en tiempos de COVID-19
El caso de Notimex
Abr 30, 2020
por: Andrei Vasquez
Muy Cierto
Compartir:

Imagina haber sido despedido injustificadamente y buscar que se cumplan tus derechos laborales en plena crisis de COVID-19 con medidas de distanciamiento social.

En el país se están desarrollando distintos conflictos laborales, como el de la Universidad de Chapingo, la huelga de la Universidad Michoacana, o el de los trabajadores de Pemex en Veracruz.

Una de estos conflictos es el que viven las y los trabajadores del Sindicato Único de Trabajadores de Notimex (Sutnotimex), empleadas y empleados de la agencia de noticias del Estado que llevan 71 días en huelga.

Platicamos con Adriana Urrea, secretaria general de Sutnotimex, para conocer cómo están defendiendo sus derechos en la época del coronavirus.

Huelga en tiempos de COVID-19

“Seguimos en los campamentos, no podemos parar, no podemos dejar la huelga porque si se levanta perderíamos todo lo que hemos avanzado hasta ahora”, nos dijo Urrea.

“Ha sido una situación de riesgo y de incertidumbre sobre todo con esta emergencia sanitaria, porque por un lado la ley nos dice que tenemos que estar en nuestros campamentos y por otro lado, las autoridades sanitarias nos dicen que nos tenemos que ir a casa”, explicó. 

Para Adriana Urrea “afortunadamente las medidas en la capital no fueron tan estrictas y nos han permitido seguir en los campamentos”.

“Si hubiera toque de queda, tendríamos que ver un pronunciamiento específico de las autoridades de que se va a respetar la huelga”, dijo Urrea. 

Y añadió: “La huelga es un derecho constitucional. Las autoridades están obligadas a dar todas las garantías necesarias para que se respete, para que los trabajadores sigan ejerciendo su derecho”.  

Por otro lado, según la secretaria general de Notimex, “eso no quiere decir que no hemos acatado las medidas de las autoridades sanitarias. Hemos reducido al menor número posible de gente en las guardias, es decir, a determinadas horas en los campamentos”.

Además, “mantenemos las medidas de higiene y sana distancia. Sobre todo porque algunos compañeros sí entran en el grupo de personas vulnerables”, dijo Urrea.

Por otro lado, Adriana Urrea agregó que esta reducción en las guardias ha implicado un gran riesgo para una huelga en la que tres de cada cuatro integrantes son mujer.

“En las noches hemos sido hostigadas de forma continua. Eso también ha provocado que tomemos otras medidas como estar en constante comunicación con elementos de la policía, para tratar de estar lo más resguardadas posibles. Hemos tenido apoyo de algunos compañeros de otras organizaciones que nos acompañan”, señaló Urrea.

Te va a interesar: Así enfrenta la sociedad la crisis laboral por el COVID-19 en México

¿Cómo puede ayudar la ciudadanía?

De acuerdo con Adriana Urrea, la principal manera en que puede ayudar la sociedad es ”siendo empáticos con nuestro movimiento”.

“Afortunadamente han sido muchas las muestras de solidaridad por parte de la población en general, no solamente de las organizaciones sindicales”, detalló. 

Urrea agregó que es importante que se conozca lo que están viviendo “porque esto podría ser un ejemplo de lo que podemos ver hacia futuro”.

“Nosotras estamos en huelga defendiendo nuestros derechos laborales, nuestro trabajo, y creo que el hecho de podamos resolver esta situación puede ser un ejemplo de lo que puede venir a futuro”, dijo Adriana.

De acuerdo con Urrea, “es un problema que desafortunadamente vamos a ver más en este país por la crisis económica que va a derivar en una problemática laboral que espero que no sea social”. 

Además de la empatía, se les puede apoyar con recursos económicos -ya que por el momento no reciben salarios- o en especie, con comida y despensas.

Durante la emergencia sanitaria, también necesitan insumos para mitigar el contagio de COVID-19.

“Queremos cumplir con todas las medidas de las autoridades sanitarias y pues eso implica tener un constante lavado de manos, uso de gel, tapabocas. Todo este tipo de insumos son de mucha ayuda”.

Más sobre el tema: Cuando los gobiernos capitalizan el miedo en tiempos del COVID-19

El conflicto

De acuerdo con la secretaria general de Sutnotimex, todo inició con la llegada de Sanjuana Martínez, como directora de Notimex en 2019. 

“Esta situación derivó de la violación a nuestro contrato colectivo de trabajo. Se violaron más de 30 cláusulas en su momento, entre ellas las económicas ya que hubo una disminución de ingresos de aproximadamente 40% para los trabajadores de base”, nos contó Urrea. 

También, según la secretaria general, muchos trabajadores fueron despedidos injustificadamente porque se llevó a cabo una “cacería sindical” para que no pudieran organizarse.

Además, “la directora no reconoce que haya una organización sindical y no quiso hacer una revisión (del contrato colectivo, según marcaban los estatutos del sindicato), nunca presentó una propuesta seria, concreta y eso nos llevó al estallamiento de la huelga, en la que llevamos 71 días”, dijo Urrea.

La situación se agudizó aún más, de acuerdo con Urrea, porque en lugar de reconocer sus derechos, la directora de la agencia de noticias formó otro sindicato –el Sindicato Independiente de Notimex (Sinotimex)–, lo cual viola la Ley Federal del Trabajo, diversos convenios internacionales e incluso el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá en materia laboral.

“La directora fue persistente y ahora estamos tratando de encontrar nuevos mecanismos jurídicos para llegar a una solución porque no tiene ningún interés en acatar la ley, y eso lo hemos visto en los diferentes intentos de amedrentarnos y confrontarnos”, dijo Urrea. 

Es por eso que desde la primera hora del 21 de febrero de 2020, tienen sus campamentos en las afueras de la agencia de noticias.

Según Urrea, desde ahí han tenido que repeler usos indebidos de la fuerza pública por parte de Sanjuana Martínez.

“Como la vez que nos mandó la Guardia Nacional a intentar extraer vehículos de las instalaciones de Notimex, nosotras lo vimos como un acto abierto de confrontación, un procedimiento ilegal, para intentar romper la huelga y violentar los procesos”, dijo Urrea.

Por su parte, la directora de Notimex, Sanjuana Martínez, declaró el 24 de febrero que “ninguna autoridad quiere entrar (a Notimex). Hay una ausencia de autoridad, tanto laboral como judicial, porque es un secuestro lo que han hecho”.

“Estamos muy preocupados por ellos (los trabajadores que aún laboran en Notimex), porque no los dejan salir ni entrar, batallamos para meter comida, bebida, garrafones de agua”, dijo la directora de la agencia Notimex. 

Y agregó que “además, no nos permiten entrar con los automóviles; han cercado las dos puertas del estacionamiento, como la principal. Es una huelga que no es huelga, porque Notimex sigue funcionando al cien por ciento”.  

Además, según Sanjuana Martínez, “los que están haciendo la huelga son ex trabajadores. Lo que pasa es que tienen el contrato colectivo de trabajo y se lo están peleando entre los dos gremios (Sutnotimex y Sinotimex)”.

Te recomendamos: De la oposición en México a los ‘conservadores’ que enfrenta AMLO

El horizonte

Adriana Urrea confía en que se encontrará una forma de resolver el conflicto. 

“Es responsabilidad del estado resolver esta situación. Esperamos que haya una apertura, si no de la directora, de otras dependencias de gobierno. Y seguimos explorando todas las cuestiones jurídicas”, dijo Urrea.

Según Urrea, el momento de esta huelga es importante, porque es la primera de un organismo descentralizado en el sexenio de López Obrador y podría ser ejemplo para las que se pudieran dar. Además, es un movimiento en donde la mayoría de los manifestantes son mujeres.

“Hay otros emplazamientos a huelga en el país que se han retrasado por la emergencia sanitaria, muchos de estos procesos sindicales se tienen que llevar a cabo con asambleas”, concluyó Urrea.

Las y los trabajadores que se manifiestan en contra de injusticias laborales, son otro sector que necesita de la empatía de la sociedad, sobre todo en una emergencia sanitaria que pone en riesgo toda su lucha. ¿Serán escuchados por el gobierno?



Los temas más buscados
Compartir: