México
Foto: Cuartoscuro
Las cuentas pendientes de Romero Deschamps
México
Las cuentas pendientes de Romero Deschamps
26 años de acusaciones de corrupción
16 Oct | 2019
Por: Gilberto Molina
Muy Cierto
Las cuentas pendientes de Romero Deschamps
26 años de acusaciones de corrupción
Oct 16, 2019
por: Gilberto Molina
Muy Cierto
Compartir:

Luego de 26 años como secretario General del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), Carlos Romero Deschamps, renunció este 16 de octubre. Ahora tendrá tiempo para enfrentar las denuncias que pesan en su contra.

Para muchos, Romero Deschamps es sinónimo de corrupción y excesos al frente del gremio petrolero y a quien señalan de haber operado una  especie de “caja chica” para los gobiernos de Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto. También se le acusa de un enriquecimiento millonario misterioso.

Porque te puede interesar: La polémica historia de Carlos Romero Deschamps y el sindicato de Pemex

Sus lujos personales como yates, autos deportivos, propiedades en destinos paradisíacos, vuelos privados para sus hijos -quienes presumían en redes sociales su vida privilegiada- fueron noticia de primera plana.

Te hacemos un recuento de las cuentas pendientes de Romero Deschamps:

Pemexgate, un caso real de la política mexicana

Carlos Romero, quien ha sido diputado y senador en distintos periodos, el más reciente de 2012 a 2018, fue uno de los principales protagonistas del llamado Pemexgate que se trató de un desvío de recursos del sindicato petrolero hacia la campaña del candidato presidencial del PRI, Francisco Labastida Ochoa, por más de 600 millones de pesos en el año 2000.

Labastida compitió contra Cuauhtémoc Cárdenas, del PRD, y Vicente Fox, del PAN, quien ganó la elección presidencial.

La trama del desvío comenzó con un cheque que expidió Pemex en junio de 2000 a favor del Sindicato Petrolero que dirigía Romero Deschamps, entonces senador de la República. Se le disfrazó de un supuesto “préstamo”, cobijado por un convenio administrativo-sindical.

El oficio fue firmado por Carlos Romero Deschamps y Ricardo Aldana, secretario general y tesorero del STPRM, según Proceso.

La investigación que emprendió en 2001 el gobierno del panista Vicente Fox concluyó que los 640 millones de pesos que fueron desviados tuvieron como destino la campaña de Labastida Ochoa, con el propósito de darle impulso en el tramo final de la elección presidencial.

Por este caso se giraron órdenes de aprehensión contra funcionarios de Pemex y del PRI, partido que recibió una multa de mil millones de pesos. Sin embargo, Carlos Romero y Ricardo Aldana, senador de la República de 2000 a 2006, no fueron procesados.

Relacionada con el tema: Ya hay nuevo sindicato en Pemex y un Cárdenas está en él

Nuevo préstamo para una “buena causa”

En junio de 2011, Pemex otorgó otro préstamo de 500 millones de pesos al sindicato dirigido por Romero Deschamps supuestamente para la construcción de vivienda de los trabajadores petroleros. 

El sitio Aristegui Noticias señaló que el crédito se otorgó a 10 años sin intereses, y para evitar que se conocieran los detalles, Pemex y el STPRM interpusieron 35 amparos. La empresa paraestatal y el gremio habrían firmado un acuerdo para mantenerlo oculto en su Contrato Colectivo de Trabajo.

Un padre dadivoso… con el dinero de los mexicanos

En 2013, el otra vez senador de la República, Carlos Romero Deschamps, le regaló a su hijo, José Carlos Romero Durán, un automóvil Ferrari con valor de dos millones dólares, de acuerdo con la revista Proceso.

De este modelo de auto se habrían fabricado únicamente 400 unidades, entre 2002 y 2004. Una de ellas la apartó el líder petrolero.

Además, su hijo José Carlos adquirió una exclusiva villa de 530 metros cuadrados en Miami, Florida, con valor estimado de 5.5 millones de dólares, reveló la misma publicación en febrero de 2019.

Su hija, Paulina Romero, también se daba una vida de lujos, de acuerdo con versiones periodísticas que documentaron que el día de su boda civil, en 2017, fue fotografiada con siete brazaletes Cartier, con un valor de un millón y medio de pesos.

Pero don Carlos también se daba sus gustos y sus escapadas a Cancún, donde supuestamente tiene una propiedad de un millón y medio de dólares y un yate valorado en la misma cantidad al que nombró El Indomable, que después regaló a su hija Paulina.

Además, tiene esepcial preferencia por relojes de la marca Audemars, que llegan a costar hasta 350 mil dólares.

Te puede interesar: ¿A qué le teme Romero Deschamps?

El ocaso de Romero Deschamps

En julio de 2019, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) presentó ante Fiscalía General de la República (FGR), dos denuncias contra Carlos Romero Deschamps, por enriquecimiento ilícito y lavado de dinero.

En la mañanera del 16 de octubre, el presidente Andrés Manuel López Obrador, confirmó las dos denuncias, pero desmintió que se hayan congelado las cuentas del ahora exdirigente petrolero, con quien dijo, nunca se ha reunido.

Por su parte, la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda aclaró que sólo fue presentada una denuncia contra el exlíder petrolero.

Según Reforma, estarían incluidos en las investigaciones de la FGR seis familiares de Romero Deschamps: su esposa, Blanca Rosa Durán; sus hijos, Paulina, Alejandro y Juan Carlos, además de una de sus nueras y una sobrina.

El 16 de octubre de 2019, durante una reunión de las 36 secciones que integran el STPRM, Carlos Romero presentó su renuncia a la secretaría general del gremio, cargo que asumió el 22 de junio de 1993, bajo el gobierno del expresidente Carlos Salinas de Gortari.

En su lugar fue nombrado Manuel Limón Hernández, quien fungía como secretario del Interior de Actas y Acuerdos.

Horas después de su renuncia, Carlos Romero difundió una extensa carta dirigida a los petroleros y a la opinión pública, donde señaló que una de las razones fue la falta de cooperación que apreció entre la administración y los trabajadores de Pemex para impulsar la transformación de la empresa productiva del Estado.

"Tal parece que se ha recrudecido la antigua posición de vernos como contrarios y no como complemento en la tarea de respaldar a Pemex", sostuvo.

Para Carlos Romero Deschamps quedan atrás 26 años de dirigencia gremial que abarcaron seis sexenios. Sobrevivió a los gobiernos del PAN con Vicente Fox y Felipe Calderón, pero no pudo librar el de López Obrador. Ahora empieza su batalla con la justicia.



Compartir: