México
Foto: Gustavo Durán/Notimex
Las dos razones por las que la Guardia Nacional es más militar que civil
México
Las dos razones por las que la Guardia Nacional es más militar que civil
Y lo dicen quienes saben
19 Abr | 2019
Por: Juan Luis García
Parcialmente Cierto
Las dos razones por las que la Guardia Nacional es más militar que civil
Y lo dicen quienes saben
Abr 19, 2019
por: Juan Luis García
Parcialmente Cierto
Compartir:

¿Es militar o es civil? Pese a estar en la misma institución que las policías, la Guardia Nacional será más como las Fuerzas Armadas. Aquí te decimos porqué.

Razón uno, ¿quién tiene el verdadero mando?

El secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana (SSPC), Alfonso Durazo, tendrá poco control sobre la Guardia Nacional, pese a que ésta fue creada dentro de la dependencia que dirige y la Constitución le da el mando sobre la guardia, dijo Juan Salgado, profesor del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE). Esto se debe a que, quien elabora los planes de acción será una junta integrada por dos mandos militares y uno civil.

La llamada Coordinación Operativa (COI) de la Guardia Nacional se integra por el general Xicoténcatl de Azolohua Núñez; el contralmirante Gabriel García; y la comisaria de la Policía Federal (PF), Patricia Rosalinda. Además, el encargado de las acciones en terreno (Comandante de la Guardia) será un general: Luis Rodríguez Bucio.

“Que quede bajo la SSPC no salva, suficientemente, el desarrollo de una institución de corte militar… en los hechos vas a tener un mando operativo y una operación mayoritaria de elementos de las fuerzas armadas, con lógicas y funcionamiento de carácter militar”, dijo a Cuestione Édgar Cortez Morales, investigador del Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia (IMDHD)

De acuerdo con los estimados expuestos por Durazo, actualmente hay 56 mil 800 elementos en la Guardia Nacional, se pretenden reclutar 21 mil 170 más, para que al fin del año sean cerca de 80 mil elementos los que la integren.

La Guardia Nacional podría echar mano de más agentes civiles si quisiera. Según Durazo, hay alrededor de 20 mil operativos en la Policía Federal en el país.

Pese a la meta del presidente Andrés Manuel López Obrador, de que se aprueben las leyes de la Guardia Nacional (ya se aprobó la reforma Constitucional) lo más pronto posible, y así distribuir su presencia en 150 coordinaciones territoriales (sectores de seguridad) antes de julio, los elementos no están listos, dijo Salgado.

“De ninguna manera es buena idea apresurar la formación para un nuevo cuerpo policial. Se tiene que tomar por lo menos un año… para que pueda empezar a funcionar”, explicó el profesor del CIDE.

Razón dos: capacitación, adiestramiento y cadena de mando

Los elementos de la Guardia Nacional provenientes de las fuerzas armadas no cuentan con la formación policial para atender problemas ciudadanos, dijo Cortez: “Los miembros de las fuerzas armadas están formados, capacitados, preparados para enfrentar un enemigo, no para proteger y cuidar ciudadanos… Estas características mantienen muy presente el riesgo de violaciones a derechos humanos”.

Después de algunas preocupaciones, hechas públicas por la propia Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), el 8 de abril, el Gobierno firmó un convenio con la Alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet para capacitar en materia de derechos humanos a los elementos de la Guardia Nacional.

Sin embargo, el presidente de la CNDH, Luis Raúl González, ha dicho en los últimos días que la capacitación no será suficiente, si no se mejora el sistema de justicia en las fiscalías del país. Por ejemplo, haciéndolas más independientes de los gobernantes para investigar delitos.

Por su parte, los elementos de la Guardia Nacional que provienen de las fuerzas armadas no tienen experiencia para ayudar a las investigaciones del sistema de justicia penal, que empiezan con las labores de los policías, explicó Salgado.

“El personal castrense no reconoce al Ministerio Público... Cuando hay una detención, lo primero que hace un marino es llamar a su vicealmirante, y un soldado a su coronel, entonces esta capacitación más allá de lo teórico requiere de protocolos de actuación prácticos, que es lo que no tienen actualmente”, dijo Salgado.

Decisión presidencial

La propuesta original que López Obrador respaldó en la Cámara de Diputados daba la posibilidad de que la Guardia Nacional estuviera dirigida por un Comandante militar, se terminó por modificar por presión de la oposición, pero López Obrador eligió a Rodríguez Bucio como Comandante de la Guardia Nacional pese a no estar aún retirado del servicio en el Ejército.

“Me parece obstinado (de parte del Presidente). Hay una reforma, tiene un sentido, pero él se mantiene en su consideración... Quizá en el fondo, el Presidente es como cualquier otro político, busca resultados lo más pronto posible”, dijo Cortez.  

¿Qué sigue?

La Guardia Nacional ya fue aprobada en la Constitución, sin embargo, todavía necesita de leyes para poder funcionar. López Obrador envió un paquete de iniciativas de ley al Senado el 11 de abril con el que se detallan las responsabilidades del cuerpo policial, se establecen los casos para hacer uso de la fuerza, se crea un registro para detenidos y se reconoce a estos nuevos policías como parte de la seguridad del país.

El coordinador de la bancada de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Ricardo Monreal Ávila, ha dicho que buscarán aprobar estas leyes antes del 30 de abril.



Compartir: