México
Foto: Cuartoscuro
Las millonarias y misteriosas aportaciones de militantes a sus partidos
México
Las millonarias y misteriosas aportaciones de militantes a sus partidos
Un hoyo negro sin regulación
02 Dic | 2019
Por: Gabriela Gutiérrez
Muy Cierto
Las millonarias y misteriosas aportaciones de militantes a sus partidos
Un hoyo negro sin regulación
Dic 02, 2019
por: Gabriela Gutiérrez
Muy Cierto
Compartir:

¿Qué tienen en común Miguel Ángel Rodríguez Castro, exsubsecretario de Finanzas de Baja California, y Alejandro Esquer Verdugo, una de las personas más allegadas al presidente Andrés Manuel López Obrador? Ambos son muy generosos, pues cada quien aportó a su partido político (PAN y Morena, respectivamente) el equivalente a 25 y seis veces su salario. 

Rodríguez Castro ganaba 47 mil pesos, pero entre abril y mayo de este año aportó al PAN 1.2 millones de pesos, justamente cuando acompañaba como suplente de Mario Osuna Jiménez, candidato a diputado de Baja California. Mientras que Alejandro Esquer Verdugo ganaba 37 mil, como secretario de Finanzas de Morena cuando donó, en 2018, más de 200 mil pesos a su partido. 

Las aportaciones de militantes a sus diferentes partidos políticos pasan de largo ante la fiscalización del Instituto Nacional Electoral (INE), al que Cuestione solicitó entrevista sin que al momento de la publicación hubiese respondido. 

Hoy la vida le ha sabido recompensar a Esquer Verdugo, quien como “secretario particular del presidente” gana 106 mil pesos netos, de acuerdo con el portal oficial Nómina Transparente. 

Sin embargo, la falta de regulación en cuanto a las aportaciones privadas ha dejado la puerta abierta para que personas o empresas, donen dinero a campañas o partidos políticos con total anonimato. 

“La cifra negra que reciben los partidos políticos es incalculable. Hay mucho dinero que se mueve negro, el dinero de la iglesia, el dinero del narco. Nos enteramos en pedacitos cuando los agarran con una maleta”, dice Paula Sofía Vásquez Sánchez, experta en derecho electoral, en entrevista con Cuestione

El riesgo es que el dinero venga de fuentes electoralmente ilícitas. Eso incluye dinero público, del extranjero, del crimen organizado. “Es un hoyo negro en donde no hay una regulación”, apunta Arturo Espinosa Silis, director general de la consultora Strategia Electoral.

“No solo de la regulación tan débil que tenemos, sino también de la fiscalización que hace la autoridad electoral… Todo el mundo está muy preocupado sobre cuánto dinero les da el Estado. Pero si queremos transitar a revertir el financiamiento público, poco hemos hecho para preocuparnos por las fuentes de financiamiento privado”, dice Espinosa.

Financiamiento público o privado

Por cada 100 pesos que reciben los cuatro partidos políticos con mayor financiamiento público (Morena, PAN, PRI, PRD), solo les llegan cinco centavos de aportaciones de sus militantes, de acuerdo con los reportes entregado al INE, de enero a septiembre de este año.

Es tan poco lo que obtienen de las contribuciones privadas –comparado con el financiamiento público– que el INE no ha puesto atención en fiscalizarlas, coincidieron los especialistas. 

Sin embargo, esto podría dar entrada a que personas o empresas aporten dinero de manera anónima –a través de simpatizantes y militantes–, con el fin de influir los políticos electos, de la cual los ciudadanos no tendríamos conocimiento. 

Además, tener una mayor participación económica de los militantes –siempre cuando esté regulada y sea transparente– es buena para la vida política y la democracia interna de los partidos, explica Vásquez Sánchez, porque entonces comienzan a “tomar en serio sus asambleas, le hacen caso a los militantes, no pueden poner dirigentes a modo, porque le deben su existencia a sus militantes”

“Los partidos van a evitar auto-regularse y más en temas de dinero”, advierte Espinosa Silis, pues “son menos transparentes y no están comprometidos con que haya una auténtica fiscalización, a buscar fuentes de financiamiento”. 

Los siete partidos políticos nacionales costaron al país casi cinco mil millones de pesos este año. Por esto, se ha considerado reducir su financiamiento, aunque a decir de los expertos este cambio debería ser paulatino. 

Los más generosos por partido

Para este 2019, el INE fijó el tope de aportaciones individuales en 2.1 millones de pesos, aunque entre enero y septiembre de este año, ninguna aportación se ha acercado a esa cifra. 

Un dato curioso es que en las contribuiciones de militantes y simpatizantes de los partidos políticos, en 2018 –año electoral–, ninguno de los candidatos presidenciales aportó dinero a sus partidos. Tampoco lo hicieron ninguno de los expresidentes de México. 

¿Cómo funciona el financiamiento a partidos políticos en otras partes del mundo?

El financiamiento de los partidos políticos en el mundo suele ser combinado (público y privado). La proporción público-privado varía entre países, desde un 90-10%, en países como Grecia o Turquía. Hasta 35-65%, en Noruega, de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Mientras que en México el financiamiento privado no llega ni al 1%.

Sin embargo, antes de abrir la posibilidad a aumentar el financiamiento de particulares, es necesario fortalecer la regulación y fiscalización de las aportaciones, para garantizar que el dinero provendrá de fuentes lícitas y de que los votantes sabrán exactamente quién financia a los políticos. 



Compartir: