México
Foto: Cuartoscuro
Los efectos negativos de la baja en las tasas de interés de Banxico
México
Los efectos negativos de la baja en las tasas de interés de Banxico
Sí podría afectar tu bolsillo
21 Ago | 2019
Por: Juan Luis García
Muy Cierto
Los efectos negativos de la baja en las tasas de interés de Banxico
Sí podría afectar tu bolsillo
Ago 21, 2019
por: Juan Luis García
Muy Cierto
Compartir:

El Banco de México (Banxico) bajó las tasas de interés de 8.25 a 8%, ¿eso cómo me afecta? Es posible que bajen las tasas de interés de las tarjetas de crédito, así que suena bien… ¿o no? La gente estará más motivada a gastar más y ahorrar menos, lo que a la larga, puede traer un efecto inflacionario. 

Esto significa que el dinero será “más barato”, y por tanto –espera el gobierno– habrá mayor consumo. Sin embargo, el efecto es que, a mayor demanda, las empresas suben los precios de los productos. Así, hay más efectivo, pero los precios comienzan a subir, lo cual, si se convierte en una constante, aumenta la inflación. 

“En el Banco de México están cuidando más la inflación, que no está mal, pero es importante bajar las tasas para alentar el crecimiento”, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador a Bloomberg a finales de julio. 

Sin embargo, un posible aumento en la inflación dependerá de otros factores, como el crecimiento del empleo y el tipo de cambio. “Esto no se ve de inmediato, no es al siguiente mes, tardará en verse”, explicó a Cuestione Abraham Vergara, consultor financiero internacional. 

¿Qué créditos pagarán una tasa de interés menor?

Aplicará para créditos utilizados para consumo de productos y servicios, como las tarjetas de crédito, que en su mayoría tienen tasas de “interés variable”. Es decir, que cambian cada vez que el Banxico establece nuevas tasas, dijo Vergara. 

Mientras que los créditos otorgados con “tasa fija” –como lo son, la mayoría de los hipotecarios–, no sufrirán cambios.

México y EU: un espejo de intereses

El Banxico bajó sus tasas de interés porque está muy al pendiente de lo que hace Estados Unidos, el cual redujo sus tasas por primera vez desde 2008, el pasado 31 de julio, al pasar del intervalo de 2.25-2.50% a 2-2.25%. ¿Por qué? Por las mismas razones que lo hizo México: que las empresas y consumidores gasten más en productos y servicios, y así incentivar la economía. 

No tendría sentido que México subiera sus tasas de interés, mientras EU las baja, porque el trecho entre las tasas de ambos países (seis puntos) ya es muy grande, dijo Manuel Guadarrama, experto en finanzas del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).  

Falta tiempo para ver si la decisión beneficia o no a la ciudadanía, pero por lo pronto los mercados internacionales estarán atentos a las decisiones de la actual administración.



Compartir: