México
Foto: IPN
México, con poca investigación y el gobierno les limita recursos
México
México, con poca investigación y el gobierno les limita recursos
Se organizan contra recortes de AMLO
17 Jun | 2019
Por: Angélica Jocelyn Soto Espinosa
Muy Cierto
México, con poca investigación y el gobierno les limita recursos
Se organizan contra recortes de AMLO
Jun 17, 2019
por: Angélica Jocelyn Soto Espinosa
Muy Cierto
Compartir:

México tiene menos de 350 personas investigadoras por millón de habitantes, la mitad que tiene Brasil y un tercio de los que tiene Chile y Argentina, según datos de 2013 de la UNESCO.

Esta cifra es preocupante, ya que -según ese organismo de la ONU- América Latina tiene 3.8% de las personas dedicadas a la investigación que hay en el mundo, cuando América del Norte y el este de Europa tienen 38.9%.

A pesar de este triste escenario, el gobierno federal decidió ensombrecerlo aún más y recortar recursos al presupuesto para la investigación y la ciencia.

¿Cómo han sido los recortes y ajustes?

Desde el pasado 15 de diciembre, el Poder Ejecutivo entregó a la Cámara de Diputados un proyecto de Presupuesto de Egresos para 2019 que incluía un recorte de 6.5% para el Programa de Ciencia, Tecnología e Innovación, y una reducción del 12.6% al Ramo 38, relativo al  Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Este recorte, advirtió entonces en un posicionamiento la Red Nacional de Consejos y Organismos y Ciencia y Tecnología, sitúa al presupuesto de Conacyt en un nivel 40% menor al de 2015 y parecido al gasto en 2011.

El recorte para el Conacyt incluyó la desaparición de fondos en infraestructura científica y tecnológica, la reducción de recursos a las entidades federativas para actividades en el sector, así como un recorte a 38 instituciones científicas nacionales.

Luego de críticas ciudadanas, la Cámara de Diputados aprobó subir el presupuesto a 24 mil 700 millones de pesos, que aún son tres mil millones de pesos menos que en 2018, como declaró en febrero pasado la titular de Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla, quien dijo que haría “más con menos” y que había excesos en el gasto público.

En la conferencia mañanera del 14 de febrero, el presidente Andrés Manuel López Obrador declaró que hay una “mafia” en el campo de la ciencia… y el 3 de mayo emitió un memorándum para todas las dependencias, en éste se señalaba la reducción de 30 al 50% el presupuesto destinado al trabajo operativo de los Centros Públicos de Investigaciones (CPIs).

En respuesta a estos ajustes, más de tres mil investigadores se pronunciaron por escrito y advirtieron que esto traería un grave impacto, como que algunos de los centros colapsen antes de fin de año.

El Instituto Mora ya vive despidos

“(Los ajustes) han sido fuertes y rápidos (...) Es preocupante que se recorte en ciencia e investigación, en arte, cultura, incluso en salud, y que se priorice en energía en detrimento de otras áreas que también son sustantivas para el desarrollo del país“, expuso en entrevista para Cuestione, Mauricio Prado Jaimes, estudiante del Instituto de Investigaciones Dr. José María Luis Mora, uno de los centros afectados.

Mauricio, integrante del Comité Estudiantil, envió una carta el pasado 5 de junio al Conacyt por los ajustes que el gobierno federal ordenó.

Estas modificaciones derivaron en el despido de 40% del personal administrativo del Instituto Mora, lo que según Prado Jaimes, compromete el funcionamiento del Instituto porque aunque no se despidió a personal de investigación o docente, se afectó a varias áreas sustantivas.

Te puede interesar: Pega 4T a científicos y artistas

El Instituto recortó dinero y despidió principalmente a personal del área de publicaciones periódicas (que hace la difusión de la investigación que realiza su instituto), la mitad del área de vinculación (que une al instituto con otros centros de investigación de todo el mundo) y al área de contratación externa.

Ésta última es la que más preocupa al estudiantado, ya que el instituto, con 70 investigadores, requiere contratar docentes externos porque actualmente no tiene la capacidad para impartir todos sus programas.

Algunos de los programas del MORA incluyen: Licenciatura en Historia; Maestría en Cooperación Internacional para el Desarrollo;  Maestría en Estudios Regionales; Maestría en Historia Moderna; Doctorado en Estudios del Desarrollo, Problemas y Perspectivas Latinoamericanas; y Doctorado en Historia Moderna y Contemporánea.

Estos recortes también violan los derechos laborales del personal administrativo despedido o de personal experto que ya no será contratado para los proyectos de investigación, según escribió el Comité Estudiantil en su carta.

Otro punto: el instituto tiene que continuar con sus actividades de manera normal, por lo que de ahora en adelante se va a recargar el trabajo administrativo en el personal que quedó.

De acuerdo con Mauricio Prado, el gobierno federal debe considerar que la investigación, en este caso en ciencias sociales, también es importante en el desarrollo del país, ya que trabajan en campo y archivo para generar los insumos (estadísticas, investigaciones y teorías) que apoyan la toma de decisiones y la generación de políticas públicas en todas las áreas.

Estudiantes también exigen al gobierno federal que haga un análisis más fino de los recortes; que sea más transparente con los ajustes al presupuesto; y que tenga más cuidado con emitir declaraciones como “privilegiados” que descalifican a las personas de la academia.

Ya hubo una respuesta por parte de la directiva del Instituto Mora y de Conacyt al Comité Estudiantil: no hay forma de solicitar más recursos pero revisarán cada partida presupuestal para ver de qué bolsas se pueden compensar gastos y no afectar la contratación de docentes honorarios.

¿Fuga de cerebros?

De 2005 a 2010 se duplicó la cifra de la migración altamente calificada (con estudios superiores) de México a EU, al pasar de 411 mil fugas a un millón 25 mil. Esto hace que nuestro país ocupe el cuarto lugar a nivel mundial en fuga de cerebros, según un reporte de la Cámara de Diputados.

En 2017, al menos 17% de connacionales en EU tenía un grado universitario o equivalente, cuando en el 2000 el porcentaje era de 7%.

Gran parte del problema está asociado a la inversión pública en ciencia y tecnología, ya que mientras países como Corea invierten hasta más de 5% del Producto Interno Bruto (PIB) en este ramo, México destinó (antes de los recortes de este año) menos del 0.5%, de acuerdo con el mismo informe.

Si el mismo Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024 reconoce que la proporción de personas que accede a un posgrado en México es de poco más de 6%, por lo que uno de sus objetivos es impulsar el desarrollo científico y de investigación, ¿por qué parece que el gobierno camina en dirección contraria a esta meta?



Compartir: