México
Foto: Facebook
Mexico.com, tan lejos de sus periodistas y tan cerca de Javier Duarte
México
Mexico.com, tan lejos de sus periodistas y tan cerca de Javier Duarte
Trabajadores demandan que les paguen sueldos
14 Ago | 2019
Por: Gabriela Gutiérrez
Muy Cierto
Mexico.com, tan lejos de sus periodistas y tan cerca de Javier Duarte
Trabajadores demandan que les paguen sueldos
Ago 14, 2019
por: Gabriela Gutiérrez
Muy Cierto
Compartir:

Max Trejo Cervantes, secretario general del Organismo Internacional de Juventud para Iberoamérica (OIJ), que se encarga de gestionar políticas públicas en favor de las condiciones de trabajo y bienestar de la juventud en 21 países, prometió a más de 30 periodistas trabajar en un nuevo medio de comunicación libre e independiente, pero terminó defraudándolos y sin pagarles

Mexico.com nació en junio de 2018 (en pleno periodo electoral). Su última nota se publicó el 10 de julio pasado. Desde entonces, el tiempo está congelado en el portal de noticias. 

“Primero (Trejo) nos pidió un poco de tiempo, porque se estaba constituyendo la empresa, para darnos los contratos y darnos de alta en el seguro social. Pero pasaron dos meses y no había nada”, dice Mael Vallejo, director editorial fundador de Mexico.com y uno de los primeros miembros del equipo en salir, en febrero pasado. 

Te puede interesar: El IMER y la crisis de los medios públicos (y privados)

Además de nunca inscribir a sus empleados al seguro social, Trejo pretendió darles un seguro privado de gastos médicos mayores, pero cuando uno de ellos intentó usarlo, descubrió que la póliza estaba vencida, pues solo se había pagado el primer mes. Todo esto, mientras que por el mundo hablaba del “trabajo decente” para jóvenes:

Los problemas llegaron en cascada. Los pagos de salarios comenzaron a retrasarse al tercer mes de que lanzaron el portal. A la incertidumbre del pago, siguió la pérdida de una oficina en dónde trabajar, pues Trejo también dejó de cubrir la renta. Entonces, los empleados empezaron a trabajar desde su casa. 

Ahora sus exempleados se unieron y demandaron a Trejo ante las autoridades laborales, en busca de que les paguen lo que les quedó a deber y se les indemnice conforme a la ley. Para dar a conocer su situación abrieron la cuenta en Twitter Unión Mexico.com

Pablo León, el último director editorial de Mexico.com y uno de los 31 periodistas que demandaron, estima que Trejo debe más de un millón de pesos, entre salarios no pagados y adeudos a proveedores. 

Más sobre el tema: La nueva de Notimex, plagios y escándalos por despidos

En una última comunicación de Mexico.com, a través de su cuenta en Twitter, se comprometió a pagar en seis días (el próximo lunes 19 de agosto) a todos sus extrabajadores. 

En respuesta, Unión México publicó:

Escalada política, sin importar sobre quién pasaba

Aunque Max Trejo intentó incursionar en los medios de comunicación, la realidad es que su trayectoria la hizo en el terreno de la política, en su natal Veracruz, en la administración del hoy preso exgobernador Javier Duarte Ochoa

Trejo conoció a Karime Macías –esposa de Duarte–, quien le abrió la puerta al gobierno duartista, y después fue nombrado director de la Oficina de Representación para Europa e Iberoamérica de Veracruz. Desde ahí, Macías y Trejo se daban espaldarazos el uno al otro, relata la organización Poder.

Durante la gestión de Trejo en España, como representante de Veracruz, negoció la presencia de la primera escuela del equipo Real Madrid en su estado. Duarte compró desayunos para cinco mil niños españoles de bajos recursos (mientras que la inseguridad y la pobreza azotaban Veracruz). 

También intentó concretar una reunión con el entonces príncipe Felipe, para que Veracruz fuera la sede de la Cumbre Iberoamericana de Jóvenes Líderes del periodo 2013 y 2014. Esto provocó, incluso, un conflicto entre Duarte y el entonces embajador de México en España, Francisco Ramírez Acuña. 

“Para 2015, el joven político había logrado posicionarse con el gobierno de Enrique Peña Nieto… Fue en Cancún(en un encuentro juvenil)  que se dio a conocer que Max Trejo sería nombrado como el próximo Secretario General de la OIJ por cinco años (hasta el 2020) y el gobierno de EPN lo presumió”, asegura Poder.

Tras la detención de Duarte, en 2017, Trejo hizo todo lo posible para no caer junto con él. Y lo logró. De hecho, en diciembre pasado, cuando Andrés Manuel López Obrador recién había asumido la presidencia presentó al mandatario a directivos de la empresa suiza Nestlé, que se comprometió a invertir 154 millones de dólares, para una nueva planta en Veracruz. 

A partir de ese momento se le abrieron las puertas de Palacio Nacional. Incluso, logró reunirse con Jesús Ramírez, director de Comunicación Social de Presidencia. Una fuente cercana a Trejo, quien pidió reservar su nombre por temor a represalias, aseguró a Cuestione haber sido testigo de múltiples contactos entre el emprendedor y Ramírez. 

“Me consta que se reunían y tenían contacto. A mí me parece que toda la jugada fue un error de cálculo de Trejo. Pensó que iba a obtener publicidad del gobierno pronto y aunque Jesús le decía que sí, que luego, nunca se la dieron (publicidad)”, dijo la fuente en entrevista. 

El sueño de conquistar el continente

Trejo no solo buscaba incidir en la política de México, sino de toda Latinoamérica, reveló una persona cercana a su entornos que también pidió a Cuestione reservar su nombre. 

“Su primer paso era México. Por eso había contratado el dominio de Mexico.com e hizo lo mismo para dominios similares de los estados. Todos los dominios de los nombres de los estados con .com o .news son de él”, dijo la fuente.

Aunque la mayoría de los datos del registrante de los dominios son privados, Cuestione confirmó que varios de los estados, como Coahuila, Querétaro, Chihuahua y Nayarit estaban dados de alta por la empresa española Moléculas Digitales SL, cuya representante es Rosa Carmina Cervantes Cianca, madre de Trejo.

Moléculas Digitales tiene su base en Madrid y reporta, según la página empresarial Infocif, un capital de 8.1 millones de euros, lo cual, de ser cierto, sería suficiente para pagar el adeudo que Trejo tiene en México con los exempleados y proveedores de México.com.

“Cuando se planteó el proyecto, se planteó como algo escalable, abriendo estados hasta llegar a una plataforma continental. Por eso nunca dudamos de que el proyecto tenía futuro”, dijo un extrabajador de Mexico.com a Cuestione.

Max Trejo también lo creyó y con ese objetivo, registró en 2016 su propio nombre como marca, ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).

Ahora falta que Trejo cumpla el último acuerdo y pague a los excolaboradores los salarios caídos, aunque el portal de noticias mexico.com difícilmente se recuperará de este golpe. Al final, aunque luchó para que la estrepitosa caída de Duarte Ochoa no lo arrastrara, resultó una premonición de su propio desastre. 



Compartir: