México
Armando Monroy / Cuartoscuro
Narcomenudeo, homicidios y feminicidios: los pendientes que Orta heredó a Harfuch
México
Narcomenudeo, homicidios y feminicidios: los pendientes que Orta heredó a Harfuch
CDMX, tierra fértil para la inseguridad
12 Oct | 2019
Por: Mariangel Calderon
Muy Cierto
Narcomenudeo, homicidios y feminicidios: los pendientes que Orta heredó a Harfuch
CDMX, tierra fértil para la inseguridad
Oct 12, 2019
por: Mariangel Calderon
Muy Cierto
Compartir:

“Si no hay resultados en un año me voy”... Y que se va. El ahora exjefe de la policía capitalina, Jesús Orta, dijo aquella frase en junio pasado, al comparecer en el Congreso de la Ciudad de México, y parece que tenía razón. 

En septiembre, Orta afirmaba que no estaba satisfecho con los resultados y que había trabajo por hacer. Trabajo que le dejó en el escritorio a Omar Hamid García Harfuch, quien desde el 4 de octubre ocupa su lugar.  

 

Las tareas pendientes 

Desde el primer rayo de sol hasta el último minuto del día hay, en promedio, 112 asaltos con violencia; 66 más a negocios, 38 vehículos robados, 14 detenidos por narcomenudeo y tres extorsiones, por mencionar solo algunos de los delitos cuyos indicadores no han mejorado en la Ciudad de México. 

Lo anterior, según el Reporte de Incidencia Delictiva en la CDMX del primer semestre de 2019, que realiza el Observatorio Nacional Ciudadano, en el que además indicó que, en comparación con los primeros seis meses del año pasado, solo se redujeron los índices de robo a transeúnte y a casa habitación. 

El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SENSP) también revela que García Harfuch, no la tiene fácil. 

Los delitos que más han aumentado, de 2018 a 2019, son: robo a banco y a taxis, con alzas de 200% y 126%, respectivamente. También, robo a personas en espacios públicos como parques y plazas, así como a vehículo particular, narcomenudeo y robo a negocios.

También azotan a la capital una ola de feminicidios, violaciones y homicidios dolosos. Este último delito, de acuerdo con datos del SESNSP, registra la tasa más alta en los últimos 22 años. 

Te puede interesar: Agosto rojo: las víctimas de homicidio siguen creciendo en 2019

Solo bajaron los robos en calles y avenidas, aunque según los indicadores si bien éstas ya no son territorio de la delincuencia, sí lo son los espacios públicos. También hay menos secuestros, robos a casa-habitación y de autopartes.

¿Quién tiene que resolver todo esto?

Omar García Harfuch estuvo a cargo de la investigación por los 43 normalistas desaparecidos en Ayotzinapa. Investigación que causó  inconformidades. Se desempeñaba como jefe de general de la policía de investigación y coordinador de inteligencia de la Procuraduría General de Justicia de la CDMX. Por mencionar algunas de sus credenciales, tiene cursos en Harvard, la DEA, la embajada de EU, el FBI y la Enforcement Academy. 

Aunque también tiene un oscuro linaje; como lo documentó Cuestione, su papá fue director de la extinta Dirección Federal de Seguridad (la policía política del régimen priista), Javier García Paniagua, entre 1976 y 1978, en medio de la llamada “guerra sucia” del gobierno contra las agrupaciones políticas y guerrilleras. Su abuelo era el general Marcelino García Barragán, secretario de la Defensa Nacional cuando se dio la masacre de Tlatelolco, en 1968.

Te recomendamos: Los pendientes que deja Jesús Orta en la policía de la Ciudad de México

El nuevo secretario de Seguridad Ciudadana tiene mucho trabajo sobre la mesa. Como el fortalecimiento a las labores de inteligencia e investigación de la policía que derivaría en que los delincuentes se queden en la cárcel. Y el pan de cada día: el homicidio, el feminicidio y las violaciones, que se han mantenido constantes. 



Compartir: