México
Foto: Twitter
Cuestione | ¿Nos quedaremos sin organizaciones?
México
¿Nos quedaremos sin organizaciones?
Existen casi 40 mil en México
24 Feb | 2019
Por: Scarlett Lindero
Parcialmente Cierto
¿Nos quedaremos sin organizaciones?
Existen casi 40 mil en México
Feb 24, 2019
por: Scarlett Lindero
Parcialmente Cierto
Compartir:

Unas 399 mil 601 familias que actualmente reciben ayuda por programas o apoyos de Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC), podrían dejar de tener estos beneficios, tras eliminar los recursos que de las OSC recibían por parte del Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol).

En México hay unas 40 mil OSC, de ellas, mil 777 recibieron 259 millones 867 mil 881 pesos, a través del Indesol en 2018.

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que su gobierno ya no transferirá más recursos, pues se trataba de una "una simulación… y ya no se va a permitir” y, agregó: “No conozco gente de sociedad civil de izquierda, todo tiene que ver con el conservadurismo”.

Más allá de ser de derecha o izquierda, las organizaciones civiles “reflejan la pluralidad de distintos grupos sociales, como los pueblos indígenas, la comunidad LGBT, o causas de derechos humanos, porque de eso se han encargado estos grupos de dotar de democracia al país a partir de la pluralidad”, explicó a Cuestione Pablo González Ulloa, académico de la UNAM y experto en OSC.

Históricamente, las organizaciones civiles han servido como contrapeso al poder, opina González Ulloa, y han incidido en la opinión pública y en la democracia, “de ahí han nacido órganos autónomos y se han tomado decisiones legislativas como recientemente el colectivo de asociaciones civiles #SeguridadSinGuerra, para la Guardia Nacional”.

Las OSC ayudan a los países, también, a crear políticas públicas y con ello generar un entorno político más democrático, advierte Miguel Ángel Márquez, académico de la UNAM.

Márquez dice que, de quedarse sin recursos, los sectores más vulnerables serían los de salud, pero piensa que la nueva medida de López Obrador obligará a la sociedad civil y a la iniciativa privada a crear “nuevos canales de fortalecimiento, debemos crear nuevos mecanismos de apoyo entre todos a través de donatarias y así evitar la dependencia del estado”.

¿Qué son las OSC?

Las organizaciones de la sociedad civil son grupos que nacen desde la ciudadanía, con objetivos comunes, en diferentes sectores. Las hay desde culturales, deportivas, políticas, feministas, para población vulnerable, como personas con discapacidad, niños con problemas psicomotrices, pacientes con enfermedades y un largo etcétera.

En México hubo un boom de creación de OSC en 2004, cuando surge el Registro Federal de Organizaciones de la Sociedad Civil, que permitió acceder a tener recursos públicos. Así, México pasó de tener dos mil OSC, en 1991, a casi 40 mil actualmente.

Pero el que haya más no ha ayudado mucho a la filantropía de la ciudadanía. De acuerdo con el informe Las organizaciones civiles en México, elaborado por académicos de la UNAM, México es uno de los país con menor filantropía y menores recursos otorgados por el gobierno; el 85% de éstos vienen de ingresos propios:

 

En 2013, seis de cada 10 mexicanos tenía poco o nada de confianza en las organizaciones civiles, lo que se refleja en las pocas donaciones que reciben las OSC, y cada 8 de 10 mexicanos prefiere realizar una aportación de manera directa que por medio de una organización, según datos de la Encuesta Nacional sobre Filantropía y Sociedad CIvil (ENAFI).

¿Qué va a pasar con las OSC?

Para Roxana Pacheco, empresaria con discapacidad y exbeneficiaria de Vida Independiente México (una asociación que apoya a las personas con discapacidad motriz), dice que con esta decisión se perderían los recursos para las personas con discapacidad que tenían servicios de educación, médicos y de inclusión, “estas organizaciones realizan la tarea que el gobierno no puede cubrir, nos está condenado al asistencialismo, a la limosna eterna”.

El académico González Ulloa coincide con Pacheco, pues “más allá de ser políticas asistencialistas, dan empoderamiento a las personas y ayudan a fomentar el ejercicio de los derechos humanos, son coadyuvantes de las distintas políticas públicas”.

Roxana ha sido una de las activistas que se han pronunciado contra esta medida en Twitter, a través del hashtag #SíConLasOSC varias de las personas beneficiadas e integrantes de éstas han comenzado una comenzado una campaña.

 ¿Estamos dispuestos a donar más? ¿Quién va a apoyar a las miles de personas que perderán su apoyo?



Compartir: