México
Foto: Reuters
Las razones por las que mexicanas aún podrían ser juzgadas en EU por caso NXIVM
México
Las razones por las que mexicanas aún podrían ser juzgadas en EU por caso NXIVM
Recuento del caso
06 Feb | 2020
Por: Redacción
Muy Cierto
Las razones por las que mexicanas aún podrían ser juzgadas en EU por caso NXIVM
Recuento del caso
Feb 06, 2020
por: Redacción
Muy Cierto
Compartir:

A casi ocho meses de que un jurado en una Corte Federal en Nueva York, declarara culpable a Keith Alan Raniere de siete cargos: crimen organizado, tráfico sexual, privación de la libertad y abuso sexual de una menor. Ahora unas 80 presuntas nuevas víctimas salen a la luz para demandar a NXIVM, a Raniere y a otros 14 integrantes de su círculo de confianza, incluyendo a cuatro mexicanas.

Se trata de Rosa Laura Junco, hija de Alejandro Junco de la Vega, exdirector general del periódico Reforma; Loreta Garza Dávila, empresaria regiomontana y licenciataria del llamado Kinder Nxivm en Monterrey, y las couches Mónica Durán y Daniela Padilla, todas identificadas durante el juicio contra Raniere.

Esta vez, la demanda no incluye a los hijos del expresidente Carlos Salinas de Gortari, Emiliano y Cecilia Salinas Occelli, ni a Alejandra González Anaya, hermana del exsecretario de Hacienda, Alejandro González Anaya y esposa del abogado Federico de la Madrid, hijo del expresidente Miguel de la Madrid.

“Mientras más tiempo se haya estado inmerso alguien en este sistema, es más probable que se sufran lesiones psicológicas y emocionales de moderadas a graves, incluido el trastorno de estrés postraumático y el trastorno de estrés postraumático complejo”, advierte el documento de 189 páginas, en las que también se menciona a Nancy Salzman; a las hermanas multimillonarias Clare y Sara Bronfman; a la hija de Nancy Salzman, Lauren Salzman; y a la actriz de Smallville, Allison Mack, entre otras personas. 

El caso NXIVM, el juicio en Estados Unidos contra el líder de una secta de explotación sexual de mujeres en la que participaron personajes de la élite mexicana, concluyó sin ningún cargo para Emiliano Salinas Occelli, exsocio de Keith Raniere, presunto cómplice y co-conspirador, y segundo en el máximo nivel de importancia dentro de esta organización. 

La Corte del distrito Este de Nueva York encontró culpable al fundador de NXIVM, Keith Alan Raniere, de todos los cargos de los que fue acusado: crimen organizado; explotación sexual de una joven de 15 años; posesión de pornografía infantil; conspiración para trabajo forzoso; fraude electrónico; conspiración e intento de tráfico sexual y conspiración para cometer robo de identidad.

El juicio concluyó el 19 de junio y Raniere, que ya está en prisión, será sentenciado el próximo 25 de septiembre. Aunque su defensa legal aún puede impugnar la decisión, el “falso gurú” podría pasar toda su vida en prisión por todos los cargos que enfrenta.

Si bien ya acabó el juicio en contra de Raniere, esto no implica que Salinas Occelli haya salido bien librado, pues la Corte estadounidense aún podría iniciar un nuevo juicio pero ahora en su contra por el delito de complicidad y conspiración. 

Tal vez te interese leer: Los argumentos en el juicio que hundieron a Keith Raniere

¿Por qué? 

Como recordarán, Raniere no fue el único implicado en la investigación de este costoso programa de autoayuda que tenía un sistema piramidal con el que enganchaba a las mujeres para convertirlas en esclavas sexuales, seguidoras de la secta y, al mismo tiempo, reclutadoras. 

Durante la investigación judicial y luego de escuchar los testimonios de las víctimas, la fiscal federal Moira Kim Penza identificó en una audiencia a Emiliano Salinas, hijo del expresidente Carlos Salinas de Gortari, como cómplice de conspiración de Raniere

Salinas, que se asoció con él para crear filiales de NXIVM en México, presuntamente creó varias cuentas de correo para desacreditar, hostigar y espiar a quienes estuvieran en contra de la organización. Según la fiscal, los correos (una de ellas identificada como beacon2009@gmail.com) fueron encontrados en la casa de Nancy Salzman, cofundadora de NXIVM

Se encontraron carpetas con informes financieros etiquetados con nombres de periodistas, jueces, especialistas en la secta y otras personas que habían criticado al grupo, incluyendo al senador Chuck Schumer; el entonces fiscal general del estado de Nueva York, Eliot Spitzer, y el líder de la mayoría en el senado estatal, Joseph L. Bruno, según documentó The New York Times.

Pero no sólo eso, sino que en su testimonio, Lauren Salzman, hija de la vicepresidenta de NXIVM, Nancy Salzman, dio a conocer que Emiliano Salinas junto con su socio Alejandro Betancourt y el empresario inmobiliario de Jalisco, Jack Levy, formaron parte del círculo más íntimo de Raniere, informó en su momento Aristeguinoticias.

Ese medio también develó redes financieras y políticas que Emiliano Salinas construyó en México para financiar a Raniere a través de empresas o del Movimiento In Lak’ech, una supuesta organización pacifista que recaudó casi 10 millones de pesos para hacer una película que rendía culto al propio Raniere, y señaló que desde 2015, Salinas y su hermana Cecilia conocían la existencia de DOS (Dominante sobre sumiso), el grupo secreto de esclavas.

Te recomendamos leer: Gobierno de EPN dio al menos 5 mdp a empresa de Raniere

En 2018, cuando el caso contra la secta se hizo público, Emiliano Salinas y su socio Alejandro Betancourt (con quien fundó la filial) defendieron a Raniere; pero cuando las acusaciones se intensificaron, ambos se deslindaron del “gurú” y luego renunciaron a la empresa de autoayuda que crearon a semejanza de la de Raniere. 

Durante el juicio de 2019, Emiliano Salinas emitió un comunicado para negar su participación en DOS y es todo lo que ha dicho al respecto:

Previo al cierre del juicio, distintos medios de comunicación mostraron videos en los que se ve al hijo del expresidente bailar en eventos públicos en honor a Raniere. También se dio a conocer que Raniere no sólo era socio de Salinas sino que fue su mentor por más de 10 años, y que el mexicano era el segundo en nivel de importancia dentro de la organización.

Desde que inició el juicio, Salinas Occelli no hizo apariciones públicas y evadió dar declaraciones al respecto, pero el pasado 2 de junio, la actriz Ludwika Paleta, esposa de Salinas, mostró en sus redes sociales una foto de ambos dándose un beso. 

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Te amo ❤️

Una publicación compartida por Ludwika Paleta (@ludwika_paleta) el

La fiscalía aún tiene que sustentar los señalamientos que hizo contra él durante el juicio. ¿El hijo del expresidente de México saldrá bien librado del caso NXIVM?



Compartir: