México
Cuartoscuro
Orgullo LGBT+ sigue la lucha por la igualdad y los derechos humanos
México
Orgullo LGBT+ sigue la lucha por la igualdad y los derechos humanos
XLII marcha será virtual
27 Jun | 2020
Por: Verónica Martínez
Muy Cierto
Orgullo LGBT+ sigue la lucha por la igualdad y los derechos humanos
XLII marcha será virtual
Jun 27, 2020
por: Verónica Martínez
Muy Cierto
Compartir:

La mañana del 11 de marzo de 2010 había un movimiento inusual en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento del entonces Distrito Federal. Cinco enlaces matrimoniales estaban por celebrarse. Eran las primeras bodas LGBTTTI legalmente reconocidas en la Ciudad de México y América Latina.

Tres meses antes (21 de diciembre de 2009), la Asamblea Legislativa del aún Distrito Federal avaló la reforma al Código Civil. En el Artículo 146 se estableció el matrimonio como “la unión libre de dos personas” eliminando el término “entre hombre y mujer”. 

La reforma entró en vigor el 4 de marzo de 2010. Siete días después, Lol Kin Castañeda Badillo y Judith Vázquez Arreola se casaron. La pareja dio un paso más en la lucha por la igualdad y los derechos humanos. A diez años de ese alcance, Lol Kin le dijo a Cuestione:

“Hace falta vivir en libertad, lamenta que aún se den distinciones al momento de solicitar un derecho”.

Judith Vázquez y Lol Kin Castañeda. Foto: Cuartoscuro.

Alcances y voces de lucha

Lol Kin lleva años luchando para que se reconozcan los derechos de la comunidad LGBTTTI… 

Primero consiguieron  la reforma al Código Civil en 2010; la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) abrió la puerta al matrimonio igualitario en 2015; y, después, la Constitución Política de la Ciudad de México de 2017 incluyó los Derechos de las personas LGBTTTI en el Artículo 11 referente a la Ciudad Incluyente.

“Como diputada constituyente logré colocar el reconocimiento a las personas LGBTTTI al matrimonio civil, concubinato, el derecho a una vida libre de violencia y el reconocimiento a todas las estructuras de familia con y sin hijos, casadas o no”, nos platicó Lol Kin, quien es, además, defensora de derechos humanos.

Ella asegura que la “Constitución es realmente muy importante, es la única en el mundo con este reconocimiento explícito… podría ser un modelo que sirva para toda la federación y que permita realmente cambiar el quehacer en la administración pública”.

Quizá te interese: Tres historias de personas transgénero

Pero… algo falta.

Lol Kin lo recuerda como un pasaje “chusco”, pero por meses llevó el acta de matrimonio en su bolso para certificar que formaba una familia con su pareja, Judith Vázquez Arreola. 

“Intentamos rentar un vehículo en un viaje. Yo llevaba la licencia y ella la tarjeta de crédito. ‘¿Se puede hacer así?’, preguntamos. Me respondieron sobre el parentesco, si era mi mamá o éramos hermanas. ‘Ella y yo estamos casadas’, dije. Y me pidieron comprobarlo”, relató. 

¿De verdad es cierto? ¿De verdad un hombre y una mujer que tienen un vínculo filial, tienen que ir comprobando, documentando ante cualquier servicio y ante cualquier instancia, que realmente son quienes dicen? No, no sucede”, cuestionó Lol Kin.

Aunque reconoce que hay avances sobre el matrimonio civil igualitario y el reconocimiento de la identidad de género, considera que aún faltan muchos pendientes.

“Aspiro a un contexto de igualdad, en donde ser lesbianas, ser heterosexual no haga la diferencia; que nos dejen correr los mismos trámites en los mismos tiempos, formarnos en la misma ventanilla; que no nos pidan un requisito extra; que no tengamos qué esperar tiempos diferenciados de justicia”, expone la constituyente de la CDMX.

La familia Castañeda Vázquez se enfrentó a la discriminación cuando tuvo que esperar nueve meses para que el trámite de registro ante el IMSS fuera una realidad. 

“Luego de un proceso jurídico para ganar el amparo, el Estado terminó por reconocer que en efecto era nuestro derecho. En esos nueve meses, los gastos nos fueron trasladados a ella y a mí. No los debimos de haber tenido y eso sigue ocurriendo hoy en día. Lamentablemente no toda la gente está en las mismas condiciones para hacerse llegar de justicia”. 

¿México es un país incluyente?

Sin dudar, Lol Kin responde: “México es un país que se ha negado a reconocer las diferencias y en vez de eso ha enfatizado las desigualdades”. 

Además, dice que persiste: “una idea supremacista y la mexicanidad que niega lo mestizo, lo indígena, lo lésbico, a las personas con discapacidad, que sostiene estos criterios porque son quienes históricamente han hecho la norma”.

En su papel de activista, Castañeda Badillo sabe que reconocer los derechos no cambia por sí solo las realidades, además de que la negación de los mismos promueven las desigualdades.  

“Tenemos en el escenario 12 estados en franca rebeldía; negando deliberadamente la Constitución y negando el matrimonio civil igualitario, pese a la disposición y las resoluciones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Aún cuando tenemos un principio constitucional, la igualdad, el respeto a los derechos humanos y la no discriminación, esos 12 estados se niegan a reconocer realidades y con ello promueven la desigualdad y la violencia”.

Algunos grupos políticos aún lo rechazan

La desigualdad sigue prevaleciendo. Gobernadores y legisladores “pretenden hacer de sus dogmas personales una norma pública”, menciona Lol Kin.

La activista pone como ejemplo el caso del PIN Parental como una vía por la cual se pretenden ignorar las funciones del Estado en términos de educación. 

“En realidad no hay una identidad única, podemos ver legisladores y legisladoras de extracto panista, priista, incluso, experiencias contrarias a sus principios como es el caso de Morena, del PRD; en Movimiento Ciudadano o del mismo felizmente extinto Encuentro Social, donde lo que privilegian es su propia moral para intentar hacerla orden público y con ello, la realidad es que están promoviendo esa desigualdad”.

Advierte la también defensora de derechos humanos, estos actores políticos “promueven el que se sostenga la violencia en nuestras sociedades. No alcanzan a magnificar el daño que ocasiona la discriminación, el daño que rasga la piel, la historia de vida de las personas al tener que huir de su comunidad para salvar la vida, al ser expulsadas de sus familias, ante estas realidades que no son respetadas”. 

¿Y qué hay con López Obrador?

El 24 de junio, durante el foro: LGBTTTI+: Retrocesos y desafíos en tiempos de la 4T, David Sánchez Camacho, integrante de Futuro 21, subrayó el desinterés del gobierno de Andrés Manuel López Obrador en impulsar políticas públicas enfocadas a mejorar la salud y el bienestar de los grupos LGBTTTI.

Desde el inicio de la gestión de AMLO, afirmó Sánchez Camacho, se registró un retroceso en los esfuerzos gubernamentales para revertir la violencia de género; además, destacó la ausencia de una política de Estado que impulse programas de educación sexual integral.

“El gobierno lopezobradorista salió más conservador que los anteriores. Únicamente está interesado en construir clientelismo electoral”.

Por su parte, Benjamín Gutiérrez, representante de la organización civil Infancias Transgénero, consideró que la invisibilización discursiva del presidente López Obrador fomenta la indiferencia de las instituciones para combatir la exclusión y discriminación de las poblaciones trans. “Merecemos estar en las leyes”.

Conapred, un golpe bajo

Lol Kin lamentó lo que sucede alrededor de Conapred, pues considera que debe contar con una agenda plural, no solamente dedicada a las personas LGBTTTI, sino a las personas con discapacidad, indígenas. “A esta agenda se han ido sumando una serie de realidades que habían sido ignoradas, entonces lo que tendríamos que estar haciendo con relación a Conapred, es pensar realmente cuáles son los alcances de la institución”.

El Conapred, menciona, ha tenido también procesos, muy limitados en donde han estado supeditados, a las indicaciones presidenciales, “como en el caso de la gestión que estuvo sometida a la presidencia de Felipe Calderón, por mencionar una”. 

Para la constituyente, la reflexión debería ser el “cómo el Conapred se convierte realmente en un eje rector de la política pública, por la igualdad y la no discriminación en todo el país”.

Pasajes de una historia multicolor en México

  • El primer dato sobre la homosexualidad que se dio a conocer fue en 1901 con la aprehensión de 41 homosexuales en la Ciudad de México; entre ellos Ignacio de la Torre, yerno de Porfirio Díaz.
  • El activismo clandestino se dio a finales de los 60; en 1971 se despidió a un empleado de Sears por su tendencia homosexual y surgió el Movimiento de Liberación Homosexual.
  • Para 1973, la escritora, Nancy Cárdenas salió del clóset a nivel nacional en el noticiero de mayor audiencia: 24 Horas, encabezado por Jacobo Zabludovsky.
  • El 26 de julio de 1978, durante la marcha por el aniversario de la Revolución Cubana, participaron homosexuales ligados al Frente de Liberación Homosexual de México.
  • En 1979 se llevó a cabo la primera Marcha del Orgullo Homosexual en la Ciudad de México. 
  • Entre 1980 y 1981, el movimiento va tomando fuerza, sin embargo, el aumento en los casos de VIH-SIDA hace que haya un retroceso.
  • A mediados de los años 90, hay un respiro con el tema del VIH y el movimiento comienza a tomar fuerza. 
  • Para 1997 se abrió el espacio para representar los derechos de la comunidad LGBT+, lo que permitió a Elsa Patria Jiménez ser la primera congresista federal abiertamente homosexual.
  • En mayo de 1998, AMLO como presidente del PRD se negó a realizar el foro de líderes LGBT. El jefe de Gobierno, Cuauhtémoc Cárdenas apoyó el foro, idea del diputado David Sánchez Camacho.
  • En 2001, la Ley de Sociedades de Convivencia fue vetada por AMLO durante cinco años, pero cuando Alejandro Encinas queda como jefe de gobierno capitalino la ley pasa y Marcelo Ebrard la aplica en su administración.
  • En 2014, la ALDF aprueba cambio de identidad de género a personas transexuales.
  • En 2018, el Senado aprueba la Ley de Identidad de Género permitiendo el cambio de nombre y sexo legal para todas las personas mayores de 14 años.

Festejo Virtual

Ante la emergencia sanitaria por COVID-19 y pese a que la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, informó que la CDMX transitó al semáforo naranja, el Día Internacional del Orgullo LGBT será a través de las redes sociales.

 XLII Marcha LGBTI CDMX

Sábado 27 de junio  desde las 12:00 

Transmisión en canal oficial de Youtube:  XLII Marcha LGBTI CDMX

 

 



Compartir: