México
Foto: Misael Valtierra/Cuartoscuro.com
Cuestione | Payán y Scherer: reconocimiento merecido
México
Payán y Scherer: reconocimiento merecido
El homenaje del Senado a dos periodistas
14 Dic | 2018
Por: Juan Luis García
Muy Cierto
Payán y Scherer: reconocimiento merecido
El homenaje del Senado a dos periodistas
Dic 14, 2018
por: Juan Luis García
Muy Cierto
Compartir:

La medalla Belisario Domínguez será entregada al periodista Carlos Payán, fundador del periódico La Jornada. Otra medalla (postmortem) fue declinada por los familiares del fundador de Proceso.

El próximo 19 de diciembre la medalla Belisario Domínguez del Senado será otorgada al periodista Carlos Payán Velver, cuya trayectoria incluye la fundación de medios escritos, entre ellos, La Jornada.

Sus inicios estuvieron marcados por labores sociales. Estudió Derecho en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y uno de sus primeros trabajos fue como investigador del Patronato de Historia de la Revolución Mexicana.

Payán se dedicaría más tarde al periodismo. Su primer acercamiento fue con el diario “El Machete” del Partido Comunista Mexicano (PCM). Después pasaría a fundar el periódico Unomásuno en 1977, en el que sería la mano derecha del director Manuel Becerra Acosta hasta 1983.

“Lo cierto es que el Unomásuno fue un espacio de crítica y objetividad periodística luego del desmantelamiento de Excélsior, realizado por el gobierno del entonces presidente Echeverría. Así, se convertiría en la obligada lectura”, reconoció la Universidad de Guadalajara en una revisión su trayectoria cuando le otorgó el grado Doctor Honoris Causa en 2013.

Carlos Payán

Luego del Unomásuno, un grupo de periodistas e intelectuales de diferentes corrientes de pensamiento, se lanzaron a la aventura de fundar un periódico independiente, de crítica y denuncia, que respondiera a los aires de cambio que se respiraban en la década de los 80 del Siglo XX. La Jornada nació en 1984. Payán fue el director desde el 19 de septiembre de aquel año hasta junio de 1996.

Bajo su dirección, el diario fijó su atención en las necesidades de las clases marginadas del país y oxigenó la libertad de expresión en México frente al ya oxidado régimen priista, que gobernó México por 71 años. El diario se caracterizó, por mucho tiempo (sin duda, durante toda su dirección) por su postura crítica hacia el régimen priista.

El ganador de la medalla Belisario Domínguez también sirvió como funcionario público.

Fue Consejero de la Comisión Nacional de Derechos Humanos desde sus inicios en 1990 hasta marzo de 1997, el organismo autónomo (con cierta independencia del Gobierno federal) vela y promueve los derechos humanos. Además, fue Senador del Partido de la Revolución Democrática en la LVII Legislatura (1997-2000).

El presidente Andrés Manuel López Obrador estará en la entrega de la medalla que otorga el Senado a los ciudadanos más destacados. El nombre de la presea, honra a Belisario Domínguez, senador por Chiapas asesinado en 1913, por oponerse al presidente golpista Victoriano Huerta.

Declinación tras su muerte

El Senado también buscaba dar reconocimiento postmortem (después de fallecido) al periodista Julio Scherer García, fundador de la revista Proceso en 1976. Sin embargo, la familia rechazó el homenaje. Esto provocó que los legisladores modificaran el escrito de premiación para sólo dejar a Payán.

“Con la certeza de que esa hubiera sido su voluntad, en respeto a su forma de vivir y de pensar”, justificó la familia la declinación de la medalla, de acuerdo con la revista Proceso. El periodista  rechazó en vida los premios y homenajes que viniesen de instituciones públicas.

Scherer estudió Derecho y Filosofía en la UNAM. El mítico director del Excélsior ingresó a ese diario en 1949, cuando tenía 18 años y alcanzó la dirigencia a los 42.

Sufrió el “Golpe a Excélsior” que el presidente Luis Echeverría operó para que un grupo de cooperativistas del medio, uno de los más grandes de Latinoamérica, decidieran la salida de Scherer el 8 de julio de 1976.

Scherer dejó el diario un mes después de que los terrenos- que pertenecían al personal del rotativo-, ubicados en Paseo Taxqueña, fueran invadidos por campesinos. Los trabajadores agrícolas decían que habían sido despojados de esas tierras. Los reclamos presuntamente fueron organizados por Echeverría para presionar al periódico por su línea crítica.

Fue entonces que, junto con un grupo de periodistas egresados de las filas del antiguo diario bajo su batuta y la de Vicente Leñero, fundó Proceso, el semanario que mantuvo en jaque y que, junto con La Jornada, en mucho contribuyó a profundizar las grietas del entonces régimen hegemónico emanado de la Revolución Mexicana.

Scherer continuó su carrera periodística tras el incidente. Escribió 22 obras entre 1965 y el 2013. Además, recibió diversos reconocimientos por organizaciones de periodistas, entre ellos, el Premio Nuevo Periodismo Cemex-FNP, impulsado por el escritor Gabriel García Márquez.

El periodista murió a los 88 años, en enero del 2015.  



Compartir: