México
Cuartoscuro
¿Por qué cancelaron los diputados la discusión para extinguir fideicomisos?
México
¿Por qué cancelaron los diputados la discusión para extinguir fideicomisos?
Después del regaño del presidente
01 Ago | 2020
Por: Omar González
Muy Cierto
¿Por qué cancelaron los diputados la discusión para extinguir fideicomisos?
Después del regaño del presidente
Ago 01, 2020
por: Omar González
Muy Cierto
Compartir:

Que siempre no. La eliminación de fideicomisos oootra vez no se discutió en la Cámara de diputados, a pesar de que se había acordado celebrar la Tercera Reunión Extraordinaria de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública el pasado miércoles 29 de julio. Y todo parece indicar que fue a partir del regaño del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Durante esa reunión se discutiría el dictamen con el que se buscaba eliminar tan solo cinco de los 44 fideicomisos que los diputados de Morena habían propuesto extinguir originalmente. El objetivo sería utilizar esos recursos “para atender los efectos de la pandemia del COVID 19 en temas de salud y economía, así como garantizar la continuidad de los programas sociales del bienestar”. 

Esta acción hubiera permitido -de acuerdo al Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados- disponer de 16 mil millones de pesos, lo que representa sólo 6% de lo que el presidente buscaba obtener a través del decreto que él mismo emitió para la extinción de todos los fideicomisos sin reglas de operación -250 mil millones de pesos-.

Lo curioso es que el 29 de julio, día en que estaba programada la reunión, el presidente descalificó en su conferencia mañanera esta propuesta. 

“Hay como 200 fideicomisos y apenas van a cancelar cinco, y piensan que ya con eso ya me voy a quedar tranquilo, ‘toma tú chupón’. No, yo en el Zócalo, el día que tomé posesión hice 100 compromisos y uno es el de eliminar los fideicomisos”, declaró el mandatario.

Además aseguró que lo que su gobierno quiere es “que Hacienda recoja esos recursos, los administre y se les entregue a los beneficiarios de manera directa” y advirtió que le pediría “a los legisladores que, si ahora no pueden, nosotros vamos a seguir insistiendo, que son todos, porque necesitamos ahorrar y que no haya corrupción, y que no haya derroche”. 

Horas después de estas declaraciones, sin explicación alguna, el diputado Erasmo González Robledo (Morena) -quien funge como presidente de la Comisión de Presupuesto- suspendió hasta nuevo aviso la reunión.

Cuestione buscó una entrevista con Erasmo González para conocer las razones de esa cancelación, sin que al momento de la publicación de esta nota hayamos recibido respuesta.

¿Qué planteaba la propuesta original de Morena?

En la primera propuesta elaborada por el grupo parlamentario de Morena, y presentada por Doloes Padierna, se proponía la eliminación de 44 fideicomisos públicos sin estructura orgánica con el objetivo de “eliminar la opacidad y discrecionalidad en el uso de recursos públicos y fomentar la transparencia, rendición de cuentas y responsabilidad”.

Destacaban, entre ellos, el Fondo para la Prevención de Desastres, el Fideicomiso Fondo De Inversión y Estímulos Al Cine (Fidecine), así como 32 fondos de Ciencia y Tecnología.

Sin embargo; después de muchos reclamos y la oposición de otros grupos parlamentarios, el líder de la bancada morenista, Mario Delgado, aseguró que como una primera acción se acordó con los otros partidos la extinción de un primer paquete de cinco fideicomisos. 

¿Y qué pasó con el decreto del presidente? 

En entrevista con Cuestione, el investigador y consultor en políticas públicas, Óscar Arredondo Pico, explica que hubo un malentendido por parte del Ejecutivo al publicar ese decreto, el cual califica de “pobre en su fundamentación jurídica” y que tiene “un alcance muy corto”.

El investigador aclara que “el gobierno federal, a través de la Secretaría de Hacienda, es el fideicomitente único de la administración pública centralizada, es decir que si cualquier secretaría quiere crear un fideicomiso, Hacienda firma como la figura que aporta los recursos (fideicomitente)”. Por ese motivo, el presidente creyó que Hacienda podía recuperar los recursos de todos los fideicomisos. 

Sin embargo; el decreto “no aplica para los fondos creados por las empresas paraestatales, por los órganos autónomos, los que se crean por ley o los que crean otros poderes”, puntualiza Óscar Arredondo, quien explica que por eso es necesario el proceso legislativo pues, por sí solo, el documento del Ejecutivo “no puede derogar o cambiar las leyes que crearon estos fideicomisos”.

¿Sí se recuperó dinero con el decreto?

Durante la presentación de los Informes sobre la Situación Económica, las Finanzas Públicas y la Deuda Pública al segundo trimestre del año, la subsecretaria de egresos de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Victoria Rodríguez Ceja, informó que la eliminación de algunos fideicomisos ha dejado ingresos por alrededor de 55 mil millones de pesos -solo 20% de lo pronosticado por el presidente-.

Y aclaró que esos recursos se están utilizando para los proyectos prioritarios del gobierno, como el Tren Maya, así como para los programas de apoyo por la pandemia del Covid-19.

A pesar de esta noticia, Óscar Arredondo Pico considera que ese monto “es lo máximo que tal vez se podría recuperar de los fideicomisos a los que aplicó el decreto”, por lo que para obtener más ingresos se tendría que atravesar por el proceso legislativo que ya se pospuso hasta nuevo aviso.

Y advierte que “el gobierno argumentó, en su exposición de motivos, que se necesitan recuperar esos recursos porque tiene una urgencia (la crisis sanitaria y económica), pero los beneficiarios de estos fondos, que ya no los van a recibir, se van a convertir en una nueva urgencia que después tendrá que ser atendida”.

Por ellos, recomienda que en lugar de eliminar todos al mismo tiempo, es necesario un proceso de análisis caso por caso, que pondere cada fideicomiso pues, advierte, “sí existen muchos fondos innecesarios”.

¿Cumplirá el presidente con su compromiso de eliminar los fideicomisos?

 



Compartir: