México
Primer año de AMLO: ¿Peor que el de Peña?
México
Primer año de AMLO: ¿Peor que el de Peña?
Eso cree próximo subgobernador del Banxico
02 Nov | 2018
Por: Redacción
Cierto pero Manipulado
Primer año de AMLO: ¿Peor que el de Peña?
Eso cree próximo subgobernador del Banxico
Nov 02, 2018
por: Redacción
Cierto pero Manipulado
Compartir:

El golpe económico para México durante el primer año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador viene duro, incluso, peor que el que le tocó a Enrique Peña Nieto en 2012. Así lo ve venir Jonathan Heath, el doctor en Economía perfilado por el propio presidente electo para ser el subgobernador del Banco de México (Banxico).

A través de una publicación en su blog, Heath explicó que será un “comienzo difícil” para el sexenio de AMLO, pues viene con restricciones en política fiscal, sin inversión y con funcionarios sin experiencia y mal pagados. A este doloroso panorama se une la cautela de las empresas y su temor a invertir, pues carecen de certeza.

Pero antes de juzgar las expectativas de Heath como un mal deseo, éste explica que los primeros años de gobierno, en general, son duros y complejos sin excepción. Aunque eso no le resta fuerza a los empeños del gobierno entrante por ponerse el pie, pues a la incertidumbre generalizada se le unen los gastos en proyectos de reasignación de secretarías e inversiones en construcciones como la refinería en Tabasco y el Tren Maya, el aumento de pago de pensiones y la deuda creciente.

Gasolinazo a favor.
Uno de los temas recurrentes de AMLO durante sus campañas fue el del precio de la gasolina. La propuesta es dejar de exportar petróleo para refinarlo en México, pero con esa acción, explica Heath, habrá menos chance de exportar gasolina y el costo de producirla será mayor. Al final, por tratar de cumplir las promesas electorales, existe el riesgo de tener que volver a subsidiarla y eso, insiste, sólo ayudará a quienes tienen un automóvil y no a quienes usan el transporte público.

¡A volar!... si se puede
Sobre el aeropuerto sostiene que no sólo son los recursos ya invertidos los que se pierden, sino los costos extra por las indemnizaciones por cancelaciones de contratos y los recursos que el próximo gobierno tenga que invertir de su propio presupuesto para hacer lo propuesto en Santa Lucía.

Austeridad contraproducente.
Lo que el nuevo gobierno tendrá que enfrentar, entonces, es no sólo menos gastos sino menos crecimiento y desaceleración. En resumen: la economía de México tendrá un año de muy bajo crecimiento.

 



Compartir: