México
Foto: Rogelio Morales/ Cuartoscuro
Programas de desarme, insuficientes para controlar la violencia armada
México
Programas de desarme, insuficientes para controlar la violencia armada
Aumentan homicidios por arma de fuego
02 Dic | 2019
Por: Mariangel Calderon
Muy Cierto
Programas de desarme, insuficientes para controlar la violencia armada
Aumentan homicidios por arma de fuego
Dic 02, 2019
por: Mariangel Calderon
Muy Cierto
Compartir:

Los programas de desarme son como aspirinas para curar el cáncer de la violencia armada en México. De enero de 2017 a septiembre de este año se han captado más de 16 mil 700 armas, menos del 1% de las más de 1.7 millones de armas ilegales en México, que el secretario de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval dijo que había.

El panorama podría ser más grave, si se consideran los 16.8 millones de armas en manos de civiles que hay en México, según estimaciones de la organización Small Arms Survey

Estos programas no han representado una solución real al problema de control de armas, a pesar de que la violencia armada va en aumento. De enero de 2017 a octubre de este año, hubo más de 98 mil víctimas de ataques con arma de fuego, al considerar homicidios, feminicidios y lesiones, de acuerdo con el informe de Víctimas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP)

¿Qué es un programa de desarme? 

Son iniciativas gubernamentales que buscan que los ciudadanos entreguen voluntariamente armas a las autoridades, a cambio, les dan dinero o incluso electrodomésticos.

Aunque los montos varían por estado, en la Ciudad de México, por ejemplo, a cambio de un revólver pueden pagar hasta dos mil pesos, mientras que para armas largas, como ametralladoras, se pueden obtener hasta cuatro mil 800 pesos.

La Ciudad de México es la entidad que más armas ha captado mediante estos programas. De 2017 a septiembre de este año se aseguraron y destruyeron casi cinco mil armas, respondió la Secretaría de la Defensa Nacional a Cuestione vía transparencia. 

Muchas armas, poca captación 

Y es que el problema va más allá de solo decomisarlas o de pagar a las personas por ellas. Hace falta investigar su origen, pues si no se conoce la procedencia del armamento conseguido por los Programas de Desarme en el país, estas iniciativas no sirven y no hay evidencia de que sean efectivos, dijo a Cuestione el coordinador del Programa en Seguridad de la organización México Evalúa, David Ramírez.

Sin un diseño para evaluar dichas iniciativas no hay certeza de que realmente las armas estén saliendo de las calles. Además, dijo, Ramírez, se sabe que una buena parte de las armas que entrega la ciudadanía en estos programas son obsoletas y quienes las entregan no tienen un perfil delictivo. 

Es necesaria mayor prevención del delito, pero también se requieren más esfuerzos para combatir el ingreso de armas en el país y la comercialización de las mismas, también se debe investigar el origen de estas armas. “No se trata de dejar de implementar programas que mejoren la seguridad, pero sí de que los que se implementen tengan la efectividad comprobada de otros países”, apuntó el especialista.

Te puede interesar: Armas en México: legales, pero difíciles de conseguir… ¿esa es la solución?

Mujeres, igual de expuestas a ataques por armas de fuego.

Dos de cada 10 feminicidios se cometieron con armas de fuego, entre enero de 2015 a octubre de este año, de acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública. 

Con 180 feminicidios por arma de fuego a octubre de este año, la tendencia parece no ceder, e incluso, a un mes de acabar 2019, se está cerca de batir el récord de 2018, cuando se registraron 207 feminicidios de este tipo.

Entre 2007 y 2018, alrededor de 270 mil personas fueron asesinadas en México, la mayor parte de ellas, por arma de fuego; sin embargo, el año pasado fue el que tuvo la tasa más alta, con 30 mil hombres y tres mil 480 mujeres asesinadas, dijo Estefanía Vela, en el encuentro académico para atender la Violencia Armada en México

Además, desde 2007 a 2018, el tipo de asesinato que más subió fue por arma de fuego, tanto para mujeres como para hombres, dijo Vela, directora Ejecutiva la organización Intersecta, con base en el informe Claves para Entender y Prevenir los Asesinatos de Mujeres en México.

“Un impacto desproporcionado de la violencia armada en mujeres, que se explica porque es un fenómeno que no las afectaba tanto como a los hombres”, señaló Vela. 

Te puede interesar: Una bala la mató: la violenta historia de 640 feminicidios



Compartir: