México
Foto: Cuartoscuro
¿Qué tan seria es la idea de despenalizar todas las drogas?
México
¿Qué tan seria es la idea de despenalizar todas las drogas?
Spoiler alert: bastante
31 Jul | 2020
Por: Andrei Vasquez
Muy Cierto
¿Qué tan seria es la idea de despenalizar todas las drogas?
Spoiler alert: bastante
Jul 31, 2020
por: Andrei Vasquez
Muy Cierto
Compartir:

Desde que el expresidente Felipe Calderón inició la guerra contra el tráfico de drogas en 2006, México ha gastado casi dos billones de pesos en materia de seguridad pública

De 2006 a 2016, este combate dejó 150 mil muertes y 28 mil personas desaparecidas, de acuerdo con un informe de la asociación civil México Unido Contra la Delincuencia (MUCD), la cual se dedica a buscar justicia para víctimas del delito. 

En ese tiempo, la tasa de muertes por sobredosis de sustancias ilegales se mantuvo en 0.01% en nuestro país, según la misma asociación civil.

Por todo esto, vale preguntarse si la despenalización de las drogas podría ayudar a bajar la violencia en nuestro país, la cual se incrementa año con año, y que ni siquiera en la cuarentena por la COVID-19 se ha podido frenar.

¿Pero qué significa exactamente despenalizar estas sustancias ilegales? ¿Cuáles serían los riesgos? ¿Es viable en nuestro país?

Para responder a estas preguntas, en Cuestione platicamos con Tania Ramírez, directora del Programa de Política de Drogas de MUCD, quien opina que el gobierno no debería perseguir los delitos relacionados con el tráfico de estupefacientes. Enseguida te explicamos por qué.

Te podría interesar: De los abrazos a los balazos, la fallida estrategia contra el narco

Suena complicado despenalizar, pero sí es viable

Tania Ramírez nos explicó que se ha experimentado con distintas alternativas de legalización de estas sustancias en otras partes del mundo.

El caso más emblemático es Portugal, donde se despenalizó el uso de todas las drogas desde 2002.

“No quiere decir que se vendan en la tiendita de la esquina o que fomente su producción y comercialización, sino que simplemente no se castiga, no se persigue, ni penaliza el consumo de esas sustancias”, dijo la especialista.

Existen otros niveles de regulación, como el de Holanda, “donde específicamente lo que se permite es un régimen de tolerancia hacia el consumo y a la venta”, según Ramírez.

“Y de manera más reciente, lo que tenemos son regímenes donde hubo un cambio más radical, en el sentido de que se crearon mercados regulados, pero únicamente de cannabis”, agregó.

Para la experta, es importante diferenciar estos niveles de despenalización

Por ejemplo, “en México se está dando la discusión para crear un mercado regulado de marihuana pero, paradójicamente, no van a desaparecer los delitos ni las penas por las distintas actividades relacionadas con las drogas”.

En ese sentido, la experta considera que en este momento es poco viable pensar en la despenalización de todas las sustancias ilegales en México.

Sin embargo, según Ramírez, ya se está dando el primer paso con la discusión en el Congreso sobre la regulación del mercado de marihuana, el cual varios países han demostrado que es factible. 

Más sobre el tema: AMLO no quiere legalizar la marihuana; pero Morena y la Corte insisten

De hecho, “ya es una obligación del Congreso legislar en esta materia antes de este 15 de diciembre”, pero, para la especialista, “seguiremos a medias en cuanto a las ventajas que nos daría despenalizar todas las drogas”.

Es un asunto de justicia social

Tania Ramírez considera que se han puesto sobre la mesa razones de todo tipo en este debate, desde filosóficas hasta económicas.

En México, la discusión en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) se ha dado desde una perspectiva de derechos, según la especialista, “como parte del ejercicio de tu libre desarrollo de personalidad, pero únicamente en relación con la cannabis, ya que muestra resistencia con otras sustancias que podrían entrar en la misma categoría”.

Sin embargo, para la especialista, al menos en México, lo que se debe poner en el centro del debate es la justicia social.

La política de drogas actual, desvirtúa por completo nuestras instituciones de seguridad y justicia, estropea por completo la labor de todo el personal ministerial y policial que participa día a día persiguiendo estos delitos”, dijo. 

Para la experta, la mayoría de los expedientes persiguen a consumidores o a pequeños participantes de la cadena del tráfico de drogas, los cuales participan de una manera irrelevante y es fácil sustituirlos. 

“Por estar distraídos en estas actividades, nuestros policías y ministerios públicos, dejan de atender otras conductas que son más lesivas para la sociedad. Por cada caso de investigación de homicidio, hay otras 50 detenciones por posesión de droga”, dijo Ramírez.

Y agregó: “Se desvirtúa absolutamente todo el sistema. Al margen de eso, este problema ha dado entrada a la militarización y a las violaciones de derechos humanos que eso conlleva”.

Además, la actual política contra las drogas ha generado estragos en poblaciones vulnerables ya que, para la experta, se criminaliza a consumidores, cultivadores, pequeños participantes en la cadena, incluidas mujeres indígenas. 

“La motivación principal para despenalizar las drogas es la justicia social, los derechos humanos y, por supuesto, la salud de la gente”, dijo.

Te recomendamos: ¿Quién podría ayudar a destruir la macrocriminalidad de México?

¿Y qué hay con la salud?

De acuerdo con Tania Ramírez la despenalización no tiene ninguna desventaja, ya que se dejarían de desperdiciar recursos en algo que no se tendría por qué estar persiguiendo.

Sin embargo, sí existe un riesgo para la salud pública, pero estaría en la manera en que se regule el mercado.

“Las desventajas comenzarán a fluir si se crean incentivos o si se dejan esquemas muy abiertos de publicidad, de patrocinio, que haya diferentes productos o se presenten de manera atractiva, que se cree una industria como la del tabaco, el alcohol o la comida chatarra”, dijo Ramírez.

De hecho, si se reglamenta bien, sería benéfico para la salud pública, según la especialista.

“En este momento los consumidores se exponen a mercados no regulados donde la calidad no está probada, donde no tienen la información completa o medidas para la prevención o reducción de daños”, dijo la experta.

Y agregó que, con un mercado regulado, también se podría beneficiar la salud de las personas que no consumen, “al crear ambientes específicos, al generar advertencias con información clara”. 

Según la experta, “en ninguna parte se ha registrado un aumento importante en el consumo después de la legalización, ni siquiera en poblaciones de personas jóvenes. Se ha incrementado en personas adultas mayores, pero en el uso terapéutico”.

¿El gobierno actual tendrá la voluntad de dar más pasos hacia la despenalización de todas las drogas? ¿Buscará que se haga justicia social de esta manera?



Compartir: