México
Foto: Isaac Esquivel/Cuartoscuro
Recesión: todo lo que necesitas saber
México
Recesión: todo lo que necesitas saber
¿Por qué debería importarnos?
15 Jul | 2019
Por: Angélica Jocelyn Soto Espinosa
Muy Cierto
Recesión: todo lo que necesitas saber
¿Por qué debería importarnos?
Jul 15, 2019
por: Angélica Jocelyn Soto Espinosa
Muy Cierto
Compartir:

Banxico advirtió que México se encuentra ante una posible recesión, aunque ligera. Al respecto, el presidente Andrés Manuel López Obrador reviró: “no veo amenaza de recesión. ¿Por qué no dicen que el peso es la moneda que más se ha fortalecido en el mundo con relación al dólar en este tiempo?”

Primero, ¿qué es una recesión?

Es una parte dentro del ciclo económico durante la cual la economía empieza a decrecer (reporta un ritmo de crecimiento menor). Se dice que una economía está en recesión cuando durante un semestre muestra un crecimiento negativo, explicó en entrevista para Cuestione, el economista Jorge Suárez Vélez

La economía de un país se mide a través del Producto Interno Bruto (PIB). Para evitar una recesión virtual tiene que aumentar el consumo de bienes y servicios, la inversión privada, el gasto público y las importaciones netas. 

Será hasta el 31 de julio cuando el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) dé a conocer las estadísticas en materia económica para el segundo trimestre del año.

En el caso de México, el consumo (la adquisición de bienes y servicios) está más o menos igual que en 2018 (año electoral con consumo elevado por campañas electorales) y las importaciones netas van a la alza, detalló el también analista financiero.

No obstante, agregó, el gasto público “está golpeado” por los recientes recortes del gobierno que no está gastando ni lo que se le aprobó en el Presupuesto de Egresos de la Federación, ni siquiera en salud; y la inversión privada va hacia abajo por la desconfianza que trajo la cancelación de contratos.

En el Plan Nacional de Desarrollo, el gobierno federal se comprometió a un crecimiento del PIB del 4%; sin embargo, durante enero, febrero y marzo de este año, nuestra economía solamente creció 0.2% más, respecto a lo observado en los mismos meses, pero de 2018. Esto representa el peor arranque de sexenio desde el gobierno de Ernesto Zedillo (1995), después de la crisis de diciembre de 1994 (el “Error de Diciembre”). 

Tal vez te interese leer: Primer trimestre de 2019: el peor inicio para la economía desde Zedillo

De acuerdo con el también experto financiero: “Es probable que ya estemos en una recesión. Tuvimos ya un trimestre negativo, la pregunta es si estamos en un segundo trimestre negativo. Lo que se ve de manera no formal, no reflejado en estadísticas, pero sí empíricamente, es que estamos en una recesión. Olvídate de si el 4% deseado o el 2% de crecimiento era poquito, todos los estimados que he estado viendo están por debajo del 1% para el año. Estamos viendo una desaceleración clara”.

El hecho de que el peso se haya fortalecido frente al dólar y que las remesas hayan crecido no tiene nada que ver con los indicadores que evalúan la recesión, pero tampoco con los resultados del gobierno, como ha querido argumentar López Obrador, explicó el economista.

Esto porque el fortalecimiento del peso en realidad tiene que ver con el debilitamiento del dólar frente todas las monedas del mundo; y el crecimiento de las remesas (el dinero que personas mexicanas que habitan en el extranjero mandan a sus familias en nuestro país) más bien habla de una fortaleza de Estados Unidos con altos niveles de oferta de empleo.  

Por el contrario, para Suárez Vélez entre las razones que llevaron hoy a México a una posible recesión virtual está la cancelación del Nuevo Aeropuerto, que fue mal visto por quienes invierten; la caída fuerte en la producción de petróleo; y la decisión ejecutiva de invertir ocho millones de pesos en una refinería que, según prevén distintos análisis, en lugar de beneficios económicos traerá más costos al erario. 

Las decisiones del gobierno actual no están favoreciendo a la economía, aseveró el especialista, y puso como ejemplo que el 5 de junio, dos de las calificadoras internacionales más importantes del mundo, Fitch Ratings y Moody’s, bajaron las expectativas financieras para México, y colocaron al país muy cerca de nivel “especulativo” para la inversión.

Te invitamos a leer: Primer semestre de AMLO en economía y seguridad: no hay buenas noticias

¿Por qué debería importarnos?

México no está en recesión desde 2009, durante el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, cuando la crisis por influenza impactó en la actividad económica. También hubo una recesión en 1995, con Ernesto Zedillo, un año después de la devaluación del peso. Y otra en 1986, después del terremoto del 85.

Pero al final del sexenio de Calderón hubo una recuperación de la economía que se mantuvo (aunque en índices bajos) durante todo el sexenio de Enrique Peña Nieto, cuando el promedio de crecimiento fue de 2.4%

Para el economista, la recesión demuestra o confirma que todos los valores que integran el PIB no están bien; es decir, que los bolsillos de las personas mexicanas ya resienten que la economía está más débil; sin embargo, los efectos también podrían verse en una baja recaudación; es decir, que el gobierno enfrentará más problemas para financiar la política pública en lo que falta del sexenio.

Te invitamos a leer: Las cifras de desempleo en México: un debate en el que nadie tiene la razón...

De acuerdo con el texto ¿Qué es una recesión? del Fondo Monetario Internacional, una recesión se refleja en la disminución de la generación de empleos y en la disponibilidad de dinero de la población para adquirir productos. Además, la vivienda y el capital invertido en acciones pierden valor.

Por cierto, de acuerdo con datos del Instituto Mexicano de Seguridad Social, la creación de empleo (ocupación formal con acceso a la seguridad social) cayó 39% en el primer trimestre del año.  



Compartir: