México
Foto: Cuartoscuro
Sólo siete países clasifican el feminicidio en América Latina
México
Sólo siete países clasifican el feminicidio en América Latina
Algunas sólo aplican en matrimonios
18 Oct | 2019
Por: Angélica Jocelyn Soto Espinosa
Muy Cierto
Sólo siete países clasifican el feminicidio en América Latina
Algunas sólo aplican en matrimonios
Oct 18, 2019
por: Angélica Jocelyn Soto Espinosa
Muy Cierto
Compartir:

El feminicidio, la forma más extrema de violencia contra las mujeres, es un concepto y una figura legal que en México empezó a usarse con más frecuencia después del año 2000, tras el asesinato de decenas de mujeres en Ciudad Juárez, Chihuahua.

Actualmente, el feminicidio o femicidio (como también se le llama), es un término que existe en al menos otros cinco países de América Latina, muchos de ellos, incluso sostienen discusiones legislativas para definir este concepto.

¿En qué países existe el concepto de feminicidio? 

Esta forma de violencia contra las mujeres está tipificada en Costa Rica, Chile, El Salvador, Guatemala, Nicaragua, Perú y en varias entidades de México. En algunos países está establecida en los Códigos Penales y en otros, en leyes especiales. 

Por ejemplo, en México, el feminicidio es un delito contemplado en el Código Penal Federal, pero la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia también habla de violencia feminicida para referirse a la forma extrema de violencia de género contra las mujeres, producto de la violación de sus derechos humanos, en los ámbitos público y privado, conformada por el conjunto de conductas misóginas que pueden conllevar impunidad social y del Estado. Además, puede culminar en homicidio y otras formas de muerte violenta de mujeres.

Te podría interesar: Dos años y medio después, llegó la justicia para Lesvy

El feminicidio se describe así en: 

-Costa Rica: Desde 2007, en ese país se promulgó la Ley 8589, Ley de Penalización de la Violencia contra las Mujeres (LPVCM), que castiga con 20 a 35 años de cárcel a quien dé muerte a una mujer con la que mantenga una relación de matrimonio, en unión de hecho declarada o no. Ésta fue la primera vez que un país de América Latina legisló en materia de feminicidio. 

En 2012, se solicitó al Consejo Superior del Poder Judicial que incluyera el término de femicidio ampliado para reconocer los asesinatos de mujeres en contextos distintos al matrimonio, pero sólo se incluyó para fines estadísticos.

-México: Define el feminicidio como la privación de la vida de una mujer por razones de género, es decir: 

  • La víctima presente signos de violencia sexual de cualquier tipo. 
  • Se le hayan infligido lesiones infamantes, degradantes o mutilaciones, previas o posteriores a la privación de la vida.
  • Se han cometido amenazas, acoso, violencia o lesiones del agresor en contra de la víctima.
  • El cuerpo de la víctima sea expuesto, depositado o arrojado en un lugar público.
  • La víctima haya sido incomunicada, cualquiera que sea el tiempo previo a su fallecimiento.

La clasificación del delito de feminicidio se inició en 2010 en los códigos penales de los estados.

Guerrero y la Ciudad de México fueron los primeros estados en tipificarlo y fue hasta 2012 cuando se impulsó establecerlo en el Código Penal Federal. Por ahora, sólo 19 estados cumplen con los elementos normativos necesarios, de acuerdo con el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio OCNF.

Te recomendamos: Siguen obstaculizando la Alerta de Violencia de Género en la CDMX

-Chile: En 2010 se creó la Ley de feminicidio, que sustituyó a la ley sobre violencia intrafamiliar; sin embargo, ahí también se define como el homicidio cometido contra la mujer que es o ha sido cónyuge o conviviente del autor del crimen. Esto deja fuera los asesinatos de mujeres a manos de sus novios o de hombres desconocidos que actuaron por razones de odio o discriminación contra las mujeres. 

Actualmente existe un proyecto de ley conocido como “Ley Gabriela” (por el caso de una chica  llamada Gabriela Alcaíno y su madre, Carolina Donoso, quienes fueron asesinadas por el exnovio de la joven). Esta iniciativa busca ampliar la figura de feminicidio.

-El Salvador: Desde 2011, la ley del Salvador reconoce, como México, el feminicidio y la violencia feminicida. La diferencia con la legislación mexicana es que ese país considera entre las razones de género, que el autor se hubiere aprovechado de cualquier condición de riesgo o vulnerabilidad física o psíquica en que se encontraba la mujer víctima o de la superioridad que le generaban las relaciones desiguales de poder basadas en el género. 

-Guatemala: Tiene desde 2008 una Ley contra el Femicidio y otras Formas de Violencia Contra la Mujer que define el femicidio como la muerte violenta de una mujer, ocasionada en el contexto de las relaciones desiguales de poder entre hombres y mujeres, en ejercicio del poder de género en contra de ellas. 

También establece casi las mismas circunstancias que El Salvador y México pero agrega: es femicidio cuando el hecho se cometa en presencia de las hijas o hijos de la víctima.  

-Nicaragua: Desde 2014, este país castiga por feminicidio al hombre que, en el marco de las relaciones desiguales de poder entre hombres y mujeres, dan muerte a una mujer ya sea en el ámbito público o privado. 

Como México, también establece una serie de circunstancias, entre las que destacan por ser únicas de ese país: haber pretendido infructuosamente establecer o restablecer una relación de pareja o de intimidad con la víctima; mantener o haber mantenido con la víctima relaciones familiares, conyugales, de convivencia, de intimidad o noviazgo, amistad, compañerismo, relación laboral, educativa o tutela.

O como resultado de ritos grupales, de pandillas, usando o no armas de cualquier tipo.

-Perú: En 2011 se modificó su Código Penal para agregar al delito de parricidio (asesinato de un hijo o padre) el de feminicidio. “Si la víctima del delito descrito es o ha sido la cónyuge o la conviviente del autor, o estuvo ligada a él por una relación análoga el delito tendrá el nombre de femicidio”, dice la ley.

¿Por qué sólo algunos países reconocen el feminicidio? 

Patricia Olamendi, doctora en Derecho, explicó que “en el proceso de tipificación del feminicidio en algunos países en América Latina, existe resistencia por parte de los órganos legislativos, al considerarla una figura innecesaria pues ya se encuentra penalizado el homicidio calificado”.

“En este sentido, han sido las organizaciones de la sociedad civil las que han impulsado las propuestas de modificación y quienes principalmente han documentado los casos”, agregó Olamendi en el texto Feminicidio en México, publicado por el Instituto Nacional de las Mujeres .

Te recomendamos: México tiene una ley específica para las mujeres, pero es casi letra muerta

¿Cuál es el origen de la palabra?

La primera vez que se utilizó feminicidio fue en 1976, cuando se inauguró en Bruselas, Bélgica el Primer Tribunal de Crímenes contra la Mujer, convocado por organizaciones de mujeres, de acuerdo con el análisis de Olamendi. 

En este Primer Tribunal, la escritora y activista feminista Diane Russel denominó el asesinato de mujeres por primera vez como un femicide (femicidio) y señaló que “representa el extremo de un continuum de terror antifemenino que incluye una amplia variedad de abusos verbales y físicos tales como violación, tortura, esclavitud sexual, abuso sexual infantil incestuoso o extrafamiliar, golpizas físicas y emocionales, acoso sexual, mutilación genital, operaciones ginecológicas innecesarias, heterosexualidad forzada, esterilización forzada, maternidad forzada”. 

“Siempre que estas formas de terrorismo resultan en muerte, ellas se transforman en femicidio”, expresó entonces. En 1982, Russel retomó el concepto en su libro Rape in Marriage y lo definió como “asesinato de mujeres por ser mujeres”. 

En América Latina, el término fue acogido por la antropóloga feminista y mexicana Marcela Lagarde, quien distinguió feminicidio de femicidio, indicando que el primero es el asesinato de mujeres, en donde tiene responsabilidad el Estado por la cantidad de casos impunes y el segundo únicamente era el asesinato de mujeres.

En el año de 2009, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (COIDH) definió en la sentencia del caso conocido como “Campo Algodonero” vs. México, los ‘feminicidios’ como “los homicidios de mujeres por razones de género”.

En esta sentencia, el organismo internacional ordenó a México a investigar y castigar estos asesinatos. Aunque el feminicidio existe como delito desde 2010, pocos casos de homicidios contra mujeres se investigan como tal.

De los años 2014 a 2017, el OCNF registró 6,297 asesinatos de mujeres en 25 estados del país, de los cuales 1886 casos fueron investigados como feminicidio, es decir sólo 30%.



Compartir: