México
Foto: Gabriel Pichardo
Taxistas contra la ciudadanía: ¿dónde está Sheinbaum?
México
Taxistas contra la ciudadanía: ¿dónde está Sheinbaum?
¿Y nuestros derechos?
07 Oct | 2019
Por: Redacción
Muy Cierto
Taxistas contra la ciudadanía: ¿dónde está Sheinbaum?
¿Y nuestros derechos?
Oct 07, 2019
por: Redacción
Muy Cierto
Compartir:

Las asociaciones de choferes agrupados en el Movimiento Nacional de Taxistas (MNT) decidieron estrangular a la Ciudad de México y provocaron que los capitalinos pasaran largas horas atorados en el tráfico. ¿Y el gobierno de Claudia Sheinbaum? ¿Y los derechos de la ciudadanía? La historia no es exclusiva de la capital: se repitió en 22 estados de la República.

Los taxistas que cerraron las calles y dejaron a su suerte a las personas que hicieron hasta cuatro horas para llegar a su destino, dicen que se manifestaron contra las aplicaciones de transporte. Alegan competencia desleal y que benefician a “empresas extranjeras”. Luego de horas de paralizar la ciudad pidieron disculpas, pero el daño estaba hecho, tanto para la gente como para su causa.

Los taxistas quieren que los choferes de Uber, Didi y otras aplicaciones tengan las mismas reglas, esas que ellos no cumplen. Y para obligar a las autoridades, decidieron cerrar el aeropuerto, avenidas principales y las distintas entradas a la Ciudad de México.

¿Qué hicieron la jefa de gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, y su secretario de Movilidad, Andrés Lajous, mientras esto sucedía? Absolutamente nada. ¿Tomaron precauciones a tiempo? No. El derecho a elegir, al libre tránsito, la libre empresa… nada de eso les importó. En nombre de la “lucha contra la corrupción” decidieron aplastar los derechos de la ciudadanía.

Una ciudad colapsada

Siete de la mañana. Hora pico en la entrada poniente a la Ciudad de México, la que viene de Toluca, uno de los tantos puntos donde se registraron bloqueos. Centenares de personas caminando por las calles que se volvieron estacionamientos: entre oficinistas, estudiantes y personas de la tercera edad, algunas caminando con todo y su bastón.

Pero el martirio había iniciado una hora antes, cuando menos, en el camión que ya no pudo avanzar. “¡Hasta aquí llego, hay que darle las gracias a los taxistas!”, dijo uno de los choferes y se paró… por horas.

La peregrinación en esa zona no cesó a lo largo del día, porque la gente que llega a la CDMX proviene de distintos lugares... y hay que salir a trabajar. Pero lo mismo se repitió en diferentes lugares de la capital y de país. Los taxistas tomaron las calles y no las soltaron hasta muchas horas después.

Te puede interesar: Segob sale al quite con taxistas, ante falta de atención del gobierno de Sheinbaum

Foto: Gabriel Pichardo

Sobre advertencia no hay engaño

El Movimiento Nacional de Taxistas (MNT) cumplió la amenaza lanzada hace 20 días: paralizar las principales vías de comunicación con plantones. Lo sabían las autoridades de la Ciudad de México. No hicieron nada.

Un día antes, el 6 de octubre, la jefa de Gobierno afirmó que no sabía por qué se iban a manifestar a los taxistas: “No entendemos el por qué de la movilización. Hay una mesa de trabajo abierta que ha sido corresponsable en escucharlos, en ver la manera de atenderlos”, dijo.

Después de un día caótico, Claudia Sheinbaum, dijo que sólo se manifestó el 0.4% de los taxistas concesionados, a través de un video que publicó en sus redes sociales.

Triunfó el derecho a la manifestación sobre el derecho al trabajo, a la libertad de decidir el servicio que cada quien elija, a la libertad económica y a la elemental libertad de tránsito. La gente padeció la intransigencia de un grupo de presión que quiere imponer su agenda sobre los derechos elementales. Porque en esta ciudad, en la capital del país, imperó la ley del más fuerte, no las que están consagradas en la Constitución: 

Libre tránsito, artículo 11 Constitucional.- Toda persona tiene derecho para entrar en la República, salir de ella, viajar por su territorio y mudar de residencia, sin necesidad de carta de seguridad, pasaporte, salvoconducto u otros requisitos semejantes.

Libertad económica, artículo 25 Constitucional (párrafo IX). La ley alentará y protegerá la actividad económica que realicen los particulares y proveerá las condiciones para que el desenvolvimiento del sector privado contribuya al desarrollo económico nacional, promoviendo la competitividad e implementando una política nacional para el desarrollo industrial sustentable que incluya vertientes sectoriales y regionales, en los términos que establece esta Constitución.

Foto: Gabriel Pichardo

Usted disculpe, dicen los taxistas

“Que cumplan las autoridades lo que dijeron en campaña, se habían comprometido a quitar todas las aplicaciones y que fuera algo parejo. Nosotros pagamos tarjetón, una revista, revisión de taximetro cada seis meses. La misma Gaceta Oficial (de la CDMX) dice que cualquier vehículo que no porte cromática de taxi no puede dar el servicio”, dijo a Cuestione, Josué Castillo Montoya, representante de los taxistas que bloquearon el acceso a Santa Fe.

Los taxistas ofrecieron una disculpa a los miles de afectados a nivel nacional. Muchos pasan frente a ellos, los más atrevidos les reclaman sin deneterse, lanzan maldiciones. El pago de un día de trabajo estaba en juego. Otros, de plano, lo perdieron.

A las 13:00 horas el puesto de tacos El Águila en la glorieta Vasco de Quiroga de Santa Fe  lucía vacío, cuando regularmente es difícil encontrar una mesa para comer. “Fácil estoy perdiendo un 50% de mi venta, que son como cuatro mil pesos”, dijo el encargado.

Una mujer de la tercera edad que había caminado media hora y a quien le faltaba otra media hora para llegar a su destino tenía otras razones para preocuparse.

“Mi patrón ya nos advirtió que no podíamos llegar tarde y hoy fue muy difícil estar a tiempo. El problema es que si no trabajo, no hay propina”, expresó la empleada, que trabaja de empacadora en una tienda de autoservicio. En un buen lunes llevaría de regreso a casa 100 pesos, “hoy sólo pude conseguir ocho pesos”.

En el aeropuerto muchas personas perdieron sus vuelos, tiempo y la paciencia en un gobierno que no da soluciones.

Alejandro Torres, excomisionado del Instituto de Transparencia de la Ciudad de México, salió de su casa, en Acoxpa, a las 6:30, con tiempo suficiente -pensó- para llegar a un curso que tenía a las 9:00 horas en Santa Fe. Llegó a las 11:15 por los bloqueos. “Nunca había estado tanto tiempo parado en el tráfico”, dijo a Cuestione.

En redes sociales, se publicaron videos de los bloqueos. Una mujer grabó a los taxistas que jugaban futbol en las calles cerradas.

Otra usuaria compartió la queja de su madre, atorada en el tráfico, que fue testigo de un enfermo con un tanque de oxígeno que viajaba en el auto de al lado y a quien los manifestantes le sugirieron

En Reforma, en la glorieta de el Ángel de la Independencia, los taxistas estacionaron, con lujo de impunidad, sus unidades para dejar constancia de su “músculo”.

Estas fueron las historias reales, más allá de los discursos oficiales.

Relacionada con el tema: El tortuoso camino para convertirse en taxista… ¿y las aplicaciones?

¿Y el Gobierno de la CDMX?

En medio de las protestas que estrangularon la ciudad, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, dijo que el diálogo con los taxistas siempre ha estado abierto, pero que su administración no podía regresar a las prácticas opacas que han beneficiado a unos cuantos.

En un comunicado de prensa, señaló que la Secretaría de Movilidad de la Ciudad de México ha tomado medidas para acabar con la corrupción en diversos trámites relacionados con las concesiones, tales como la digitalización de la revista y el cierre de los centros de verificación para transporte público.

Sheinbaum le pasó la bolita a la Secretaría de Gobernación federal, para que abriera una mesa de diálogo con los taxistas, quienes advirtieron que no darían marcha atrás.

Los taxistas respondieron diciendo que los bloqueos podrían prolongarse durante días. En la Terminal 1 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) un grupo de manifestantes instaló lo que dijo sería un “campamento indefinido”, hasta con casas de campaña.

“Estamos a la espera de la respuesta de las autoridades. Cuando nos respondan y cedan en algunas de nuestras demandas, nos movemos”, dijo Josué Castillo, el líder del bloque en la glorieta Vasco de Quiroga y presidente del sitio Stresol, en Santa Fe.

Quizá quieras leer: Taxistas unidos contra la delincuencia

Abren un carril a la solución

Y llegó la luz al final del túnel. Tuvo que intervenir la Secretaría de Gobernación (Segob), por medio del subsecretario de Gobierno, Ricardo Peralta Saucedo, quien sentó en la mesa a los taxistas y a las autoridades de la CDMX.

Luego de cuatro horas de negociaciones, se lograron los primeros acuerdos. El más importante, que se analizará una ruta jurídica para determinar si son legales las aplicaciones.

“Si resultaron absolutamente legales, que sean de aplicación genérica, incluyendo al Movimiento Nacional de Taxistas, para que puedan sumarse a estas actividades tecnológicas”, afirmó Ricardo Peralta Saucedo, subsecretario de Gobierno de la Segob.

En Twitter, publicó que salió a las calles a dialogar con los manifestantes.

Los taxistas se comprometieron a incorporarse a las aplicaciones, lo cual sería gestionado por el gobierno. Además, acordaron suspender los bloqueos.

Ángel Morales, secretario de Finanzas de los taxistas, afirmó que su intención no es que se suspendan las aplicaciones móviles, “sino que sean sometidas a los mismos requisitos y obligaciones que tenemos las unidades concesionadas. Es lo que hemos pedido desde hace años y la autoridad nos ignora”.

¿Eso será suficiente para evitar que vuelvan a colapsar la ciudad o se jugarán el todo o nada? En medio quedamos los ciudadanos...



Compartir: