México
Foto: Cristopher Rogel Blanquet
Cuestione | Todos los errores en Tlahuelilpan
México
Todos los errores en Tlahuelilpan
Lo peor es que puede volver a pasar
24 Ene | 2019
Por: Juan Luis García
Muy Cierto
Todos los errores en Tlahuelilpan
Lo peor es que puede volver a pasar
Ene 24, 2019
por: Juan Luis García
Muy Cierto
Compartir:

La explosión del ducto en Tlahuelilpan, Hidalgo, desnudó la falta de preparación de las autoridades para atender casos de emergencia. Elementos del Ejército fueron los primeros en llegar a la zona, sin embargo, la respuesta inmediata también recae en la policía municipal, la estatal y Protección Civil. Ante el frecuente robo de combustible en  ductos, el riesgos de que vuelva a ocurrir una tragedia, como la que ha dejado hasta ahora 100 muertos, es latente, ¿estamos preparados para responder ante una situación similar?

“Esta situación se va a repetir, por lo tanto, necesitamos una legislación adecuada para que puedan actuar las fuerzas de seguridad. O, (una) opción ‘B’, un protocolo…. no hay un protocolo claro de actuación, para las fuerzas federales y estatales que tienen que involucrarse (para fugas como esta)”, dijo Rodrigo Elizarrarás, consultor de Humint, empresa consultora de medición de riesgos.  

Sin contar el más reciente estallido, en los últimos dos años se han registrado 12 tomas clandestinas con incendios; cinco fueron en Tlahuelilpan, de acuerdo con lo que dijo Octavio Romero Oropeza, director de Pemex, en la conferencia presidencial del 21 de enero.

La explosión en Tlahuelilpan hubiera ameritado declarar estado de sitio (que el Ejército puede llegar a un poblado y limitar ciertos derechos por un tiempo determinado, como el libre traslado de las personas), si existiera un reglamento para que los soldados sepan cómo actuar, dijo el investigador del Instituto Belisario Domínguez del Senado, Carlos Galindo López, pero estas reglas no han sido aprobadas por el Congreso.  

“Urgen protocolos de actuación (listado de pasos para saber qué hacer), para todas las fuerza de seguridad, para que las autoridades actúen de manera coordinada. En ese sentido creo que se pudo haber hecho más”, dijo Galindo.

Si tomamos un ejemplo internacional, los cascos azules -cuerpo militar de las Naciones Unidas- están facultados para que, en caso de riesgo, puedan hacer uso de la fuerza.

Decenas de tomas clandestinas más han sido detectadas en las últimas semanas, cada una de ellas, es una bomba de tiempo, que pondrá de nueva cuenta el actuar del gobierno, ¿estarán preparados si el riesgo se vuelve a presentar?

¿Se cruzó de brazos el Ejército?

Un grupo de 25 soldados del Ejército, que vigilaban los ductos en el área del accidente, reportó una fuga de combustible desde las 14:30 horas. La explosión ocurrió a las 18:52 horas. Durante esas cuatro horas, los soldados no lograron retirar del lugar entre 600 y 800 personas, que con bidones y garrafones intentaban captar gasolina, dijo el titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Luis Cresencio.

Los militares, en un primer momento, intentaron alertar a la población, pero que fue inútil convencerla, por lo que se hicieron a un lado para evitar cualquier confrontación, relató. Sin embargo, no pudieron haber hecho más por alejar a las personas, coincidieron expertos consultados por Cuestione. ¿Por qué?

Actualmente, el Ejército no cuenta con un respaldo en la Ley para realizar tareas policiales, un asunto que el presidente Andrés Manuel López Obrador pidió arreglar a los senadores durante las discusiones legislativas de la Guardia Nacional.

Por otro lado, el Ejército sí tiene órdenes de salvaguardar la propia vida de sus elementos, dijo Juan Salgado Ibarra, profesor del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE). Una razón por la que se habrían quedado a una distancia prudente de la explosión.

¿Qué hay de las autoridades de Hidalgo?

La policía municipal de Tlahuelilpan, en primera instancia, y la de Hidalgo, después, debieron haber llegado al sitio donde cientos de pobladores tomaban combustible del ducto, dado que de acuerdo con el Protocolo Nacional de Actuación del Primer Respondiente, la autoridad civil más cercana es la encargada de enfrentar la situación.

“Los municipios grandes aledaños tienen sus oficinas y enlaces de protección civil. Éstos deben dar cuenta a Pachuca, que es la capital, para desplegar un grupo más grande operativos de protección civil en coordinación con la policía estatal, policía federal”, explicó Salgado.

Las autoridades de Pemex hicieron que el combustible dejara de pasar por el ducto a las 18:20 horas, sin embargo, había mucha presión de gasolina premium hacia afuera del tubo, dijo Juan Francisco Rivera, subdirector de transporte de Pemex logística, durante la conferencia presidencial el 21 de enero.

En caso de fugas de combustible es importante evacuar el área, avisar a quienes puedan estar en riesgo, llamar a las autoridades de protección civil y, de ser posible, cortar el flujo de combustible, recomienda la Asociación Chilena de Seguridad, una organización sin fines comerciales.

“Pemex no estaba lejos de ahí. Está Tula a pocos kilómetros y tenía que haber una Comisión experta en ductos, para controlar la fuga desde muy temprano, ahí sí hay un error, pero no sé quién lo cometió”, dijo Elizarrarás.  

Sin informes

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) inició una queja de oficio en la que requirió información sobre actuar a autoridades de los tres niveles de gobierno (federal, estatal y municipal). Sin embargo, rechazó que estuviera acusando a ninguna autoridad antes de tiempo.

“Es preciso señalar que la CNDH no ha determinado ninguna responsabilidad o formulado imputaciones concretas por acciones u omisiones que vulneren los derechos de las personas”, señaló la CNDH.

Al respecto, Elizarrarás indicó que el presidente tiene todo el poder para exigirle cuentas a las distintas autoridades que actuaron en el sitio. “Para dar la explicación adecuada. Yo siento que no tenemos la explicación de qué fue lo que falló”, dijo.

¿Habrá transparencia sobre lo sucedido?



Compartir: