México
Foto: Cuartoscuro
Tras elección desangelada, Alejandro Moreno asume la presidencia del PRI
México
Tras elección desangelada, Alejandro Moreno asume la presidencia del PRI
Es señalado como el candidato de Peña
15 Ago | 2019
Por: Gilberto Molina
Muy Cierto
Tras elección desangelada, Alejandro Moreno asume la presidencia del PRI
Es señalado como el candidato de Peña
Ago 15, 2019
por: Gilberto Molina
Muy Cierto
Compartir:

Alejandro Moreno Cárdenas será el nuevo presidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y Carolina Viggiano Austria estará al frente de la Secretaría General del tricolor, luego de la elección interna celebrada el pasado 11 de agosto… pero, ¿quiénes son estos dos personajes?

Ambos integraron la fórmula ganadora que obtuvo 85% de los votos emitidos, muy lejos de la que encabezó la exgobernadora de Yucatán, Ivonne Ortega, que tuvo sólo 9% de sufragios.

Moreno Cárdenas relevará en la presidencia a Claudia Ruiz Massieu y Carolina Viggiano a Arturo Zamora Jiménez en la Secretaría General.

El hombre de la cúpula

Alejandro Moreno, mejor conocido como Alito (o AMLitO), tiene 44 años. Dos veces ha sido diputado federal (en 2003 y 2012) y una, senador de la República, en 2006.

En 2015 fue electo gobernador de Campeche y en junio de 2019 pidió licencia para contender por la presidencia del PRI, partido al que ingresó en 1991, en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, cuando tenía 16 años.

Te puede interesar: El PRI (de siempre) se enfila a una elección por su sobrevivencia

Alito es considerado un personaje cercano a Enrique Peña Nieto y a los 12 gobernadores del PRI, quienes le dieron abiertamente su apoyo. Incluso, sus oponentes -como el exrector de la UNAM y ex secretario de Salud, José Narro- señalaron que siempre fue el candidato del expresidente Peña en la elección interna.

¿Cercano a AMLO? 

De hecho, Alejandro Moreno fue señalado de contar con el apoyo del presidente Andrés Manuel López Obrador. Moreno Cárdenas reconoció que existe amistad, pero que las decisiones del partido le corresponden a los priistas.

“Respetamos al presidente de la República porque es el titular del Poder Ejecutivo Federal, pero en los temas políticos de nuestro partido y del PRI, deciden los priistas”, señaló Moreno a la salida de un desayuno con AMLO en abril pasado.

Te invitamos a ver: La crisis del PRI, PAN y PRD transforma el mapa de México

¿Cuáles son los retos de la nueva dirigencia? 

“Lo que está en el aire sobre la dirigencia de Alejandro Moreno es si va a dirigir al PRI como un partido fuerte frente al gobierno de López Obrador, o si va a jugar un rol de partido aliado, y que ya se pueda hablar formalmente del PRI-Mor”, dijo a Cuestione el analista político José Antonio Crespo.

¿La razón? 

“Porque cercanía ideológica la hay; de las bases del PRI nacionalista revolucionario que no aceptaron el neoliberalismo; hay identificación doctrinal con Morena, porque vienen de la misma matriz”, agregó Crespo.

Moreira, el apoyo de Carolina Viggiano 

Carolina Viggiano será la nueva secretaria General de PRI, se define orgullosamente hidalguense y ha sido en tres ocasiones diputada federal y diputada local de su estado.

Es esposa de Rubén Moreira Valdez, exgobernador de Coahuila, con quien tiene dos hijos. En 1991 se integró a la Confederación Nacional Campesina (CNC), el sector agrario del PRI.

Tres veces buscó la candidatura del PRI al gobierno de Hidalgo. Contra Miguel Ángel Osorio Chong (2005), Francisco Olvera (2011) y Omar Fayad (2016). En las tres fue descartada.

Es abogada de profesión y en 2012 fue coordinadora de Enlace con la Sociedad Civil en la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto. Ese año fue nombrada directora general del Consejo Nacional del Fomento Educativo (Conafe). Luego, en 2016, trabajó como delegada del Comité Ejecutivo del PRI en Oaxaca durante la elección a gobernador de Alejandro Murat Hinojosa.

En Coahuila fue presidenta del DIF de 2011 a 2017, durante el gobierno de su esposo, Rubén Moreira, quien fue secretario General del PRI de julio a octubre de 2018, cuando se separó del cargo para ocupar una diputación federal.

El saldo de la elección 

La elección interna del PRI deja muchas heridas abiertas y acusaciones hacia la campaña de Alejandro Moreno de reciclar prácticas como la compra del voto, relleno de urnas y una votación atípica en casillas de Oaxaca y Coahuila con 100% de participación.

Al final sólo hubo tres contendientes a la presidencia del partido. Además de Alito, participaron la exgobernadora de Yucatán, Ivonne Ortega, y Lorena Piñón, exsecretaria General del PRI en Veracruz y quien tuvo apenas 2.6% de los votos.

En el camino quedaron el exgobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, a quien le fue negada la candidatura y denunció que la elección interna fue un fraude similar a la “Estafa maestra”.

Y José Narro Robles, quien renunció a la contienda en junio y a su militancia 46 años por la evidente injerencia “de quien fue hasta recientemente el jefe político del partido”, en referencia al expresidente Peña Nieto, de acuerdo con un mensaje que publicó en Facebook.

Quizá quieras ver: Que el PRI aún existe

De los 6.7 millones de militantes que fueron convocados a votar el 11 de agosto, sólo acudieron a las urnas poco menos de un millón 900 mil, según el cómputo final de la elección interna proporcionado a Cuestione por el PRI.

El 14 de agosto concluyó el conteo y se entregó, sin discusión, la constancia de mayoría al nuevo presidente y a la nueva secretaria General para el periodo 2019-2023.

“Nuestro partido salió fortalecido de este proceso interno, hemos dado una muestra de organización, de fuerza, de paz y armonía para poner en alto el nombre del PRI”, fue la lectura de Alejandro Moreno la noche de su victoria. 

La pregunta es si en verdad el partido está preparado de cara a nuevas elecciones.



Compartir: