México
Foto: Cuartoscuro
Tren Maya amenaza cenotes y vestigios
México
Tren Maya amenaza cenotes y vestigios
¿China tardó 6 años en un proyecto similar?
16 Ene | 2019
Por: Elena Rivero Rojas
Muy Cierto
Tren Maya amenaza cenotes y vestigios
¿China tardó 6 años en un proyecto similar?
Ene 16, 2019
por: Elena Rivero Rojas
Muy Cierto
Compartir:

Derrumbes, contaminación de agua dulce, destrucción de un ecosistema y pérdida de vestigios culturales son algunas de las consecuencias que podría tener la construcción del #TrenMaya.

En el recorrido por donde pasará la locomotora existen cientos de sistemas subacuáticos, incluídas las cuevas subterráneas más grandes del mundo: Sac Actun y Ox Bel Ha. En estos terrenos es bastante común que existan colapsos, pues así se forman los cenotes y las vibraciones generadas por el paso regular de una máquina, como un tren, podrían acelerar estos desplomes.

El proyecto va, luego de que obtuvo el 89.8% de votos a favor en la Consulta Nacional de 10 programas prioritarios organizada por el gobierno en noviembre de 2018, aunque aún no se han presentado estudios que avalen su factibilidad y cómo serán superados los riesgos existentes.

Los sistemas subacuáticos y sus riesgos

Los cenotes y cuevas subterráneas son cuerpos de agua dulcevitales para el funcionamiento de toda la selva y para el presente y futuro de toda la península”, afirmó Francisco Remolina, exdirector del Área de Protección de Flora y Fauna Yum Balam.

Estos cuerpos se pueden formar por hundimiento del techo (de arriba hacia abajo) o por flujos de agua provenientes de regiones profundas (de abajo hacia arriba). Ambos casos son peligrosos pues generan hundimientos y desplomes del suelo, de acuerdo con la información publicada por Emiliano Monroy Ríos, hidrogeólogo de la Universidad de Northwestern, dedicado al estudio de la geología del sistema de cuevas de la península de Yucatán y quien ha advertido acerca de los riesgos que implica la construcción del proyecto.

Otros elementos importantes para considerar en la construcción del proyecto son el tipo de suelo que recorrerá el tren y las zonas urbanas alrededor.

-Los tramos “Selva” y “Caribe” serán construidos en terrenos con una gran cantidad de zonas inundables, formadas de piedra caliza (depresiones kársticas), la cual, al poderse disolver en agua, deja de ser firme y puede sucumbir.

-El tramo “Golfo” tiene vías férreas, que deberán ser reemplazadas para unirlas con las nuevas, como se muestran en el siguiente mapa, difundido por el hidrogeólogo.

En China, la construcción del tren que pasa por un tipo de suelo similar al que tenemos en la península de Yucatán duró seis años. Los ingenieros chinos tuvieron que diseñar tecnología para reducir la vibración generada por la locomotora y reportaron que las obras se interrumpieron, constantemente, debido a la ruptura de rocas e infiltración de agua.

Los descubrimientos realizados en la zona

Además del peligro que implica para los usuarios y las comunidades, la construcción del Tren Maya también representa una amenaza para  el tesoro paleontológico que se ha descubierto en la zona. Se han encontrado fósiles de animales y humanos anteriores a la civilización maya.

Algunos ejemplos de los hallazgos antropológicos que se han hecho son:

1) Naia, un esqueleto completo encontrado en 2008 e intacto genéticamente, cuyos estudios realizados muestran un vínculo entre paleoamericanos y modernos nativos americanos.

2) Mujer de Naharon, una mujer de aproximadamente, 25 años de edad y cuyos restos muestran una antigüedad de 13 mil 600 años, según un estudio de biogeoquímica ambiental.

En resumen

La construcción de este proyecto en la península de Yucatán tiene grandes retos técnicos que superar. En primer lugar, debe reducir el impacto de la vibración del tren para evitar derrumbes en el subsuelo que puedan poner en riesgo la vida de los usuarios. En segundo lugar, deberá evitar la contaminación de estos cuerpos de agua dulce y, finalmente, conservar los descubrimientos antropológicos realizados.

En China, la construcción de un proyecto similar tardó seis años, aproximadamente, y necesitó la implementación de nueva tecnología; en México, aún no existen los estudios preliminares de la zona que permitan identificar con certeza a qué se enfrentan los encargados de la obra.

¿Será posible desarrollar la tecnología necesaria para el proyecto? ¿los costos de la obra serán superados por las ganancias que ésta genere? ¿estarán a salvo los usuarios del tren? y ¿en cuánto tiempo estará listo?








Compartir: