México
Gobierno de la República / Cuartoscuro
¿Venezuela, Brasil, Chile o Argentina, a qué país se parece el México de AMLO?
México
¿Venezuela, Brasil, Chile o Argentina, a qué país se parece el México de AMLO?
Venezuela, Bolivia y Argentina entre ellos
09 Nov | 2019
Por: Shelma Cerrillo
Muy Cierto
¿Venezuela, Brasil, Chile o Argentina, a qué país se parece el México de AMLO?
Venezuela, Bolivia y Argentina entre ellos
Nov 09, 2019
por: Shelma Cerrillo
Muy Cierto
Compartir:

Algunas de las políticas de la actual administración, con Andrés Manuel López Obrador como presidente, han causado polémica en distintos sectores de la población; pero más allá de los argumentos a favor o en contra, ¿qué tanto se parece el actuar del presidente con el de otros países latinoamericanos?

En Cuestione consultamos a expertos internacionalistas que nos hablaron de las similitudes que podemos encontrar entre algunas decisiones políticas de México con las acciones ejercidas en países como Venezuela, Brasil, Argentina, Bolivia o Ecuador.

Guardia nacional

En México se creó la Ley de la Guardia Nacional, en mayo 2019, que permitió integrar tanto a policías como a militares en el nuevo plan de seguridad, con la preocupación de que prácticamente la mitad no habían aprobado los exámenes de confianza.

El mando de la Guardia Nacional debe ser civil y se cumple con Alfonso Durazo, como máxima autoridad pero el mando del control operativo recae en Luis Rodríguez Bucio quien fue militar hasta el 1 de septiembre 2019. 

“La militarización de la policía se parece a Venezuela, aunque la diferencia es que la guardia nacional en México no es golpista y a pesar de los últimos altercados (en Sinaloa) las fuerzas armadas siguen siendo la institución pública mejor calificada por la gente”, explicó Saúl Ramírez de Arellano Solórzano, académico de la Facultad de Derecho de la UNAM.

“Tiene similitudes con Brasil en términos federados aunque la Fuerza Nacional de Seguridad Pública de Brasil (que se implementó con el ex presidente Lula da Silva) utiliza la fuerza pública y allá no es mal visto, hay más tolerancia”, afirmó Rodrigo Arróniz, consultor internacional especialista en América Latina y el Caribe.

“También se parece a la Gendarmería Argentina, que aunque tiene un mando y dinámicas militares, depende del ministerio del interior por lo que se considera un sistema mixto”, dijo Daira Aguilar, experta en seguridad del Centro Feminista de Investigación Social.

Forbes reportó en julio que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) impugnó 13 artículos de la Guardia Nacional y tres leyes secundarias de la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública porque podrían ser violatorias de derechos humanos.

Revocación de mandato

 

López Obrador propuso que la población tenga la oportunidad de quitar a un gobernador, al jefe de gobierno de la capital o al presidente de su cargo (a la mitad del sexenio) si no está dando los resultados esperados y para ello debe realizarse una consulta ciudadana con la participación de al menos el 3% de la población inscrita en la lista nominal de electores y de 17 entidades federativas. 

La revocación de mandato presidencial existe en países donde los presidentes han permanecido muchos años en el poder como Venezuela con Hugo Chávez como gobernante durante 11 años (hoy Maduro lleva seis años, aunque ya está en su segundo periodo, luego de unas elecciones cuestionadas por la oposición), Rafael Correa estuvo en el cargo presidencial por 10 años en Ecuador y Evo Morales lleva 13 años en Bolivia.

Mientras que en Perú y en Colombia la revocación de mandato solo aplica para autoridades regionales o locales y no para el presidente. 

Han habido señalamientos acerca de que la revocación abre la puerta a la reelección pero Saúl Ramírez, aseguró que “hoy en la revocación de mandato no hay laguna legal en México por la cual se pueda buscar la reelección, de lo contrario se podría hablar de un acto de inconstitucionalidad y (el presidente) podría ser enjuiciado”.

Apoyo a jóvenes 

Jóvenes construyendo el futuro es un programa de transferencia condicionado –cuando los beneficiarios deben cumplir con compromisos asociados al mejoramiento de sus capacidades humanas– en el que los beneficiados reciben tres mil 600 pesos mensuales hasta por un año.

Después de casi un año de que comenzó el programa, aún no se sabe cómo se evaluará y la asociación Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad ya encontró irregularidades.

En Venezuela existe un programa parecido: Chamba juvenil, donde las empresas también están obligadas a capacitarlos para el puesto, con la diferencia de que los jóvenes que se pueden registrar tienen entre 15 y 35 años y el salario que reciben es el mínimo.

Becas para estudiantes 

López Obrador eliminó el programa Prospera para redireccionar el presupuesto a las Becas para el Bienestar Benito Juárez, que se dividen en becas de educación básica, de educación media superior y de educación superior.

Rodrigo Arroniz afirmó que en ese sentido “Bolivia tiene el bono Juancito Pinto para niños de primaria y secundaria con el mismo objetivo de erradicar la pobreza extrema” y agregó que “en Argentina con el kirchnerismo también se crearon programas para la etapa escolar y beca para jóvenes, además de que la universidad era financiada por el estado, lo que generó división entre la gente que trabajaba y quien no; se decía que los altos impuestos eran para financiar a los flojos”.

Apoyo a madres solteras

 

En México López Obrador creó el Programa de Apoyo para el Bienestar de las Niñas y Niños, Hijos de Madres Trabajadoras y los beneficiados reciben mil 600 pesos bimestrales por hijo o tres mil 600 si tiene discapacidad.

Lo más cercano a ese programa “en Bolivia es el bono Juana Azurduy para las mujeres embarazadas”, declaró Rodrigo Arróniz; con la diferencia de que es solo para mujeres que no tengan derecho a la salud, además de que el beneficio lo reciben hasta que sus hijos tengan dos años.

Mientras que “en Argentina existe la Asignación Universal por Hijo (que se creó en la etapa de la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner) para garantizar el derecho de los niños de crecer en un ambiente de condiciones mínimas”, nos dijo Juan Cruz Olmeda, profesor e investigador del Centro de Estudios Internacionales del Colegio de México.

Este programa otorga recursos al padre o madre de familia que sea soltera, desempleada y que su hijo sea menor de 18 años.

“El efecto negativo de los programas asistencialistas en Argentina fue que otorgar recursos (para subir el consumo) se financió con emisión monetaria, más que con divisas, aumentó la inflación anual y en 10 años no ha bajado, está entre 20% y 30%”, agregó Cruz Olmeda

“El problema es que al intentar reducir el número de pobres con políticas asistencialistas es que la clase media es ficticia porque es solo mientras la administración pueda darles dinero”, declaró Fernanda Cardoso, profesora de cátedra de Relaciones Internacionales en el Tecnológico de Monterrey y en el Instituto de Ciencias Jurídicas de Puebla.

Te va a interesar leer: Seis programas prioritarios del gobierno dejan de gastar su presupuesto.

Cardoso agregó que “si bien estos programas se crean para reactivar la economía, los beneficiados no están gastando esa ayuda en lugares que generen impuestos sino en mercados muy locales. Es como sacar dinero de la canasta sin meter porque no se garantiza la activación”.

Austeridad burocrática

Algo similar ocurrió en Venezuela cuando el gobierno de Chávez fijó un tope salarial para los funcionarios y eliminó bonos y beneficios en el 2009.

En septiembre de 2019 se anunció que el gobierno de Andrés Manuel había cancelado más de ocho mil puestos burocráticos, lo que también sucedió en 2018 en Argentina con el tan criticado presidente de derecha Mauricio Macri, a quien se le acusa de empeorar las condiciones económicas del país.

Saúl Ramírez señaló otra similitud política con Venezuela (con el ex presidente Hugo Chávez): “cuando brigadistas sociales apoyaban programas del estado portaban un chaleco rojo que los identificaba como integrantes del Partido Socialista Unido por Venezuela y no se sabía la diferencia entre las actividades partidistas y las del gobierno en turno”.

En México, “Morena también tiene una estructura partidista que está montada en una estructura de gobierno para no gastar en partidismo, por eso están impulsando un recorte presupuestario a los partidos políticos, lo que debilita los contrapesos del gobierno”, aseveró Ramírez.

Si bien México tiene ciertas políticas similares con algunos países de América Latina, no se tiene la certeza de que pueda o no terminar como Venezuela o Bolivia, con un gobierno de presunta izquierda y opresor, o como Argentina o Brasil, con gobiernos conservadores y populistas.

 



Compartir: