Tu Político
Tu Político
Casos de violación se multiplican en la CDMX: cinco veces más que en 2018
Es el nivel más alto desde 2012
24 May | 2019
Por: Verificación y datos
Casos de violación se multiplican en la CDMX: cinco veces más que en 2018
Es el nivel más alto desde 2012
May 24, 2019
por: Verificación y datos
Compartir:

Esta semana empezamos con las cifras de seguridad. Analizamos cinco delitos: homicidio, extorsión, robo, violación y secuestro. Nos encontramos con que, comparados con el primer trimestre del año anterior, casi todos estos delitos aumentaron en los primeros tres meses de 2019.

Te invitamos a seguir esta serie y a decirnos cuáles son tus preocupaciones principales en nuestras redes sociales.

Es fin de semana y decides salir a tomar unas copas. Tú y tu acompañante la están pasando bien, pero minutos más tarde pierdes el conocimiento a causa de algo que agregaron en tu bebida. Despiertas horas después dentro de una ambulancia, sin ropa y con un hombre abusando de ti.

Este fue el infierno que vivió una mujer de 26 años, en la noche del pasado 11 de mayo, en la Ciudad de México.

Aunque no es el único caso de esta naturaleza, sí representa un fenómeno que ha ido a la alza en los primeros meses de este año. En la cuarta entrega de este análisis de las cifras de seguridad de la CDMX, hablaremos de los casos de violación y su preocupante crecimiento durante el primer trimestre del año.

Para revisar nuestras entregas previas, consulta el siguiente link: CDMX En riesgo de colapso

Denuncias por violación a niveles alarmantes  

Al revisar las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, que recopila las carpetas de investigación reportadas por las fiscalías de cada estado, pudimos observar que las violaciones se elevaron a niveles que no se veían en ocho años.

El código penal de la Ciudad de México considera la violación como un delito a través del cual, por medio de la violencia física o moral, una persona realiza cópula con otra, sin importar el género. El texto define a la cópula como la introducción del pene o cualquier otro objeto o parte del cuerpo por vía anal o vaginal.

Las investigaciones por ese delito durante enero, febrero y marzo de este año son cinco veces mayores que las registradas en los mismos meses de 2018. Es decir, la tasa de violación por cada 100 mil habitantes pasó de menos de una violación (0.6) por cada 100 mil habitantes a una de 3.4. Un incremento de más de 466% en 12 meses.

¿En dónde hay más riesgo de sufrir una violación?

Con datos de la Agencia Digital de Información Pública encontramos que, en el primer trimestre de 2019, la alcaldía Cuauhtémoc tuvo la mayor tasa con 10.66 por cada cien mil habitantes.

Este es el mapa con la tasa de incidencia, de este delito, en cada una de las alcaldías de la Capital.

 

¿Por qué se dio este incremento?

David Peña, abogado del Grupo de Acción por los Derechos Humanos y la Justicia Social, asegura que uno de los factores para que haya crecido este delito, puede ser que los índices de violencia se han disparado en términos generales y con ellos los de “naturaleza sexual”.

Refiere que, personalmente, lo ha notado en las solicitudes que recibe sobre asesoría de abuso sexual.

Por su parte, Santiago Roel, especialista en temas de seguridad pública y fundador del Semáforo Delictivo, coincide con Peña y declara que “cuando sube la violencia extrema, y deteriora el ambiente, también suben las violaciones”.

En Cuestione, buscamos la versión de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México sin que, hasta el momento de la publicación de esta nota, hubiésemos tenido respuesta.

Las más vulnerables

De acuerdo a Santiago Roel, especialista en seguridad pública, las principales víctimas son niños y niñas menores de edad y las mujeres de 20 años o más.

También nos compartió que la mayoría de las violaciones a niños y niñas se da por un exceso de confianza, ya que por lo general son víctimas de parientes cercanos. “Puede ser el tío o el padrastro”, de algún conocido, como “un vecino, un amigo de la familia, un entrenador o un sacerdote”. O, finalmente, por un desconocido.

La recomendación a los padres de familia es no dejar a sus hijos con desconocidos y estar al pendiente de sus emociones, ya que las víctimas suelen verse tristes, decaídos o con miedo a quedarse solos. Y en caso de que los niños lo expresen verbalmente, creerles y acudir con la autoridad para recibir ayuda.

Santiago Roel mencionó que “las mujeres también suelen ser víctimas de parientes o desconocidos” y recomienda que “salgan en grupos, procuren no andar solas en la calle y que cuiden sus bebidas” cuando salgan a divertirse.

No confían en la autoridad

David Peña afirma que “la mayoría de las personas que denuncian fueron víctimas en escuelas o transporte público” y que, en el primer caso denuncian más, mientras que cuando sucede en el transporte o en la vía pública difícilmente acuden a un ministerio público “porque el sistema no les da la confianza, las prejuician, inhiben la denuncia con la impunidad”.

Relata que en el ministerio público les llegan a decir “consígame más datos, no puedo hacer la investigación con eso”, sobre todo cuando la víctima no vio bien a su agresor “porque quizá la tomaron por la espalda, o estaba muy oscuro”.

Sin embargo, dijo que en caso de que la violación se haya dado en un lugar con cámaras de vigilancia en los alrededores, eso podría facilitar la investigación.

El abogado afirma que, entre más inmediata sea la denuncia, hay más probabilidades de que se encuentre al culpable porque pueden recabar pruebas físicas. De lo contrario, estas se pierden con el tiempo, junto con los recuerdos “pues el cerebro te protege de hechos traumáticos”.

Una problemática que identifica el abogado es que “no existe trabajo en conjunto entre autoridades” ya que cada caso de violación se trata de manera aislada cuando “podrían investigarse bajo un patrón dependiendo de las características del ataque”.

Próxima y última entrega: secuestro

No sólo lo dicen las cifras, también los expertos coinciden en que los niveles de violencia están aumentando. El tema de seguridad debería convertirse en prioridad y el gobierno capitalino tendría que establecer una estrategia clara y contundente contra el crimen.

Los días pasan y los números siguen creciendo, la pregunta que queda en el aire es ¿hasta cuándo?

Si te interesa el tema no olvides checar: #MeToo mexicano, el movimiento que evidenció una epidemia contra ellas



Compartir: