Tu Político
Tu Político
La basura se desborda: crisis en puerta para la Ciudad de México
Más de 13 mil toneladas generadas diariamente
31 May | 2019
Por: Verificación y datos
La basura se desborda: crisis en puerta para la Ciudad de México
Más de 13 mil toneladas generadas diariamente
May 31, 2019
por: Verificación y datos
Compartir:

La actividad diaria de 20 millones de personas que habitan o laboran en la Ciudad de México es la principal causa de las enormes cantidades de basura que se generan día con día en la capital del país.

Tal es la magnitud de la generación de desechos que, de acuerdo a la revista académica Proceedings of the National Academy of Sciences, la CDMX ocupa la segunda posición dentro de las ciudades que más basura generan, solo después de Nueva York.

Sin un plan de acción claro para resolver esta problemática, la generación y el manejo de desechos debería ser una preocupación fundamental por la crisis en puerta que representa.

En Cuestione hicimos un análisis a fondo sobre esta problemática y te explicamos cómo luce el panorama.

Un Azteca a reventar

Cada año los habitantes de la capital generamos más basura. De acuerdo a cifras del Inventario de Residuos Sólidos de la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México, en 2017 (últimos datos disponibles), la capital del país generó cerca de 13 mil toneladas de basura por día.

De acuerdo a cálculos de El País, esa cantidad de basura alcanzaría para llenar a tope el estadio Azteca.

De seguir con la tendencia observada, para 2019 los residuos producidos diariamente en la CDMX sobrepasarían el volumen del Azteca, provocando un desborde.

¿Lo peor? Cada vez se complica más la logística para manejarla y deshacerse de ella.

¿Qué alcaldías generan más basura por habitante?

En 2017, cada habitante de la Ciudad produjo en promedio 1.36 kilogramos de basura diariamente. Sin embargo, entre alcaldías hay diferencias grandes en la producción de basura de sus habitantes.

A continuación te presentamos un mapa de la CDMX que muestra cuántos desechos generaron los habitantes por cada alcaldía.

Las alcaldías que destacan por ser las que generan más basura son: Cuauhtémoc (2.47 kgs), Miguel Hidalgo (2.27 kgs) y Venustiano Carranza (2.01 kgs).

En el caso contrario, Milpa Alta, Álvaro Obregón y Cuajimalpa fueron las demarcaciones que menos deshechos generaron con 870, 900 y 930 gramos, respectivamente.

¿A dónde la enviamos?

A partir del cierre del Bordo Poniente en 2012 -tiradero que recibía toda la basura de la capital- la Ciudad de México requiere del apoyo de estados vecinos para enviar sus desechos. El Estado de México y Morelos reciben diariamente miles de toneladas que no pueden ser manejadas en la capital.

Sin embargo, no existe evidencia de que estos tiraderos les den el tratamiento adecuado. Por lo que no sólo hay un gasto importante en el traslado de los desechos, sino que no hay ninguna garantía de que se hagan labores de separación y reciclaje.

¿Hasta cuándo?

Salvador Meneses, presidente de la organización Basura Cero México AC, comentó que mientras no haya una política pública que sirva para desincentivar la generación de la basura el problema seguirá creciendo, pues los productos “son cada vez más de un solo uso”.

Meneses apunta que este es un problema multidimensional pues está muy relacionado con “el estilo de vida de los citadinos que es cada vez más acelerado, actualmente hay muchos servicios de repartición de comida que utilizan varias bolsas y empaques”.

También comenta que lo mismo sucede con las compras en línea, además de que “la industria ha hecho más fácil la disponibilidad de mercancías” que genera un aumento en el consumo.

Por su parte Héctor Francisco Castillo, doctor en sociología y especialista en problemas urbanos relacionados con basura, nos explica que la basura que generamos en la Ciudad de México “se va a los tiraderos del Estado de México y de Hidalgo”, pues “ya no cabe en la capital”.

Frente a este problema, el investigador muestra su preocupación por la creciente generación de la basura que parece no tener fin.

Además, resalta que “no ha habido gobierno que entienda la generación de la basura” y por lo tanto también sufrimos de “la ausencia de datos claros” sobre este tema.

¿Qué provoca?

Quizá parezca lógico que el exceso de la generación de basura provoque enfermedades pero parece que las autoridades no lo tienen tan claro.

El presidente de Basura Cero México AC afirma que lo más grave es que existen tiraderos clandestinos en la capital que generan gases tóxicos. “Cuando no se tiene un control de combustión se generan dioxinas y furanos”, es decir “sustancias cancerígenas”, aclara el experto.

Al respecto explica que si por ejemplo “una vaca llega a ingerir alguna de estas sustancias, existe el riesgo que se queden en su organismo y lleguen al cuerpo humano a través de la ingesta de carne”.

Además estar expuesto a los gases que generan los residuos, puede provocar enfermedades digestivas y respiratorias.

¿Hay solución?

Frente a la falta de medidas claras en la nueva administración, el investigador Héctor Francisco Castillo hace un llamado a las autoridades para que generen un plan de manejo de residuos detallado, que involucre la colaboración y coordinación entre las alcaldías, el gobierno capitalino y los gobiernos estatales.

Además pide que se incorpore un enfoque de inclusión social, para capacitar e incentivar a los pepenadores  sobre “dónde sí, y dónde no” pueden colocar cada residuo.

Finalmente pide campañas de concientización para reducir el consumo de la población.

¿Qué sigue?

De manera similar a lo que sucede con la contaminación del aire, el problema de la basura requiere de una solución integral en la que ciudadanos y autoridades puedan actuar colectivamente.

Reducir, reutilizar, reciclar y colaborar con la recuperación de basura, son las 4 erres con las que podemos colaborar para dejar de acumular la cantidad de basura que estamos generando.

En el Congreso de la Ciudad de México se propuso recientemente legislar para dejar de utilizar plásticos de un solo uso como las cápsulas de café, globos, bolsas, charolas para transportar alimentos, entre otros. Lo cual se podría aplicar a partir de 2021.

¿Será el primer paso de una nueva estrategia para combatir este fenómeno? ¿el gobierno será capaz de frenar la generación de basura? ¿los ciudadanos estamos dispuesto a cooperar?



Compartir: