Free Porn





manotobet

takbet
betcart




betboro

megapari
mahbet
betforward


1xbet
teen sex
porn
djav
best porn 2025
porn 2026
brunette banged
Ankara Escort
1xbet
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
1xbet-1xir.com
betforward
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
betforward.com.co
deneme bonusu veren bahis siteleri
deneme bonusu
casino slot siteleri/a>
Deneme bonusu veren siteler
Deneme bonusu veren siteler
Deneme bonusu veren siteler
Deneme bonusu veren siteler

2022, el año en que el mundo se polarizó

Compartir:

- Advertisement -

El año que recién terminó deberá de ser recordado como uno en el que la humanidad retrocedió en el tiempo a momentos que pensamos que habíamos superado.

El conflicto bélico en Ucrania y las decisiones de las cabezas visibles de los países involucrados y sus aliados nos arrastraron al borde de un conflicto apocalíptico. “Guerra nuclear” fue una frase que ocupó los titulares en distintos momentos del año, debido a las amenazas claras o veladas de Vladimir Putin, presidente de Rusia y Joe Biden, mandatario estadounidense, entre otros.

Pero ese no fue el único ni el más peligroso de los escenarios que enfrentamos. Y también hubo momentos de lucidez y esperanza. Por eso, en Cuestione queremos hacer un recuento de lo más significativo que vivimos en el año, hacer un corte de caja y asomarnos un poco a lo que nos espera en este 2023 que recién inicia.

El año pasado lo iniciamos con un sorprendente incremento en la inflación. Con los pelos de punta, medios y especialistas alertaban por que los precios subían a un ritmo acelerado en todo el mundo y advertían que era una tendencia que no se detendría. Y así fue

En México iniciamos con una inflación de 7.07% y aunque alcanzamos picos de hasta 8.77% en agosto, el incremento en las tasas de interés, así como la aceleración de la economía por el fin de las restricciones de movilidad provocadas por la pandemia, nos regresó al nivel de 7.8% en noviembre. Y México no fue de los países más afectados. 

A nivel mundial, entre los países del Grupo de los 20 más ricos del planeta, Argentina alcanzó en noviembre una inflación de 92.4%, mientras que China fue la menos perjudicada con un registro de apenas 1.6%. 

Como decíamos, dentro de las buenas noticias, una fue que las restricciones de movilidad y medidas inútiles para combatir la pandemia por COVID-19, como los tapetes sanitizantes, toma de temperatura y uso de gel antibacterial en espacios públicos se fueron eliminando, lo que trajo consigo no solo la reactivación de la economía sino la normalización de la vida cotidiana.

El virus que paralizó al mundo no se ha ido ni se irá nunca. Pero en 2022 aprendimos a dejar de tenerle miedo, a cuidarnos y cuidar a los demás con responsabilidad. El que por fin se haya universalizado la vacunación, incluidos menores de edad, fue un detonante importante. Se tardaron las autoridades, pero lo hicieron. 

Ahora viene la etapa de presionar para que liberen las vacunas y que estas se puedan comprar de manera libre por la ciudadanía que lo requiera, porque el plan de vacunación del gobierno pareciera haber desaparecido, no así la aparición de nuevas variantes que requerirán refuerzos continuos.

En el terreno político vimos un claro incremento de la polarización en todos los frentes y en la gran mayoría de los países del mundo.

En América, por ejemplo, hubo un avance importante de las autodenominadas izquierdas, luego del triunfo de Luiz Inacio Lula da Silva en Brasil, Gabriel Boric en Chile y Gustavo Petro en Colombia

Fuimos testigos también de cómo los liderazgos erráticos, como el de Pedro Castillo en Perú, terminaron la aventura “progresista” en aquel país, luego de que el ahora ex presidente intentó dar un golpe de Estado y terminó tras las rejas.

En Estados Unidos, por su parte, cuando se esperaba una elección intermedia en la que arrasara la derecha más radical, vimos una movilización de jóvenes que salieron a detener la ola conservadora, luego de que sus derechos se vieran amenazados por acciones retrógradas como la de la prohibición del aborto en varios estados dominados por el Partido Republicano. 

En México, la polarización creció. Y no solo entre opositores y oficialistas, sino también al interior del gobierno y de Morena. El destape de las corcholatas presidenciales solo consiguió acelerar el proceso de descomposición al interior del partido oficial.

Por desgracia nos tocó ver cada semana a Layda Sansores en El martes del jaguar. Y no solo eso, que ya era suficiente. Nos tocó verla violar la ley ventilando audios de personajes políticos como el impresentable Alejandro Moreno o el senador Ricardo Monreal para tratar de desacreditarlos

Fue el año de las bardas pintadas con mensajes de apoyo a las y los precandidatos del régimen a la presidencia. El de las marchas a favor del INE y en contra del conservadurismo.

El año en que un grupo de hackers puso de cabeza al Ejército Mexicano y en que los escándalos de corrupción nos recordaron a los ladrones del pasado en el gobierno, de los que no eran iguales.

Fue pues, el 2022, un año retador que nos deja aún muchos desafíos. La reforma electoral inconclusa que impulsa el gobierno debe pasar por varios obstáculos y, seguramente, terminará decidiéndose en el pleno de una Suprema Corte con nuevo liderazgo.

Será un año de definiciones políticas, pues habremos de conocer a las y los candidatos a la presidencia, veremos si el PRI sobrevive a su dirigencia y logra mantener en sus garras el Estado de México y Coahuila.

También será el año del ocaso del presidente López Obrador y del ascenso de liderazgos en su partido y en la oposición. Veremos si son nuevos o solo cascajo reciclado.

Además, será un año de alta tensión a nivel internacional: el mundo debe encontrar el camino para evitar a toda costa un enfrentamiento entre las potencias nucleares y, al mismo tiempo, construir el futuro de las nuevas generaciones. El cambio climático, la pobreza y la lucha contra las pandemias serán temas torales en las agendas del planeta.

El 2023 promete ser un año intenso, de cambios pero también de análisis. Debe ser, sí o sí, el primer año del resto de nuestras vidas.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe las noticias más relevantes de México cada mañana, inicia tu día informado.