El anti imperialismo: herramienta de ciertos gobiernos para unir al pueblo contra “el enemigo”

Compartir:

“El Imperio es el enemigo”, esta frase era parte central de la narrativa de Fidel Castro en Cuba. Hugo Chávez y actualmente Nicolás Maduro coinciden con la retórica revolucionaria del comandante cubano al encontrar en Estados Unidos a un responsable de sus dificultades.

Al bloqueo de EU, Castro respondía con el apoyo de la Isla a la “internacionalización de la guerrilla” en varios países de Latinoamérica. Mientras que Chávez, en 2006, ante la Asamblea General de la ONU, dijo sobre George Bush: “El diablo está en casa. Ayer el diablo vino aquí. En este lugar huele a azufre”. Ejemplos como estos hay muchos, pero…

¿Cuál es el objetivo de este discurso? ¿En qué momento se hace más notorio? Claudia Aldana, doctorante en Ciencias Políticas y Sociales en la UNAM y académica de la FES Aragón, y Ricardo Pascoe, doctor Honoris Causa por la Senior University International de Vancouver, Canadá y ex embajador de México en Cuba nos ofrecen sus visiones.

Te puede interesar: Nacionalismo, la narrativa exitosa lo mismo en Europa que en América Latina

La astucia de Fidel en Cuba

El uso de “imperio” en la narrativa como una amenaza exterior se presenta en “prácticamente todos los gobiernos en alguna medida mayor o menor”, precisa Ricardo Pascoe. “Toda sociedad tiende a ubicar un cierto porcentaje de problemas en un enemigo exterior o todo gobierno, en todo caso”.

Y en Cuba, Fidel Castro se caracterizó por pronunciar discursos ininterrumpidos por horas. Con un manejo de tiempos y formas en esa narrativa en que lo mismo incluía la arenga “patria o muerte, venceremos”, que la frase “condenadme, no me importa, la historia me absolverá” en 1953.

Fidel Castro supo utilizar eso con gran inteligencia y astucia, particularmente por la época del conflicto del imperialismo, socialismo… pero hay que ver también que las narrativas siempre tienen que tener algo de verdad”, nos explicó el ex embajador de México en Cuba.

En noviembre de 2005, el Comandante en Jefe Fidel Castro ofreció un discurso desde el Aula Magna de la Universidad de La Habana. La palabra “imperio” fue pronunciada 44 veces. 

Hizo mención de la intención de EU por atacar Irán –un aliado estratégico– por producir combustible nuclear; del silencio estadounidense sobre el muro con México, cuando del Muro de Berlín “hablaban todos los días”; de la solidez de la revolución cubana ante EU…

“Este país puede autodestruirse por sí mismo; esta Revolución puede destruirse, los que no pueden destruirla son ellos (refiriéndose a Estados Unidos). Nosotros sí, nosotros podemos destruirla, y sería culpa nuestra”, dijo Fidel Castro.

“Un gobernante no puede simplemente mentirle a la gente. Tiene que haber algo de verdad, tiene que haber una cierta percepción social de que hay un elemento de injusticia en el trato, entonces, obviamente EU ha agraviado a Cuba con el bloqueo”, dice Pascoe Pierce.

Esta retórica contra el intervencionismo le permitió al régimen castrista consolidar el discurso “anti-yanqui”. Y aunque los Castro ya no aparecen al frente de Cuba, persiste el castrismo; así lo hicieron notar opositores ante el fin de mandato de Raúl Castro en abril de 2018.

Claudia Matilde Aldana González, doctorante en Ciencias Políticas y Sociales con orientación en Relaciones Internacionales en el Posgrado de la FCPyS, UNAM, ubica a Estados Unidos como “el hegemón” –el país más poderoso– del continente americano.

“EU ha ejercido históricamente su poderosa influencia en los países de Latinoamérica, mediante una política exterior de intromisión permanente en los asuntos internos de cada uno de los Estados… Un ejemplo de ello fue la guerra que llevó a cabo contra España en 1898 con el objetivo de apoderarse de Puerto Rico e intervenir en Cuba”.

El discurso del Comandante 

Aldana González nos dice que la narrativa de Fidel Castro “no era un discurso para desviar la atención de los problemas internos de Cuba, al contrario, es solo la verdad, todos los problemas internos y externos desde que surge como nación independiente, tienen como origen la ilegal injerencia y violación de su soberanía por parte de los EU”.

Incluso sobre el bloqueo que EU ha mantenido por 26 años, “la comunidad internacional ha expresado su rechazo unánime en la Asamblea General de la ONU, pugnando por que se levante. Únicamente EU e Israel votan en contra”.

“A pesar de todo, Cuba posee los más altos índices de desarrollo humano y sostenible de Latinoamérica y el Caribe, tiene cero tasa de analfabetismo, tiene uno de los mejores sistemas de Salud Pública”, agregó la experta.

Quizá quieras leer: Nacionalismo y fascismo, hijos de la crisis de 1929. ¿Se repetirá la historia?

Chávez con estrategia del petróleo en la OPEP

Un factor que fortaleció la narrativa de Hugo Chávez en Venezuela tuvo relación directa con el petróleo. En 2001, dos años después de asumir la presidencia, el líder bolivariano dio paso a la Ley de Hidrocarburos de 2001, que otorgó a Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA) preferencias sobre la inversión privada.

De hecho, durante la primera etapa de Chávez (1998-2006) los precios del petróleo pasaron de los 10 dólares por barril a sus máximos históricos de más de 78 dólares, según se plantea en el estudio Hugo Chávez y el futuro del petróleo venezolano (I): el resurgimiento del nacionalismo energético

“Lo que Hugo Chávez estaba tratando de justificar era colocar a su país… Para él era importante enfatizar, aprovechando la invasión a Irak, el tema del petróleo, que Venezuela era miembro de la OPEP”, refiere Ricardo Pascoe.

De acuerdo con el ex embajador de México en Cuba, la narrativa de Chávez se refiere a “un enfrentamiento con Estados Unidos por el precio del petróleo. EU siempre ha tratado de bajar el precio y los países (productores) a subir el precio del petróleo; entonces, era un alineamiento estratégico financiero de Venezuela en ese caso”.

El imperio era el enemigo para Hugo Chávez. Acusó a EU del intento fallido de golpe de Estado y a George Bush de estar detrás de los actos violentos del 11 de abril de 2002, en el que murieron 11 personas y al menos 300 resultaron heridas.

Además de asegurar que el Instituto Nacional para la Democracia otorgó más de un millón de dólares a la organización opositora Súmate para definir acciones desestabilizadoras. Chávez comparó el supuesto plan desestabilizador con las acciones bélicas que realizó EU en Irak. 

Chávez, crítico del neoliberalismo

Para la académica Claudia Matilde Aldana González, “Hugo Chávez fue un hombre bastante letrado, cuyo actuar tenía detrás un sólido sustento teórico con base en una afición por la lectura de autores críticos al neoliberalismo y al capitalismo en general. Por supuesto, sabía lo que decía al referirse al imperialismo”.

Según la experta, el líder venezolano “no fue ningún pregonero, pero sí fue uno de los estadistas más valientes, que se atrevió muy firmemente a decir la verdad tal cual en el foro que pisara y frente a quien fuera. Y eso desquició a muchos”.

Aldana González nos explica que “el imperialismo al que Chávez hizo referencia en innumerables ocasiones, es el mismo al que autores y teóricos como Eduardo Galeano, Noam Chomsky, Julio Gambina, Jean Ziegler, Ernesto Sábato, Carlos Marichal, Atilio Borón, Michel Chossudovsky, Joseph Stiglitz, Claudio Katz…”

Para EU, personajes como Chávez “se vuelven no sólo incómodos, sino un objetivo a vencer a través de diferentes niveles de ataque estratégico… se le ataca de populista, de comunista, de dictador, de tirano, de megalómano, de ser un peligro al que hay que eliminar del poder”.

Más sobre: ¿México depende de Estados Unidos más que nunca?

¿Y el caso de Nicolás Maduro?

La académica de la UNAM nos menciona que Nicolás Maduro continúa con las reformas y programas sociales de la Revolución Bolivariana que inició Hugo Chávez: defensa de los recursos naturales, energéticos y minerales; respeto absoluto a la soberanía de Venezuela, y la cooperación internacional y estableciendo relaciones de amistad con las naciones del mundo.

“No obstante, aunque el discurso de Maduro es firme y contundente… considero que ha sido más mesurado, menos emotivo, radical y protagónico, que su antecesor, al cual le sigue rindiendo un gran respeto”.

Ricardo Pascoe nos menciona que Nicolás Maduro maneja una narrativa de “Estado protector de la sociedad, que protege a sus ciudadanos de los peligros. Especialmente si hay un peligro exterior, pues qué mejor para consolidar sus intereses económicos y políticos”.

Maduro, considera, “jugó esta carta a fondo en Venezuela, pero incluso, gobiernos como el argentino ahorita está jugando fuertemente la carta anti centros financieros internacionales “crueles”, que quieren ver sufrir al pueblo argentino cobrando las deudas que tienen, entonces van en contra del Fondo Monetario Internacional”.

López Obrador y ese manejo de narrativa

En México, nos recuerda Ricardo Pascoe, el manejo de narrativas como las de Fidel Castro y Hugo Chávez no es nuevo. “Bastantes regímenes han utilizado el peligro del norte, el famoso: ‘Pobre de México, tan lejos de Dios y tan cerca de Estados Unidos’ de Porfirio Díaz”.

Y al hacer referencia al gobierno de Andrés Manuel, indica que “ya está inclinándose hacia eso; primero pide la disculpa de los españoles, entonces ya coloca a España como un enemigo exterior, como un agravante de la historia nacional y de alguna manera incluso el odio y el espíritu anti español según él que teníamos los mexicanos”.

Apenas el pasado 7 de mayo, Andrés Manuel López Obrador dio a conocer el envío de una nota diplomática a EU, en la que exige una explicación del supuesto financiamiento de la U.S. Agency of International Development (USAID) a Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

Durante la mañanera se mostró parte de un recibo con carácter de donativo a favor de MCCI. La transferencia electrónica fue presuntamente realizada por la USAID. “Solicitamos que esa embajada confirme si se ha apoyado a esta organización, y de ser así, solicitamos atentamente que la agencia correspondiente considere suspender el apoyo financiero… 

“En virtud de que el financiamiento a actores políticos va en contra de las relaciones de respeto mutuo y no intervención propias de la relación entre el gobierno de la administración (de nosotros) con la administración del presidente Biden”, se lee en la nota diplomática.

Igual te interesa: China le quitó su lugar a México como principal socio comercial de Estados Unidos

Ante el señalamiento, MCCI rechazó la acusación. “Exhibir desde la tribuna del Presidente de la República documentos fiscales con datos sensibles es inconstitucional”, indica el comunicado.

Y agregó que al hacerlo, se “viola el artículo 6 apartado A y 16, segundo párrafo de la Carta Magna, el principio de reserva fiscal y diversos artículos de la Ley General de Protección de Datos Personales en Posesión de Sujetos Obligados”.

Sobre EU, Ricardo Pascoe, nos recordó también que el presidente “está pisando un espíritu contra Estados Unidos al estar provocando, principalmente con los cambios legales, en torno a temas que él sabe que van en contra del T-MEC firmado con EU y Canadá”.

El ex embajador de México en Cuba ve que “en el sector energético él (López Obrador) está queriendo colocar al otro país como el agresor en contra de algo de nuestra dignidad nacional. Está tratando de construir una narrativa en ese sentido”.  

La gran pregunta, explica Pascoe Pierce, “es si le dará para gestionar un sentimiento anti yanqui en caso mexicano. Yo les pregunto a mis alumnos ¿cuántos tienen algún familiar o una amistad cercana de la familia viviendo en EU?”

“Prácticamente el 100% levanta la mano, es decir hay una interrelación entre EU y México, que hace más complicado el despertar un nacionalismo anti yanqui en México, pero de que él (López Obrador) tiene ganas de eso, no tengo la menor duda. De que le funcione es otra cosa”, concluyó Pascoe.

Narrativas contra el imperio ¿qué tan dispuesto estará el presidente para proseguir con discursos como los de Fidel Castro, Hugo Chávez y Nicolás Maduro?

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe las noticias más relevantes de México cada mañana, inicia tu día informado.