Biden, entre la baja aprobación y buenos resultados

Compartir:

- Advertisement -

Al 3 de abril de 2024, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, tiene un porcentaje de desaprobación del 55% de la ciudadanía estadounidense entre la que logra el apoyo solo del 39.4%, de acuerdo con FiveThirtyEight (538) -un blog de agregado de encuestas estadounidense que se centra en el análisis político y encuestas.

Comparado con presidentes previos de Estados Unidos, la popularidad de Biden es grave. Según la información que recopila 538 por medio de encuestas, datos y evidencia, al comparar el sexenio del presidente Donald Trump con lo que lleva el de Biden, resulta que el republicano le lleva ventaja al actual presidente.

En el último semestre del gobierno de Donald Trump -antes de las elecciones presidenciales- contaba con una aprobación del 45.2%. En el mismo periodo, que es en el que se encuentra el presidente Biden en abril de 2024, el actual presidente cuenta con el 39.4% de la aprobación de la ciudadanía.

Te puede interesar: Grupos ultraderechistas y antiinmigrantes fomentan polarización en Estados Unidos con fines políticos

Lo mismo sucede si revisamos la popularidad del ex presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien gobernó de 2009 a 2017 y que en la recta final de su mandato contaba con el 47.2% de aprobación y el mismo porcentaje tenía George W. Bush, y quien le precedió en la oficina oval, Bill Clinton, con un 51.3%, de acuerdo con los datos de 538.

Sin embargo, un estudio que realizaron historiadores entre noviembre y diciembre de 2023 y publicado en febrero de 2024 por el profesor Brandon Rottinghaus de la Universidad de Houston y el profesor asistente de la Universidad de la Costa de Carolina, Justin S. Vaughn, rescata elementos de la administración de Biden.

Los académicos consultados resaltan entre los logros de Joe Biden: la gestión de la pandemia de COVID-19; la reconstrucción de carreteras, puentes y otras infraestructuras del país; haber liderado una coalición internacional contra Rusia por el conflicto que sostiene con Ucrania, entre otros. 

Pero existe una disparidad entre la percepción que tiene gran parte de la ciudadanía entre los logros reconocibles del presidente demócrata y el apoyo que tiene Donald Trump, incluso ahora que se encuentra haciendo campaña mientras enfrenta diversos cargos penales que han hecho que sea el primer presidente en la historia de Estados Unidos de ser detenido y sentado en el banquillo de los acusados.

La guerra en Ucrania, un factor decisivo

A pesar de que la figura del republicano Donald Trump es mucho más controversial que la de Joe Biden y el partido Republicano tenga en la mesa medidas más radicales en cierto temas, como la migración, la realidad es que la política exterior de Biden le ha hecho bastante mella en sus niveles de aprobación, nos dijo Arlene Ramírez Uresti, doctora en Relaciones Internacionales y académica de la Universidad Iberoamericana.

“De Donald Trump, particularmente, hay que revisar su política exterior. Él se ufana de haber de haber terminado con el Estado Islámico porque retiró las tropas estadounidenses de Afganistán e Irak y se “atribuye” el éxito de la política exterior de Estados Unidos en Medio Oriente en la lucha contra el terrorismo trasnacional”, nos dijo la especialista.

Te puede gustar: El “apartheid” israelí o cómo salir impune de crímenes de guerra cuando Estados Unidos está de tu lado

La especialista nos explicó que el republicano, quien pretende regresar a la Presidencia en noviembre de este año, se está aprovechando de la mala calificación de Biden para sostener una retórica más contundente y más agresiva.

Y añadió que, sin embargo, en la operación, la postura del mandato de Trump (2017 a 2021) fue la de no continuar el gasto militar y eso lo llevó -hasta cierto punto- a un nivel de crecimiento y de estabilidad económica que hoy los Estados Unidos no tiene. Lo que también está reconociendo la ciudadanía estadounidense.

Joe Biden está calificado como el peor presidente de la historia de los Estados Unidos, está peor que Richard Nixon en la evaluación global, eso ya es mucho porque el punto de referencia es ‘jamás ser como Nixon’”, sentenció la entrevistada.

“En el rubro en el que Biden está peor evaluado es en el de la política exterior porque la ciudadanía siente que fue demasiado tibio y que los conflictos activos que más preocupan a la humanidad pudieron haber bajado de intensidad si Estados Unidos hubiera tenido una intervención mucho más activa”, continuó.

Así, el apoyo financiero que ha mantenido Biden en la guerra de Rusia contra Ucrania, incluso el apoyo que le da a Israel para mantener el conflicto en la Franja de Gaza son objeto de fuertes críticas que han hecho que caiga a mayor velocidad la aprobación de su administración, nos explicó Ramírez Uresti. 

“Trump acusa que Biden quiere hacerse de recursos porque no tenía la capacidad de terminar con la guerra desde el plano de la negociación y me hace mucho sentido porque es cierto, a pesar de que lo diga Trump, Joe Biden lo que está haciendo es mantener el conflicto activo y tratar de empezar un siguiente periodo presidencial con una guerra activa”, nos dijo. 

También puedes leer: El sindicalismo en Estados Unidos hace una demostración de fuerza

También explicó que esto resuena en la ciudadanía que se cuestiona si su país se estaría ahorrando cantidades monumentales de dinero si tuviera al frente a un o una líder con mayor capacidad de negociación, incluso con otras naciones con las que se supone que no coinciden políticamente, como Rusia.

En ese sentido, Donald Trump está aprovechando para hablarle a la gente que no piensa por él, pero que castiga a Joe Biden por su actuación en seguridad, en salud, en migración y en política exterior. 

“Donald Trump ha dicho varias veces que si él hubiera sido presidente en el momento, el conflicto entre Rusia y Ucrania se hubiera terminado, porque él le apuesta a la negociación con el presidente ruso Vladimir Putin ya que se ha sentado con él a negociar temas comerciales en otros momentos”, destacó Arlene Ramírez.

Al final, las pequeñas y grandes fallas de Joe Biden están siendo fuertemente capitalizadas por su opositor que se acerca cada vez más a la Casa Blanca, con la promesa de ser quien pueda solucionar todo aquello que Biden no logró.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe las noticias más relevantes de México cada mañana, inicia tu día informado.