China llena los “vacíos diplomáticos” que ha dejado EU en su gira por Europa

Compartir:

- Advertisement -

Además de limar asperezas con la Unión Europea (UE), la reciente gira del presidente chino Xi Jinping a ese continente fue para “llenar los vacíos diplomáticos” que ha dejado Estados Unidos y para intentar posicionar al gigante asiático como la máxima potencia mundial del siglo XXI.

“Hoy China es una potencia considerada como en ascenso, una potencia en todos los términos, desde lo económico hasta lo militar, y obviamente este despliegue de su diplomacia es para congraciarse con Europa, pero también para consolidarse como un gran líder mundial”, nos explicó el internacionalista Daniel Muñoz.

Y es que por primera vez en cinco años, Xi Jinping visitó el viejo continente del 6 al 10 de mayo de 2024. Su breve pero simbólica gira abarcó Francia -miembro de la UE y potencia de Occidente-, así como Serbia y Hungría, dos países cercanos a Rusia que representaron un guiño de la cercanía de China hacia Moscú, a decir de analistas.

Además, la gira tuvo como marco los conflictos en Ucrania y la Franja de Gaza, sobre los cuales Pekín ha hecho insistentes llamados a la paz. De hecho, al reunirse con el presidente francés, Emmanuel Macron, Jinping pidió un “cese de la guerra global durante los próximos Juegos Olímpicos de París (a realizarse del 26 de julio al 11 de agosto de 2024).

Te recomendamos: Protestas contra la guerra en Gaza enrarecen aún más el ambiente político en EU

Distensar la relación con Occidente

Sobre la visita de Jinping a Europa y su papel ante la guerra en Ucrania, Muñoz nos dijo que la posición de China “es muy clara y está con Rusia”, pues ambos países están “totalmente alineados” respecto al conflicto ruso-ucraniano. “Eso es lo que justamente no le ha permitido a Occidente darle todo el apoyo necesario a Ucrania para que derrote a Rusia”, abundó.

El también jefe de la carrera de Relaciones Internacionales en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, de la UNAM, apuntó que la UE “ve mal” el apoyo de China a Rusia, por lo que esta gira diplomática de Jinping fue para tratar de acercarse a Europa y reducir “estas rispideces”.

“Durante muchos años la relación de China con Europa, como región geográfica, ha sido un poco tensa, más de carácter comercial. En Europa occidental se ha generado una especie de ‘chinofobia’, pues muchos empresarios y buena parte de la sociedad ven al país asiático como una amenaza económica por las multimillonarias compras de magnates chinos, que van desde equipos de futbol hasta del Puerto del Pireo, en Grecia”, agregó.

Mayor presencia de China en la política internacional

Daniel Muñoz, quien es maestro en Estudios Políticos Europeos por la Universidad de Salamanca, España, nos resaltó que Xi Jinping “hace historia” al asumir un papel protagónico con su gira por Europa, y buscar el diálogo diplomático para participar de las grandes decisiones internacionales.

Quizá quieras leer: China, factor de equilibrio en la guerra Rusia-Ucrania… aunque quizá no por mucho tiempo

“Ahora la diplomacia china se está dando cuenta de que tiene que llenar el espacio del diálogo como no lo había hecho antes. Creo que estos espacios que está ganando China son los que Estados Unidos está dejando vacíos”, señaló el académico al advertir sobre el papel limitado de Washington para lograr la paz en Ucrania y la Franja de Gaza.

“Nunca en la historia de Estados Unidos habíamos visto a un presidente tan poco activo en estos grandes temas de la política mundial. Al presidente Joe Biden no le ayudan ni la edad y que está en proceso electoral. Su figura en la diplomacia está muy mermada. Se esperaba que pusiera en cintura a Israel, pero lamentablemente no está haciendo nada, y ante la guerra en Ucrania, que lleva dos años, tampoco ha logrado finalizarla”, enfatizó el profesor de la UNAM.

En ese sentido, Muñoz nos explicó que China está aprovechando ese vacío de poder de Occidente para ocuparlo y tratar de generar una imagen nueva del gigante asiático: “China no es solo una potencia comercial y manufacturera, ahora también es una potencia que está decidiendo los grandes asuntos de la política mundial”.

Hacia el liderazgo global

Además de su visita a Franciadonde reforzó lazos comerciales y estratégicos-, Jinping estuvo en Serbia y Hungría para firmar acuerdos bilaterales de cooperación comercial y aumentar sus inversiones en ambos países de Europa del Este.

Más información: Ultraderecha, detrás de las protestas electorales en Serbia: experto

Al respecto, Daniel Muñoz nos recordó que Serbia y Hungría pertenecen a la Plataforma 16+1, un acuerdo entre China y países de Europa Central y Oriental que data de 2012, a fin de promover y desarrollar intercambios económicos, así como fomentar las inversiones chinas en la región.

Según se ha informado, esa alianza impulsada por Pekín tiene por objetivo establecer la llamada “nueva ruta de la seda”, es decir, una conexión comercial marítima y terrestre desde Asia hasta Europa mediante la construcción de infraestructura.

“La ‘nueva ruta de la seda’ es un proyecto con el que Jinping busca la hegemonía china a nivel mundial. Incluye alianzas y acciones para generar inversiones y mecanismos de cooperación que vinculen mucho a estos países con China, obviamente para influir en el comercio y el turismo, y que la dependencia hacia el gigante asiático vaya acrecentándose”, nos precisó el internacionalista.

“Obviamente, el principal crítico y opositor de esta ‘nueva ruta de la seda’ es Estados Unidos”, acotó Muñoz, quien concluyó que China lleva a cabo todo este despliegue diplomático y de inversiones para alcanzar el tan anhelado protagonismo mundial en el siglo XXI.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe las noticias más relevantes de México cada mañana, inicia tu día informado.