¿Cómo le hicieron en China para no cerrar las escuelas?

Compartir:

El 16 de abril de 2020, mientras el mundo entero se preparaba para un largo confinamiento a raíz de la COVID-19, la provincia de Guizhou, en China decidió abrir las escuelas para poder continuar la educación de más de un millón de estudiantes del último año de secundaria.

¿Cómo pudieron? Con infraestructura. 

Entre los elementos que ayudaron a China a mantener a este millón de alumnas y alumnos (de los 180 millones que hay en China) y a otros tantos en fases posteriores del confinamiento en las aulas y garantizando su seguridad, están los autobuses escolares preparados para evitar contagios, mascarillas y cubrebocas, control de temperatura y vías de acceso que permitían la circulación de la población infantil.

¿Estos alumnos continúan en clases? Sí, el único hecho que ha logrado cerrar de nuevo las escuelas es una tormenta de nieve que azotó el noreste de ese país. 

Para saber más: Ya hay clases presenciales en algunos países, ¿cómo lo están haciendo?

Experiencia previa

China fue el primer país en registrar un caso de infección por el virus SARS-CoV-2 en el mundo. El primer contagio por la COVID-19 fue en los primeros días de enero y China ya tenía claros ciertos protocolos para controlar este tipo de infecciones, debido a su experiencia previa con la epidemia de SARS.

En 2003 y 2004, este país sufrió la pandemia del Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS), en el que desarrolló una serie de estudios, como los que se realizaron a lo largo del mundo en los últimos meses por el nuevo coronavirus, en los que las autoridades chinas encontraron que cerrar las escuelas tiene un efecto muy pobre durante las epidemias de este tipo.

“En China se descubrió que el cierre de las escuelas durante dos meses no era significativamente efectivo para la prevención de enfermedades, principalmente, debido a la muy baja incidencia de enfermedades sintomáticas entre los niños de edad escolar”, dice el medio Infobae, de Argentina, país que también decidió abrir de nuevo sus escuelas.

En junio muchas escuelas ya estaban impartiendo clases de educación física, como las ubicadas en la provincia de Shandong.

También te puede interesar: Abrir las escuelas, ¿la única buena idea de Trump que nadie está escuchando?

Después de que la epidemia se extendió en toda China en los primeros meses del 2020, regiones como Xinjiang, ubicada en el noroeste de China, reabrieron en marzo todas las escuelas primarias y secundarias. 

La decisión se tomó después de que la región llevará 34 días sin nuevos casos de contagio por la COVID-19. En total, regresaron más de 4 millones de estudiantes a clases en más de cinco mil escuelas.

La segunda ola 

La segunda ola de contagios de coronavirus en algunas regiones del mundo, como en Europa y China está llevando a regresar al confinamiento, como en el caso de Hong Kong, que suspendió esta semana sus clases, debido a que “el nivel de contagios se estaba descontrolando a gran velocidad”, señala el medio argentino Telam.

La medida entra en vigor a partir del lunes 23 de noviembre y se mantendrá las próximas dos semanas.

Los jardines de niños suspendieron sus actividades debido a que se presentaron contagios en ese sector educativo.

Otra de las medidas que las autoridades de salud están tomando, como en todas las ciudades del mundo, es la de invitar a la población a no tener más reuniones, con el fin de detener los contagios de COVID-19.

No es la única, esta semana el alcalde de Nueva York decidió cerrar las escuelas públicas en esta ciudad, debido que registró un 3% de pruebas positivas a COVID-19, la medida dejará sin clases a más de un millón de jóvenes y niños.

Debemos luchar contra la segunda ola de COVID-19”, dijo Bill de Blasio en Twitter.

En México la “primera” y la “segunda” ola de contagios de coronavirus no se distingue, ¿hasta cuando podremos ver las aulas equipadas y con recursos suficientes para que los estudiantes regresen a salvo de este y otros virus?

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe las noticias más relevantes de México cada mañana, inicia tu día informado.