Marcus Rashford pide detener el hambre infantil para navidad en el Reino Unido

Compartir:

Por Samantha González y Shelma Cerrillo

“Mi madre siempre trabajaba de tiempo completo para que en la mesa siempre hubiera alimentos. Pero eso no era suficiente. El sistema no fue construido para que familias como la mía tuvieran éxito, sin importar qué tan duro trabajara ella”, escribió Marcus Rashford en el diario The Times.

La infancia que vivió el futbolista inglés y jugador del Manchester United, fue dura, pero lo ha impulsado a luchar contra la desigualdad, el racismo y ahora, contra la pobreza alimentaria infantil, la cual podría agravarse con la COVID-19. 

Su balón, su posición, su dorsal y su personalidad no sólo lideran la ofensiva de los Diablos Rojos, también la campaña con la que le pide al parlamento que considere sus peticiones para las vacaciones navideñas:

  1. Ampliar las comidas escolares gratuitas a todos los menores de 16 años cuyo padre o tutor reciba un crédito universal o un beneficio equivalente.
  2. Proporcionar comidas y actividades durante todos los días festivos.
  3. Aumentar el monto de ayuda a por lo menos 4.25 euros (116 MXN) por semana y ampliar el número de personas atendidas.

El objetivo era reunir 100 mil firmas. Hoy, más de un millón de personas han firmado la petición de Marcus. Sin embargo, no fue suficiente. La solicitud fue rechazada el pasado 21 de octubre por 322 diputados; sólo 261 votaron a favor.

Eso no lo detuvo. Él, a través de su Twitter, empezó a compartir la ubicación de restaurantes, cafeterías, tiendas y demás negocios que deseaban brindar alimentos a los infantes que lo necesitaran. 

De acuerdo con All of us together, organización que creó un mapa interactivo con información de los lugares que ofrecen comidas gratuitas, son más de 2 mil establecimientos los que se han sumado en todo el país. De esos, 411 han entregado más de 20 mil comidas a inicio de la última semana de octubre.

Su campaña, como el futbol, es un juego en equipo donde todos colaboran y así lo demostró ante el Leipzig de Alemania en la Champions League. Anotó tres goles en tan solo 16 minutos. 

Te puede interesar leer: Expertos en EU piden que la educación primaria se considere actividad esencial

Más juegos ganados

El del número 10 en su espalda, logró modificar una política que parecía irreversible. Anotó un gol, uno que vela por la alimentación de los niños en Reino Unido, uno que no sólo se canta, sino que también se respeta

Que ni un niño, ni una niña se vaya a dormir con el estómago vacío, es la meta que se propuso el jugador del Manchester United, en marzo de este año, de la mano de la organización Fare Share, la cual combate la hambruna y el desperdicio de alimentos en Reino Unido, desde 1994.

Así que, cuando la administración de Boris Johnson, primer ministro y líder del partido conservador, quiso retirar la ayuda que beneficiaba a 1.3 millones de alumnos por el inicio de verano, el ‘10’ del Manchester United publicó una carta en donde relató la importancia de ese programa.

Rashford, al igual que sus cuatro hermanos, fue uno de los niños que comía gracias a ese tipo de programas. Es decir, que parte del éxito que hoy tiene el jugador, tanto en su club -donde milita desde los 11 años-, como en la selección de Inglaterra -donde debutó a los 18-, fue gracias a este tipo de ayuda.

En el texto, que supera las dos cuartillas, también argumentó que no era una cuestión política, sino humana: “Tenemos que mirarnos al espejo y pensar si hemos hecho todo lo que está en nuestras manos para ayudar a esos niños. Dejando las afiliaciones políticas a un lado, ¿no podemos estar de acuerdo todos en que ningún niño debe pasar hambre?”.

Dos días después de la publicación, el parlamento se retractó y la medida continuó durante el verano.

El gobierno tuvo que desembolsar 120 millones de libras (casi 3,300 millones de pesos) para seguir apoyando a los beneficiarios del programa, mientras que el futbolista inglés ha reunido, junto a Fare Share, 20 millones (casi 550 millones de pesos) para la misma acción: ayudar a niños de escasos recursos a tener un sustento para comer

Te va interesar leer: El futbol sin racismo: una exigencia pendiente

No son acciones aisladas

No es la primera vez que el futbolista de 23 años realiza una actividad a favor de los suyos. En 2018, durante la víspera de las fiestas navideñas, el nacido en Wythenshawe, al sur de Manchester, Inglaterra, obsequió artículos de higiene y de temporada a personas sin hogar de la localidad donde él creció.

El invierno pasado, su labor fue apoyada por Selfridges Manchester Exchange, una tienda departamental. Invitó a la gente a donar objetos para que adultos sin hogar pasaran la temporada.

Las donaciones fueron entregadas a tres de los refugios más grandes de la zona: Barnabus, Centrepoint y Lifeshare, como parte de su campaña #InTheBoxChristmasCompaign.

En México, las y los niños también están en riesgo

Las medidas de confinamiento por la COVID-19 no sólo han puesto en juego la estabilidad económica de los hogares del Reino Unido –donde se espera que las tasas de indigencia se dupliquen para Navidad– también la de otros países afectados por la pandemia, incluido México.

Con ello, también se han vulnerado algunos derechos de las niñas, niños y adolescentes; entre ellos el derecho a la educación y el derecho a la alimentación

Casi cinco de cada 10 familias que participaron en la ENCOVID-19, encuesta mensual de la Universidad Iberoamericana, reportaron dificultades para continuar con la educación por falta de una computadora o internet.

Por otra parte, 1.3 millones de estudiantes dejaron de recibir desayunos tras el cierre de las escuelas, que en muchos casos era su primer alimento del día: casi 70% de las y los niños encuestados. 

Lo grave es que no queda claro qué pasó con el dinero destinado a financiar esos desayunos. Para mayo ya se había gastado el 95.6% del presupuesto del programa Escuelas de Tiempo Completo, en el que se contemplan desayunos y materiales escolares, reportó la organización México Evalúa

Ante la posible desaparición de las Escuelas de Tiempo Completo, la organización señaló que “no hay alternativas que pudieran compensar la pérdida del programa. El desdén de este gobierno por la evidencia terminará por afectar a quienes en discurso asume proteger: los niños y jóvenes más vulnerables de este país”.

En julio de 2020 bajó, por segundo mes consecutivo, la seguridad alimentaria de los hogares con niñas, niños y adolescentes al llegar a 21.1%. Eso significa que solo dos de cada 10 hogares con niñas, niños y adolescentes en nuestro país tuvieron comida disponible de manera estable y continua en el tiempo, el dinero para comprarla, alimentos suficientes, inocuos y nutritivos.

Además, uno de cada tres hogares con niñas y niños se quedaron sin alimentos o pasaron hambre por falta de dinero o recursos, de acuerdo con la ENCOVID-19 realizada a través del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo con Equidad (EQUIDE) y UNICEF México.

Al parecer, en México nos hace falta un Marcus Rashford. A su campaña se han sumado otros equipos de la liga de Inglaterra como el propio club de Rashford, el Leeds United, el Wycombe Wanderers de la segunda división, entre otros personajes del deporte y ajenos a él, como la banda Coldplay y el cantante Louis Tomlinson. 


Te puede interesar leer: Maestros sin trabajo, el problema que viene tras el cierre de escuelas privadas



SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe las noticias más relevantes de México cada mañana, inicia tu día informado.