Los hutíes, el grupo armado que puede incendiar el Medio Oriente

Compartir:

- Advertisement -

¿Quiénes son los hutíes que en semanas recientes han puesto aún más de cabeza al Medio Oriente y la región del Mar Rojo? ¿Qué pretenden con sus ataques contra barcos comerciales que navegan en la zona? ¿Por qué las potencias occidentales los ven como los nuevos enemigos a vencer?

“Este grupo terrorista yemení lo que busca es acabar -con la ayuda de Irán– con los intereses de Occidente -encabezados por Estados Unidos y aliados como Arabia Saudita– en esa región”, nos explicó el internacionalista Daniel Muñoz.

El también jefe de la carrera de Relaciones Internacionales en la Facultad de Estudios Superiores Aragón de la UNAM precisó que la intervención de los rebeldes hutíes en el conflicto entre Israel y los terroristas palestinos de Hamás, tiene un trasfondo de carácter geopolítico.

“Los hutíes se suman a la causa geopolítica de Hamás, cuyo principal objetivo es contraatacar la presencia israelí y de los intereses occidentales en Medio Oriente. De alguna manera esta cooperación se entiende porque los hutíes y Hamás son ideológicamente similares en su lógica de guerra entre Occidente y Oriente”, abundó el académico.

Te recomendamos: ¿Qué escenarios le esperan a Gaza tras el fin del cese el fuego entre Israel y Hamás?

Muñoz nos dijo que por su posición geográfica al sur de la Península Arábiga, Yemen es estratégico por estar en la salida hacia el Golfo Pérsico y el Mar Rojo, además de su cercanía con el llamado “cuerno de África” (Somalia, Etiopía y Kenia) y con el Océano Índico. Es decir, es una importante ruta comercial en la que se transporta buena parte de los energéticos que van para Europa y China, y que también pasan por el Canal de Suez, en Egipto.

“Los hutíes saben que generar una situación de inestabilidad en esa región puede resultar muy dañino para el mundo occidental. Ya hemos visto en las últimas semanas cómo estos ataques y bloqueos en el Mar Rojo han causado estragos en el comercio mundial. Por eso Gran Bretaña y Estados Unidos no lo pensaron mucho para contraatacar las bases de los hutíes”, aclaró el profesor de la UNAM.

¿Cómo surgieron los hutíes?

Los hutíes son un movimiento político y armado musulmán, de la rama chiíta del Islam, que surgió en los años 90 del siglo XX como reacción al creciente poder de Arabia Saudita en la Península Arábiga, y por las malas condiciones de vida de la población yemení. El nombre de “hutíes” proviene del primer líder del movimiento, Huseín al Huti.

La llamada Primavera Árabe de 2011 fue la mecha de una guerra civil para derrocar al gobierno. En 2014 los hutíes tomaron Saná, la capital de Yemen, disolvieron el Parlamento y en 2015 establecieron un gobierno autónomo de facto que controla una cuarta parte del país en la región noroeste

Desde entonces, la guerra civil continúa en Yemen e incluso los vecinos Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos han intervenido con bombardeos contra los hutíes en respaldo al gobierno derrocado. 

Más información: Palestina no es Hamás, explican especialistas

Aunque de manera oficial Teherán niega apoyar económicamente y con armamento a los hutíes, se ha informado que los rebeldes yemeníes forman parte del llamado “Eje de Resistencia” de Irán, una alianza de milicias regionales antiisraelíes y antioccidentales. En tal eje participan nada menos que los grupos terroristas Hamás, en Gaza, y Hezbollah, en Líbano.

Yemen vive la peor crisis humanitaria

La guerra civil en Yemen y el enfrentamiento con sus vecinos han provocado en ese país árabe la mayor crisis humanitaria del mundo, según la ONU. Hasta finales de 2021 se contabilizaron 377,000 muertos, y de acuerdo con Amnistía Internacional, todas las partes en el conflicto han cometido violaciones a los derechos humanos.

Y es que la coalición encabezada por Arabia Saudita bloquea los puertos yemeníes, lo que impide la entrada de ayuda humanitaria. Se estima que 24,000,000 de personas, el 75% de la población, necesitan ayuda y protección, mientras que casi 20,000,000 sufren gran inseguridad alimentaria, y 18,000,000 carecen de servicios sanitarios básicos.

Intervención en el conflicto palestino y efectos en la economía mundial

A inicios de diciembre de 2023, los hutíes amenazaron con atacar cualquier barco que se dirija desde el Mar Rojo hacia Israel, independientemente de su nacionalidad, a menos que se permita la entrada de alimentos y medicinas a la asediada Franja de Gaza.

Desde entonces, los rebeldes yemeníes han utilizado casi a diario drones y misiles antibuque para atacar barcos comerciales. Se teme que estos ataques provoquen un shock a la economía mundial, al afectar una ruta marítima por la cual pasa el 12% de los flujos comerciales globales, incluido el 30% del tráfico mundial de contenedores.

Quizá quieras leer: Conflicto de Israel y Palestina: ¿quién gana y quién pierde?

En tanto, cuatro de las cinco principales empresas navieras ya dijeron que suspenderán sus envíos a través del Mar Rojo, mientras que British Petroleum anunció que haría lo mismo, lo que disparó los precios del petróleo y gas. Igualmente, un mayor costo en el transporte de mercancías podría repercutir en los consumidores, y elevar otra vez los precios en momentos en que se trata de controlar la inflación tras la pandemia de COVID-19, según se ha informado.

“Se debe evitar que el conflicto escale”

En ese escenario, el 11 de enero de 2024, EU y Gran Bretaña lanzaron por vez primera ataques aéreos contra objetivos vinculados a los hutíes en Yemen, con saldo de cinco muertos y seis heridos, de acuerdo con un portavoz militar de los rebeldes.

“Se puede generar un conflicto de gran envergadura… estamos hablando de que puede ir creciendo a nivel mundial, y generar -militar y estratégicamente- una nueva guerra fría en la que hay micro-conflictos que pueden cambiar la estructura económica mundial”, alertó Daniel Muñoz.

“Y es que si no se logra contener a Hamás y a los hutíes puede haber una escalada que ponga en riesgo muchos de los intereses de las grandes corporaciones occidentales a nivel mundial”, explicó el experto.

El también maestro en Estudios Políticos Europeos por la Universidad de Salamanca nos señaló que además de evitar el apoyo económico de Irán a los hutíes, la comunidad internacional -sobre todo EU y las potencias occidentales– deben presionar a Israel para que “deje de atacar y causar tanto daño al mundo musulmán”.

Occidente tiene parte de responsabilidad y también parte de la solución: tratar de que Israel vuelva a moderarse para que la tensión en Medio Oriente de alguna manera vuelva a su cauce, aunque a lo mejor en diferentes circunstancias. Mientras no se modere a Israel, los países de Medio Oriente e Irán seguirán enardecidos”, concluyó Muñoz.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe las noticias más relevantes de México cada mañana, inicia tu día informado.