Ni la pandemia logra que la salud sea la prioridad de gasto del gobierno

Compartir:

Debido a la crisis sanitaria y económica que provocó la pandemia de la COVID-19, el gobierno federal ha tenido que hacer modificaciones en el gasto público.

Entre enero y agosto de 2020, los ingresos del gobierno registraron una caída de -2.3% respecto a las proyecciones que la Secretaría de Hacienda estimó para ese periodo. Esto equivale a casi 142 mil millones de pesos, monto superior a los 129 mil millones que se están gastando para la Secretaría de Salud en este año.

Esta situación provocó que la forma de gastar del gobierno también cambiara. En los primeros ocho meses, Hacienda reportó un gasto de 3.8 billones (millones de millones) de pesos, monto 6.1% menor a lo aprobado para ese periodo.

A pesar de esta reducción, algunas dependencias incrementaron su gasto. Lo sorprendente: los mayores incrementos no se dieron en Salud

Más sobre el Tren Maya: Gobierno pide 57 mil millones de pesos para Santa Lucía y el Tren Maya en 2021

Las secretarías de Economía, Turismo, Gobernación y Relaciones Exteriores, así como la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) fueron las que presentaron los mayores incrementos en el gasto, que van desde 19% hasta ¡994%!

En plena pandemia aumentaron 11 veces el gasto de SE

Analizando el Informe Mensual de Finanzas Públicas y Deuda Pública de agosto, elaborado por la SCHP, y comparándolo con el Calendario mensual de presupuesto autorizado para 2020 descubrimos algunas sorpresas.

Y es que, a pesar de estar atravesando una grave crisis sanitaria y económica, ni las secretarías de Salud ni la de Bienestar aparecen dentro de las beneficiadas con un mayor incremento en el gasto para este año.

En primer lugar destaca la secretaría de Economía que, de acuerdo al reporte de agosto de 2020, ha ejercido 35,555 millones de pesos. Esto a pesar de que en el Presupuesto de Egresos para este año solamente le fueron aprobados 3,251 millones de pesos.

Esa diferencia equivale a un incremento de 994%. Es decir, aumentaron 11 veces el gasto que tenían programado para esos meses.

En segundo lugar, también sorprende la Secretaría de Turismo que duplicó el gasto programado al ejercer 6 mil millones de pesos, en lugar de los 2,790 que tenía asignados.

Cierran la lista la Secretaría de Gobernación con un incremento de 31.5%, la Comisión Nacional de Hidrocarburos con un aumento de 28.1% y la Secretaría de Relaciones Exteriores que aumentó su gasto en 19%.

¿Qué factores explican estos aumentos?

De acuerdo con Alejandra Macías, directora de investigación del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), “era lógico que hubiera una reasignación del presupuesto” para enfrentar la crisis económica que se vive.

Y explica que el aumento en el gasto de la Secretaría de Energía se debe a la implementación de los programas de microcréditos que se dieron para apoyar a negocios y empresas durante la pandemia.

En el caso del incremento a la Secretaría de Turismo, Macías aclara que “se debe al Tren Maya”, el cual tuvo una reasignación de presupuesto que le dio mayores recursos.

Pero la directora de investigación del CIEP advierte que la crisis “tendrá efectos a mediano y largo plazo, los cuales no están siendo atendidos por el presupuesto. No hay más gasto en salud, no hay más gasto en educación, que puede ayudar a cerrar las brechas sociales que está generando”.

Por su parte, Xhail Balam, investigadora del programa de Gasto Público de México Evalúa -organización que mes a mes realiza un seguimiento al ejercicio de recursos-, explica que “deber haber una redistribución del gasto, especialmente para la infraestructura en salud y proyectos que sean económicamente rentables”.

Pero denuncia que, a pesar de la crisis, en 2020 se han registrado subejercicios en Salud, respecto a incrementos autorizados en su presupuesto, y destaca que  “la inversión física en este rubro disminuyó 25% respecto al año pasado”, a pesar de que en estos momentos se requiere este tipo de inversión.

¿Cómo cambió el gasto en Salud, Educación y Bienestar?

Analizando el gasto de las secretarías de Salud, Educación y Bienestar, así como los recursos ejercidos por el IMSS y el ISSSTE no queda muy claro, con la información disponible a la fecha, que se estén destinando mayores recursos a Salud.

Aunque la secretaría de Salud reportó un incremento de 2.4% respecto a lo programado para el periodo –1,919 millones de pesos más-, tanto el IMSS como el ISSSTE, que atienden al 47% de la población derechohabiente del país, reportaron reducciones de 2.5% y 3.9%, respectivamente.

Pero Xhail Balam advierte que las reducciones “podrían deberse a cambios en el gasto en pensiones”, los cuales sólo podrán confirmarse cuando Hacienda presente el informe trimestral a finales de septiembre.

Por su parte, el gasto de la Secretaría de Educación Pública fue menor 3.3% respecto a lo aprobado para ese periodo. Eso significa que dejó de gastar 7,216 millones de pesos.

Finalmente, el gasto de la Secretaría de Bienestar, encargada de entregar los apoyos económicos a las poblaciones vulnerables, registró un gasto superior a lo que tenia asignado por 19,159 millones de pesos, que equivalen a 17% más recursos que los programados para esos meses.

A pesar de las dudas que estas decisiones pueden generar, el Ejecutivo ya presentó su plan de gasto para el próximo año, el Proyecto de Presupuesto de Egresos 2021, el cual sigue mostrando que sin importar la situación de las finanzas públicas, los proyectos faraónicos del presidente van porque van.

¿Se pudieron haber invertido mejor esos recursos?

Sobre el PPEF 2021 te recomendamos ¿Por qué el incremento a Salud propuesto para 2021 podría no ser tan buena noticia?

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe las noticias más relevantes de México cada mañana, inicia tu día informado.