¿Por qué las mujeres no pueden vivir del futbol en México?

Compartir:

Por Shelma Cerrillo y Samantha González

Con tan solo 20 años, Daniela Pulido anunció su retiro del futbol profesional. La falta de minutos en el campo, sentir poco apoyo del cuerpo técnico del club Chivas y los bajos ingresos mensuales que tenía, la fueron alejando poco a poco de uno de sus sueños.

“Defendí la playera y la seguiré respetando para siempre. Pero no es la manera correcta de que a ti, como futbolista, luego de hacer las cosas bien, entrenar, dar todo de ti, no te den ni un minuto de jugar y mostrar tus cualidades. Creo que no es la forma de terminar y tampoco la manera en que hubiera querido salir de Chivas”, dijo Pulido, ex futbolista profesional de la Liga MX Femenil, a través de YouTube.

La jugadora llegó al equipo del Guadalajara en 2017, cuando se realizó la primera copa y primer torneo oficial de la Liga MX Femenil. En esa temporada, Daniela sumó 899 minutos y salió campeona en el torneo Apertura, el único título que tienen en la categoría femenina.

La futbolista permaneció tres años en el club, pero en la última campaña del Guardianes 2020, dejó de tener participación con el equipo. Luego, Chivas Femenil anunció once bajas de su equipo, entre ellas Pulido.

Cuatro días después del comunicado del club, Pulido grabó un video en el que declaró que cuando empezó a jugar en Chivas ganaba 2,500 pesos al mes y que tenía que llegar a las prácticas en transporte público. Sus tiempos y trayectos los compartía con su horario escolar.

Tiempo después, le subieron el sueldo a 4,000 pesos mensuales. Para entonces, ella tuvo la oportunidad de contar con un automóvil, así que ahora debía costear su gasolina y manejar una hora hasta el lugar de entrenamiento.

Mientras tanto, algunas de sus compañeras llegaban en bicicleta o en transporte público, pues aún hay quienes cobran menos de dos mil pesos a la quincena, confesó la ex defensa de Chivas.

Pulido reafirmó lo que se ha manejado desde que inició la liga profesional de futbol femenil en México:

Es una realidad que no podemos vivir de esto. Muchas compañeras de otros equipos pasan por lo mismo, tienen que pagar renta, son foráneas… No podemos vivir con ese sueldo”.

Te va interesar leer: Las mujeres en el futbol (y el deporte): una exclusión histórica

La brecha salarial es abismal

Es evidente que, en nuestro país, las futbolistas mexicanas no perciben ni la décima parte del salario promedio mensual de un futbolista varón: más de 640,000 pesos al mes. Pero, esa brecha no solo es exagerada entre hombres y mujeres de esa misma profesión.

“La diferencia de sueldos también es exagerada comparada con cualquier hombre de otra profesión. Y no hay nada que explique cómo es que se dispararon tanto (los sueldos)”, nos dijo Claudia Pedraza Bucio, especialista en género y deporte y doctora en Ciencias Políticas y Sociales por la UNAM. 

“Su trabajo (ser futbolista) no amerita esos sueldos. Muchos dicen que son muy altos porque su vida laboral es corta, 20 años aproximadamente, pero es una trampa porque eso significaría que no se pueden dedicar a otra cosa después”, agregó Pedraza

Aunque la brecha salarial del resto de la población mexicana con un trabajo formal se ha ido reduciendo con el paso de los años y no es tan abismal como entre las y los futbolistas, aún hay una diferencia de 14.2% que no debería existir:

Mientras que los hombres, con un empleo formal, reciben un sueldo promedio de 426.1 pesos diarios, las mujeres perciben 372.9 pesos al día, de acuerdo con cifras de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, con corte a noviembre de 2020.

No se piden salarios exorbitantes

Para trabajo igual, debe corresponder salario igual, sin tener en cuenta sexo ni nacionalidad, se lee en la fracción VII del artículo 123 constitucional. Eso significaría que las jugadoras deberían ganar lo mismo que sus pares varones.

Sin embargo, ganar lo mismo que los hombres no es por lo que se hayan pronunciado futbolistas como Daniela Pulido o la primera goleadora del club Atlas. 

Alicia Cervantes jugaba en el club rojinegro, en 2017, donde ganaba 1,500 pesos al mes. Ella renunció después de que le negaron un incremento salarial.

“Ahora, las jugadoras luchan por poder vivir del futbol”, nos dijo en 2019 Andrea Rodebaugh, ex seleccionada nacional mexicana y actual consultante de la FIFA, frase que, ahora, refuerza Pulido: “No podemos vivir con ese sueldo”.

Lo mismo que Pedraza: “Las futbolistas no se han proclamado por los mismos sueldos que los hombres, pero sí por un ingreso que les permita dedicarse a jugar futbol de manera profesional. Es decir, que puedan cubrir sus gastos de alimentación, médicos y lo necesario para un cuidado físico de alto rendimiento”.

Y es que la diferencia salarial también existe entre mujeres futbolistas de distintas nacionalidades. Por ejemplo, en Francia una jugadora gana, en promedio, 80 mil pesos al mes, mientras que en México ganan 22.8 veces menos: 3,500 pesos, en promedio.

No te puedes perder: Derechos de las mujeres en el fut y en la sociedad: ¿hemos mejorado en 50 años?

Talento de selección

Para Daniela Pulido, Chivas es el club de su corazón. Al igual que ella, su familia también es rojiblanca; de pequeña, iba a los partidos con su padre, por lo que se decantó por el futbol y empezó a hacer del balompié su forma de vida.

La rojiblanca jugó en equipos mixtos y a los nueve años se integró a un equipo de mujeres. Ella perteneció a la selección de Jalisco y participó en la Olimpiada Nacional de 2011, 2012, 2013 y 2014. Luego, fue seleccionada nacional en la categoría Sub 15 y Sub 17. 

En diciembre del 2016 fue cuando la Federación Mexicana de Futbol Asociación comunicó que habría una liga profesional para mujeres. “Ya no tenía que irme al extranjero a cumplir mi sueño, ya lo podía hacer en mi país”, relató la jugadora sobre el inicio de esta competencia.

Realizó las visorías, pasó los filtros y, como se mencionó al inicio de este texto, fue parte de la primera generación de Chivas Femenil.

“En ese momento se hizo realidad, cuando me dijeron ‘Vas a ser parte del equipo más grande de todo México’. Ahí fue donde la pequeña Dani ya estaba dando pasos para cumplir su sueño. Es algo que nunca voy a olvidar”. 

Además de ser jugadora, también estudiaba en la universidad y recalcó que con las rojiblancas nunca falló, no faltó a entrenamientos ni tuvo amonestaciones. A pesar de eso, dejó de ser convocada a juegos y hubo momentos donde ni siquiera se sentía parte de la institución y que esto afectó en su confianza, dijo en el video de YouTube.

Te puede interesar leer: Licencia de maternidad: el derecho que llegó demasiado tarde para algunas futbolistas

¿Qué hace falta para cerrar la brecha de género en el futbol?

El 10 diciembre de 2020, Nelly Simón, directora deportiva de la categoría femenil, expresó en entrevista con Chivas TV que los salarios aumentaron: “Hay jugadoras con sueldos muy bajos y de un año y medio hasta ahora, se han mejorado en todo el plantel. Hay jugadoras a quienes se les subió no solo el 50, sino el 100 o 150% en relación a lo que ganaban antes”.

Pero Nelly sólo habló de porcentajes. Pensemos en Pulido, a quien le aumentaron el salario mensual en 60%, llegando a ganar sólo 4,000 pesos al mes.

Claudia Pedraza señaló varias posibles causas de la falta de salarios justos en el mundo del futbol femenil:

  • Los recursos de los clubes de fútbol están mal distribuidos. Tienen dos productos de primera categoría (varonil y femenil) y solo a uno lo tratan como tal (al varonil). 
  • Inexperiencia de trabajar con equipos femeniles y estar poco preocupados por capacitarse al respecto. 
  • La falta de condiciones igualitarias que generen ingresos que permitan incrementar los sueldos de las jugadoras para que tengan salarios justos.
  • Se necesita inversión, como cualquier otro negocio, para después ver ganancias. Pues aún se está lejos de que la liga sea autosustentable.

De no considerarse estos puntos, no se podría avanzar en el cierre de la brecha de género en el futbol, concluyó Claudia Pedraza.

En colaboración con el portal de futbol Apuntes de Rabona

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Recibe las noticias más relevantes de México cada mañana, inicia tu día informado.